Inicio España Trump intentó situar como fiscal general a un funcionario afín dispuesto a...

Trump intentó situar como fiscal general a un funcionario afín dispuesto a impulsar la teoría de fraude electoral

0

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump intentó situar como fiscal general a un funcionario del Departamento de Justicia llamado Jeffrey Clark con el objetivo de que promoviera investigaciones que apoyaran las tesis infundadas de fraude electoral en la derrota del magnate en las elecciones presidenciales.

Según ha destapado ‘The New York Times’, Trump solo se detuvo cuando los principales cargos del Departamento de Justicia aseguraron que dimitirían en bloque si se sustituía al Fiscal General en funciones, Jeffrey A. Rosen.

Clark, que era director en funciones del departamento civil, pretendía forzar a las autoridades de Georgia para que no certificaran los votos y anunciar una investigación sobre el fraude electoral, pese a que el Departamento de Justicia no había encontrado ninguna prueba.

Además, pidió a Rosen hacer una rueda de prensa anunciando una investigación sobre las elecciones y enviar una carta al fiscal general de Georgia para pedirle que investigara las acusaciones de fraude

Según las fuentes del diario neoyorquino, Clark fue presentado a Trump por un congresista de Pensilvania y, tras la última negativa de Rosen, le aseguró en Nochevieja que se reuniría con el presidente directamente a comienzos de año.

Según ‘The New York Times’, esta reunión se produjo en el primer fin de semana de enero, pocos días antes del Asalto al Capitolio, y en ella se acordó destituir a Rosen en favor de Clark.

Sin embargo, tras la filtración de la llamada de Trump pidiendo “buscar votos” al secretario de Estado de Georgia, Rosen y su segundo, Richard Donoghue, acordaron con el resto de líderes del departamento dimitir si Trump intentaba despedirlo.

Tras una reunión de tres horas, Trump decidió que el plan de Clark no podía tener éxito y decidió mantener en el cargo a Rosen ante la rebelión del resto de funcionarios de Justicia.

EL DEPARTAMENTO DE JUSTICIA CONTRA TRUMP

Durante toda su presidencia, Trump mantuvo un pulso con el Departamento de Justicia que se intensificó tras su derrota en las elecciones presidenciales.

En primera instancia, esta pugna se saldó con la dimisión del Fiscal General, William Barr.

Incluso antes de que Barr dejara el cargo, Trump comenzó a presionar a Rosen, su sucesor durante la transición entre administraciones, para que encontrara pruebas del fraude y designara consejeros especiales para investigar asuntos como las máquinas de contar votos de la empresa Dominion.

Rosen siempre rechazó las propuestas de Trump y aseguró que actuaría de acuerdo a la ley.

Ahora, Trump se enfrenta a un juicio político en el Senado por “incitar a la insurrección” después de que sus simpatizantes asaltaran el Congreso para intentar impedir que se certificara la victoria del presidente estadounidense Joe Biden.