Inicio España Rusia se desvincula de la contratación de mercenarios rusos en Malí

Rusia se desvincula de la contratación de mercenarios rusos en Malí

0

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha rechazado cualquier tipo de vinculación entre el Gobierno ruso y la contratación de una empresa rusa de mercenarios por parte del Gobierno de Malí.

Las autoridades de Rusia “no tienen nada que ver con esto”, ha afirmado Lavrov en rueda de prensa desde la sede de la ONU en Nueva York. Lavrov ha destacado que las autoridades de transición de Malí han reiterado “su compromiso con las obligaciones internacionales y luchan contra el terrorismo”.

“Recurrieron a una empresa paramilitar de Rusia puesto que Francia quería reducir considerablemente su contingente militar que se encontraba allí y debía luchar contra los terroristas en el norte”, ha argumentado Lavrov.

“Esta actividad se realiza de manera legítima y encaja en las relaciones entre la parte receptora, que es el gobierno legítimo reconocido por todos como una estructura legítima y transitoria, y los que ofrecen servicios a través de especialistas extranjeros”, ha añadido.

Distintas informaciones apuntan que Bamako sopesa contratar los servicios del Grupo Wagner, una empresa privada de paramilitares vinculada al Kremlin, para operar en el país. Esto dejaría en entredicho el compromiso con la misión de entrenamiento de la UE, EUTMalí, que desde 2013 adiestra al Ejército maliense para hacer frente a los grupos yihadistas presentes en el norte de Malí.

Países como Alemania y Francia, con destacamentos importantes en Malí, ya han anunciado que saldrán del país si Bamako llega a algún acuerdo con los paramilitares rusos. Esto conllevaría con toda seguridad el fin de la misión de la UE.

El ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, planteó el viernes la cuestión durante un encuentro con Lavrov y el alto representante de la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, advirtió al Gobierno maliense de que la presencia de paramilitares rusos en Malí tendría consecuencias inmediatas para las relaciones entre el país africano y la UE.

El Kremlin aseguró a mediados de septiembre que Rusia no tiene fuerzas militares en el territorio de Malí ni lo está negociando, aunque admitió que Moscú mantiene contactos militares con muchos países, incluidos los africanos.

APOYO A LOS TALIBÁN

Por otra parte, Lavrov ha manifestado el apoyo de Rusia a la intención de los talibán de combatir al Estado Islámico. “Apoyaremos firmemente la decisión anunciada por los talibán de luchar contra Estado Islámico y otros grupos terroristas” en Afganistán, ha declarado.

Sin embargo, Lavrov ha advertido de que el gobierno provisional formado por los talibán tras ganar la guerra no refleja a toda la sociedad de Afganistán. “El primer paso que se dio, con la formación de una estructura transitoria gubernamental, evidentemente no refleja toda la diversidad de la sociedad afgana desde el punto de vista étnico, religioso y político”, ha indicado.

Por otra parte, Lavrov ha asegurado que Rusia no tiene intención de inmiscuirse en la cuestión del pacto militar de Australia, Reino Unido y Estados Unidos (AUKUS, por sus siglas en inglés).

“No vamos a intervenir en estos asuntos, pero desde luego podremos experimentar las consecuencias de lo que está pasando ahí”, ha apuntado. La nueva alianza “puede influir en nuestras relaciones con la Unión Europea”, ha explicado.