Inicio España Un algoritmo para la detección temprana de COVID-19 en zonas remotas, ganador...

Un algoritmo para la detección temprana de COVID-19 en zonas remotas, ganador del Premio everis Global 2020

0

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El proyecto Arkangel AI, un algoritmo de Inteligencia Artificial para la detección temprana de enfermedades como la COVID-19 o la malaria en zonas remotas, ha sido galardonado con el Premio everis Global 2020, que entrega la Fundación Everis desde hace 19 años.

El proyecto del equipo colombiano, liderado por Laura Velásquez, ofrece resultados más rápidos, más escalables, más rentables y mucho más precisos que otros sistemas.

Con la elección del proyecto ganador concluye la XIX edición de este galardón a la que se han presentado más de 2.200 propuestas internacionales en sus respectivas competiciones nacionales en Europa y Latinoamérica, y que abordan campos tecnológicos relacionados con la industria, la biotecnología y la salud y con los nuevos modelos de negocio en la economía digital.

En concreto, el proyecto Arkangel AI es un algoritmo computacional que utiliza redes para detectar malaria o COVID-19 en muestras de sangre desde microscopios. Para su funcionamiento, es necesario tomar una muestra de sangre que se coloca en el microscopio para que Arkangel AI segmente y detecte el número de células infectadas con el virus. Hasta el momento, Arkangel AI ha visualizado 40.000 células y se ha demostrado que tiene una efectividad del 97%.

En su decisión, el Jurado, presidido por la presidenta de la Fundación Everis, Noemí Sanín, e integrado por un equipo multidisciplinar de 14 referentes del mundo de la ciencia, la investigación y el emprendimiento, ha valorado tanto la innovación tecnológica de Arkangel AI como su impacto social, sanitario y asistencial en zonas especialmente vulnerables y con difícil acceso a los sistemas tradicionales de salud.

Según recuerda la presidenta y fundadora de Arkangel AI, Laura Velásquez, hoy en día el 56% de la población mundial muere por enfermedades que se sabe cómo curar, pero que simplemente no se previenen ni se detectan a tiempo. La mayoría de enfermedades virales, como la malaria, afecta a las poblaciones más vulnerables del mundo, donde existe una desigualdad enorme al derecho esencial de salud.

Gracias a un novedoso algoritmo de Inteligencia Artificial, el sistema se adapta a cualquier zona rural o urbana, de forma rápida, precisa, y escalable, adecuándose a las formas de trabajo de cada institución sin irrumpir ninguno de los procesos existentes.

La final, celebrada el 25 de noviembre en formato virtual, ha contado con la participación de John Etchemendy, rector de la Universidad de Stanford (2000-2017) y creador y director del Instituto de Inteligencia Artificial de esta Universidad.