Inicio España ‘Un mismo equipo’ nace para buscar trabajo a personas en riesgo de...

‘Un mismo equipo’ nace para buscar trabajo a personas en riesgo de exclusión gracias al “poder” de las redes sociales

0

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

La iniciativa ‘Un mismo equipo’ nace para dar visibilidad a través de las redes sociales a personas en riesgo de exclusión que han perdido su empleo debido a la crisis económica generada por la Covid-19.

“Hay gente que si quiere le puede cambiar la vida a alguien. Quiero que los influencers se conciencien de que su poder puede ayudar a mucha gente”, ha señalado a Europa Press el impulsor de esta iniciativa, Gonzalo Perales, realizador audiovisual de 32 años que ya ha conseguido encontrarle trabajo a dos personas en tan solo unos días.

El movimiento surgió cuando Perales conoció el caso de Manuel Carrasco, un electricista de unos 50 años que en la esquina de la madrileña calle Alcalá con la calle Goya buscaba trabajo “de lo que fuera”.

“Decidí compartirlo en mis redes y en 20 minutos unos amigos que tienen restaurantes querían contratarle porque necesitaban a alguien de mantenimiento”, ha recordado Perales, destacando que, gracias a que este caso “corrió como la pólvora” por las redes sociales, Manuel recibió “más de 50 ofertas de trabajo”.

Fue entonces cuando el fundador de ‘Un mismo equipo’ se dio cuenta de que había “un fallo en el sistema” y que la gente en riesgo de exclusión no puede acceder al empleo porque necesitan teléfono, ordenador o conocer el uso de las redes sociales: “Se me encendió un click en la cabeza al ver que hay trabajo y también gente desesperada buscando empleo”.

“No se lo creen cuando les dices que con las redes sociales pueden conseguir trabajo, no lo entienden. Hay gente que no conoce el poder que pueden tener las redes sociales y alucinan con todo esto. Al principio son un poco reacios y luego ya flipan”, ha afirmado Perales.

‘Un mismo equipo’ también ha “sacado de la calle” a Elías, un camarero de alrededor de 50 años que tras la pandemia “no tuvo manera de reengancharse” al mercado laboral y que, gracias a la ayuda de las redes sociales, recibió cerca de 20 llamadas para ofrecerle empleo.

“Estoy emocionado, solo darte las gracias por toda esta ayuda, daros las gracias por ver lo que otras personas no ven. Estoy emocionado, no tengo palabras, simplemente ganas de veros para abrazaros. El teléfono no para de sonar y me faltan horas a partir de mañana para empezar a trabajar”, dijo Elías entre lágrimas en un audio enviado tras encontrar empleo.

Este proyecto también ha ayudado a Marian, un hombre con experiencia de conserje, chofer y camarero, que ya ha recibido algunas ofertas de empleo, entre ellas la de una empresa de conserjes que se ha interesado por él.

En la esquina de la Calle Alcalá con la calle Velázquez también busca empleo Luciano, un “tipo muy especial”, aficionado al arte, la lectura y los idiomas, que busca trabajo “de lo que sea” y que tiene “ganas y capacidad” para aprender. “Busco trabajo para ganarme el alimento”, dice el cartel que tiene Luciano colgado en una de sus maletas.

PAULA, PSICÓLOGA CON PARÁLISIS CEREBRAL QUE BUSCA EMPLEO

Paula, una chica de 32 años con parálisis cerebral y titulada en Psicología por la Universidad de Comillas, es otra de las personas a las que está ayudando esta iniciativa. No encuentra trabajo debido a que tiene una movilidad reducida del 70 por ciento, pero le encantaría poder encontrar empleo en un departamento de recursos humanos o en atención telefónica.

“No encuentra trabajo, tiene una movilidad reducida del 70% y no la contratan aunque es sencillamente genial”, ha apuntado el impulsor de ‘Un mismo equipo’ sobre Paula, quien ha trabajado como voluntaria ayudando en la reinserción de presos, habla portugués y canta en el coro de la escuela municipal de música de su pueblo, Meco (Madrid).

Otra de las personas que busca empleo es José, un hombre de unos 55 años al que tras más de 25 años trabajando como vigilante de seguridad le despidieron hace un año, al comienzo de la pandemia, viéndose obligado a pedir en la calle.

José, según aseguran desde ‘Un mismo equipo’, es una “caja de sorpresas” ya que también fue camarero, portero e incluso trabajó como ayudante en una residencia de ancianos ya que “le encanta poder ayudar a los demás”. “Quiero trabajar, estoy pidiendo en la calle, necesito que la gente me ayude, necesito trabajar de lo que sea”, así es como se presenta José en un vídeo difundido en redes sociales.

En apenas 48 horas la iniciativa consiguió cerca de 3.300 seguidores en Instagram, donde se centra gran parte de su actividad, aunque también tiene presencia en Linkedin, Twitter y Facebook; y próximamente contará con una página web para que la gente se apunte para buscar trabajo o como voluntario para ayudar a las personas en riesgo de exclusión.

Asimismo, el movimiento prevé ir más allá de difundir los perfiles de estas personas a través de las redes sociales y quiere poder ayudarles a conseguir ropa para acudir a las entrevistas, hacerles un currículum y tener un seguimiento de cada caso.