Inicio España Saúl Craviotto: “Ya me puedo retirar tranquilo”

Saúl Craviotto: “Ya me puedo retirar tranquilo”

0

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El piragüista español Saúl Craviotto ha reconocido que ser abanderado en una ceremonia de inauguración “es llegar a la cima del olimpismo” y que ya se puede “retirar tranquilo” tras compartir su designación con Mireia Belmonte, añadiendo que no se piensa “relajar” en la capital japonesa, donde buscará su quinta medalla olímpica.

“No hay palabras para definir esto. Ser abanderado es la cúspide, es llegar a la cima del olimpismo. Para un deportista como yo lo máximo es ir a los Juegos, sacar medalla y luego el techo es representar a tu país portando la bandera de España. Soy el hombre más feliz del mundo y también por compartir esta imagen de igualdad con Mireia”, celebró Craviotto en la sede del Comité Olímpico Española (COE).

“Que lo haya conseguido todo no significa que me vaya a relajar. Quiero ir a Tokio a por otra medalla, pero me puedo retirar tranquilo con esto que me habéis regalado hoy. Muchas gracias de corazón a todos los que habéis pensado en mí”, agradeció el piragüista junto a Belmonte y al presidente del COE, Alejandro Blanco.

Respecto a anteriores ediciones de los Juegos, recordó que pudo vivir en persona la inauguración de Pekín 2008. “Se me puso la piel de gallina, fue espectacular entrar en el estadio y ver a decenas de miles de personas chillando. Fue una sensación preciosa. Ahora va a ser muy diferente, pero hay que adaptarse a los nuevos tiempos sabiendo que nos van a ver desde casa”, valoró respecto a la pandemia y las dudas sobre la cantidad de público presente en las gradas.

A nivel deportivo, el leridano indicó que “ojalá” pueda subir a otro podio olímpico como ya hizo en Pekín, Londres y, por partida doble, en Río de Janeiro. “Llevamos cinco años trabajando para esa quinta medalla y ese es el objetivo, sería cerrar un ciclo maravilloso con esta noticia que hemos recibido hoy. Si encima que somos abanderados volvemos con una medalla, sería para celebrarlo a lo grande”, imaginó.

Además, reconoció que “a largo de este año y medio de locura con la pandemia” ha pasado momentos difíciles. “Hemos tenido miedo por noticias que llegaban, pero siempre teniendo claro el objetivo, que debíamos estar en una cúpula de cristal tratando de evadirnos de todas las noticias que nos llegaban y sin salirnos del camino, que era trabajar y trabajar para conseguir medalla. Psicológicamente, es verdad que ha sido un año bastante duro”, finalizó.