Inicio España UGT pide una escuela con menos burocracia y más tiempo para la...

UGT pide una escuela con menos burocracia y más tiempo para la docencia

0

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El Sector de Enseñanza de UGT reivindica una escuela menos burocratizada, con más tiempo para la docencia, la innovación e investigación. En este sentido, considera “imprescindible” unificar la legislación que ordena la vida de los centros, o simplificar y concretar los documentos, tanto los institucionales como los de carácter pedagógico, con el fin de evitar duplicidades innecesarias.

Además de dotar a todos los centros del personal administrativo y de servicios suficiente para la realización de las tareas no docentes, UGT reclama que se proporcionen medios tecnológicos adecuados que simplifiquen y agilicen los documentos y las tareas de docentes y no docentes, así como una plataforma ágil y sencilla que permita el acceso a los programas y herramientas necesarios para la docencia y la gestión de los centros, facilitando la comunicación entre Administración, centros, docentes y familias.

También ve necesario ofrecer formación pedagógica y de gestión en horario escolar y adecuar tanto los horarios de los cargos directivos al número de grupos con el fin de garantizar una mejor gestión, como los tiempos de trabajo actualizados a la nueva realidad: teletrabajo, aulas virtuales, docencia online, etc.

Para el sindicato, existe una alta carga burocrática soportada por los docentes que ha ido incrementándose con cada una de las leyes educativas que ha soportado el sistema educativo desde los años 70.

Según expone UGT, esta situación, acentuada con la LOMCE, recientemente derogada, ha supuesto que el profesorado ocupe una gran parte de su tiempo rellenando fichas, marcando casillas, cumplimentando documentos estandarizados o recopilando datos del alumnado, lo que genera que el docente tenga menos tiempo para la preparación de sus clases, para adaptar las programaciones didácticas al contexto, a la atención a la diversidad y al proceso de aprendizaje del alumnado, para hacer una evaluación continua real o para la creación y desarrollo de nuevos proyectos.

En el último año, la transición del aprendizaje presencial al aprendizaje a distancia debido a la pandemia ha subrayado aún más el papel vital de los docentes, pero también ha contribuido a aumentar la carga de estrés laboral, aspecto que ha sufrido un “considerable aumento” desde el inicio de los confinamientos y los desajustes producidos a raíz de la pandemia.

Los informes internacionales señalan también que los docentes españoles soportan un porcentaje de horas lectivas superior a la media, tanto de los países de la OCDE como de la UE, porcentaje que en el caso de Primaria es superior a 10 puntos porcentuales.

“Cualquier docente sabe perfectamente lo que supone la burocratización de su trabajo dentro y fuera del aula. Programaciones anuales y programaciones de unidades didácticas, proyectos y adaptaciones curriculares, informes estandarizados para cada alumno, informes del grupo-clase, planes de convivencia, actas y más actas de las reuniones de ciclo, de los encuentros con familias, memorias de evaluación, reuniones de orientación educativa, memoria fin de curso…”, enumera UGT.

Asimismo, a los documentos ordinarios a cumplimentar por el profesorado durante todo el curso escolar, se suma la exigencia de otros destinados a la inspección educativa, por parte del profesorado y de los equipos directivos.

A ello se suma que las Administraciones educativas están delegando en los centros gestiones que les son propias, como es el caso de solicitudes de diversos tipos de becas y ayudas o documentaciones para matriculaciones, sin contemplar el aumento del personal de administración y servicios, lo que provoca un incrementando “excesivo” en su carga de trabajo.

“En este contexto creciente de burocratización, el malestar entre el profesorado es generalizado, por cuanto se está desprofesionalizando su labor. Se prima la burocracia frente a la pedagogía y el control de resultados frente a la autonomía pedagógica. Se está imponiendo una dinámica de recopilación de datos de todo tipo, sin una finalidad educativa concreta”, resume el sindicato.

Además de pedir una escuela menos burocratizada, UGT también insiste en la necesidad de aumentar las plantillas docentes y reducir las ratios y las horas lectivas para poder llevar a cabo una mejor atención individualizada del alumnado, desarrollar el aprendizaje competencial que promueve la LOMLOE (la nueva ley educativa) y generar proyectos educativos innovadores en los centros educativos.