Inicio España Un 10% de los conductores ha sufrido un siniestro o percance por...

Un 10% de los conductores ha sufrido un siniestro o percance por problemas de iluminación

0

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Un 10% de los conductores ha sufrido un siniestro o percance de tráfico por problemas en la iluminación de su coche, según se desprende del estudio ‘¿Qué importancia damos a la iluminación del vehículo?’ elaborado por Lumileds y la Fundación Española para la Seguridad Vial (Fesvial).

Tal como se recoge en el documento, la percepción del conductor sobre sus sistemas de iluminación en el vehículo es bastante conformista, aunque comienza a despertar inquietud e interés, especialmente cuando considera la relación de este elemento con su seguridad.

Así, cerca del 82% de los conductores encuestados reconoce que se ha visto inmerso en situaciones de riesgo donde la iluminación deficiente tenía un impacto negativo directo en la conducción, debido a condiciones de baja visibilidad, lluvia o niebla.

Conducir de noche por una carretera o un túnel sin iluminar y tener defectuosa la iluminación del vehículo o problemas de visión por parte del conductor lo han sufrido entre el 60% y el 70% de los entrevistados.

Por su parte, el 63% de los conductores españoles considera que los problemas en la iluminación del vehículo son bastante graves y derivan en serias consecuencias. En este sentido, uno de cada diez ha tenido un incidente producido por problemas de iluminación.

“La iluminación del vehículo es un elemento importante que actúa como sistema de seguridad activa, proporcionando al conductor la capacidad de ver y ser visto por otros, evitando posibles accidentes de tráfico especialmente en condiciones de baja o mala visibilidad”, recoge el estudio.

PARQUE ENVEJECIDO

En este sentido, el informe explica que el parque de automóviles español está envejecido, lo que hace que los sistemas de iluminación tengan menos cualidades y capacidades que los actuales coches, limitando parte de la seguridad de los modelos.

Sin embargo, los conductores de vehículos de más de diez años consideran que conducir con una mala iluminación nocturna es un factor de riesgo medio, puntuando con un 5,6 sobre 10 la peligrosidad de circular de noche con luces con intensidad y alcance insuficientes, y con un 5,3 sobre 10, conducir de noche con fallo en una de las luces.

Además, solo un 26% de los encuestados cree que llevar luces encendidas durante el día reduce el riesgo y ayuda a percibir mejor al resto de usuarios de la carretera.