Inicio España Salí alerta ante la ONU sobre la “complacencia” en la lucha contra...

Salí alerta ante la ONU sobre la “complacencia” en la lucha contra el terrorismo

0

Subraya que Irak enfrenta a una “batalla nacional” contra la corrupción y pide apoyo a la comunidad internacional

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El presidente de Irak, Barham Salí, ha alertado este jueves ante la Asamblea General de la ONU sobre la “complacencia” en la lucha mundial contra el terrorismo, por lo que ha apelado a la “cooperación” y la “solidaridad” internacional.

Salí ha recordado que en los últimos 40 años Irak ha sufrido “guerras, embargos, tiranía, campañas genocidas y el dominio del terrorismo sobre sus ciudades”, en las que ahora trabaja en una reconstrucción, especialmente en las zonas ya liberadas del grupo terrorista Estado Islámico.

“Si nos relajamos y nos distraemos con los conflictos regionales, simplemente veremos el regreso de fuerzas oscurantistas que amenazarán a nuestros pueblos y nuestra seguridad”, ha advertido el mandatario iraquí para pedir no subestimar el peligro del terrorismo.

Así, ha subrayado que la “cooperación” y “solidaridad” son la “única opción” en la lucha contra el terrorismo internacional y los grupos que lo respaldan.

En concreto, ha llamado a combatir la “financiación” de estas organizaciones y “reparar a sus víctimas”, así como ha insistido en la importancia de asegurar que el “trágico sufrimiento” que causan sus ataques y acciones “no se repita”.

En relación a la reconstrucción de su país tras los efectos del terrorismo, el mandatario de Irak ha señalado que se ha dado luz verde a una ley para ayudar a los yazidíes que sobrevivieron a las “atrocidades” de Estado Islámico — los yihadistas consideran que esta minoría son adoradores del demonio y se estima que al menos 9.900 yazidíes iraquíes murieron cuando el grupo se hizo con el control de zonas de Irak–.

Asimismo, ha hecho hincapié en que se han producido “grandes avances” en las regiones “liberadas del yugo del terrorismo” y ha incidido en que para continuar con esta evolución espera apoyo internacional.

Para Salí, la comunidad internacional debe “responder a las necesidades humanitarias urgentes” y “promover la capacidad de reconstrucción de las infraestructuras” de Irak, de modo que los iraquíes puedan volver a una “vida normal y digna”.

BATALLA CONTRA LA CORRUPCIÓN

Por otro lado, el presidente de Irak ha aludido a la “batalla nacional” contra la corrupción en su país, otra “amenaza” para la estabilidad en su país y en el mundo.

El mandatario ha ahondado en que Irak se enfrenta a la corrupción debido a la “pesada carga” que han dejado las guerras y los conflictos que lo han asolado y han “dilapidado gran parte de los recursos”.

“Han privado a los iraquíes de las riquezas de su tierra”, ha lamentado, para referirse al trabajo de su Gobierno frente a la corrupción, para lo que está elaborando un proyecto de ley de recuperación de bienes robados.

Según Salí, la situación en el país “no se normalizará” hasta que no se consiga “vencer la corrupción”, por lo que ha abogado por “limitar” las fuentes de esta y “bloquear sus diversas formas de acceso”.

“Debemos garantizar la restitución de los fondos que han sido saqueados o traficados, gran parte de los cuales se utilizan para perpetuar la violencia y el caos en el país. No tenemos otra opción que la de la victoria”, ha apostillado.

En esta línea, el presidente de Irak ha instado a la comunidad internacional a apoyar al país en su lucha contra la corrupción en una respuesta que espera sea similar a la que existe para combatir el terrorismo en el mundo.