Inicio España Registradas más de 4.200 infracciones durante la campaña electoral en Alemania

Registradas más de 4.200 infracciones durante la campaña electoral en Alemania

0

BERLÍN, 25 (DPA/EP)

Las autoridades de seguridad de Alemania han registrado más de 4.200 infracciones relacionadas con la campaña electoral de los comicios que se van a celebrar este domingo en el país europeo.

Según un informe que ha recogido el dominical ‘Welt am Sonntag’, se trata principalmente de daños a la propiedad, especialmente a los carteles electorales. Sin embargo, también se han registrado delitos violentos, delitos de propaganda e insultos.

El informe incluye tanto delitos relacionados con las elecciones generales como las de los estados federados de Berlín y Mecklemburgo-Pomerania Occidental, que se celebran también durante la jornada de este domingo.

Así, la Policía Federal Alemana (BKA) ha señalado que se registraron 4.035 infracciones penales dos semanas antes de las elecciones generales, incluyendo 42 delitos violentos. Dos terceras partes de los delitos no pudieron atribuirse a ningún espectro político, mientras que el resto se repartió entre la extrema izquierda y la extrema derecha.

“Esta es la primera campaña electoral en la que he visto aparecer grandes grupos de alborotadores, a menudo agresivos, en prácticamente todos los actos públicos”, ha recalcado el ministro alemán de Sanidad, Jens Spahn, en declaraciones a concedidas al citado dominical.

En este sentido, ha explicado que en el país se ha desarrollado una especia de “extremismo pandémico” que es difícil de precisar políticamente, si bien ha incidido en que es promovido por “extremistas de derecha”. La agitación y el odio terminan convirtiéndose en hechos, ha zanjado.

Alemania vive este domingo unas elecciones inéditas en 16 años, el tiempo que ha estado Angela Merkel al frente del Gobierno. Sin la veterana canciller en las papeletas y con la incertidumbre de cómo se reconfigurará el panorama político, los alemanes deberán elegir quiénes conforman el Budestag (Cámara Baja) para la próxima legislatura.

El número de diputados del Bundestag puede aumentar tras los comicios de este domingo hasta alcanzar los 912 frente a los 709 actuales, según los datos del experto en comicios Robert Vehrkamp, del grupo de medios Bertelsmann, tal y como ha recogido la agencia alemana de noticias DPA.

El Bundestag saliente tiene 709 miembros, ya el más grande de la historia. El tamaño estándar teórico del Bundestag es de 598 diputados, pero esto puede aumentar considerablemente debido al sistema de doble voto de Alemania.

En estas elecciones generales, los ciudadanos tienen dos listas para votar. En la primera se vota de forma directa a un candidato que se presenta por el correspondiente distrito electoral. Normalmente pertenece a un partido que lo ha determinado de antemano. Es decir, hay 299 diputados por votación directa.

En la segunda lista se vota por partidos. El porcentaje de estos votos en todo el país determina la cuota de representación de ese partido en el Parlamento. A partir de esta lista se reparten de modo proporcional el resto de 299 escaños. Esta variante fortalece el voto de los partidos minoritarios, mientras que el factor decisivo será la forma en que los votantes distribuyan el primer y el segundo voto.

El sistema se complica con las llamadas “bancas adicionales”: si un partido obtuvo más mandatos directos que los que le corresponde por la lista por partidos, se le otorgan las correspondientes diputaciones adicionales, incrementándose el número de diputados en el Bundestag de Berlín.

Al mismo tiempo, los mandatos adicionales de un partido son igualados por mandatos compensatorios para los demás para mantener la correlación de fuerzas. En 2020 fue aprobada una reforma bastante complicada de la ley electoral que pretende evitar que el Bundestag siga creciendo.

La legislación electoral establece también como particularidad que solo tendrán representación parlamentaria los partidos que alcancen por lo menos el cinco por ciento de los votos o tres escaños de forma directa. Las agrupaciones que se sitúan por debajo de esa marca quedan fuera del Parlamento.

Esta cláusula de exclusión data de los años cincuenta del siglo XX y tiene como objetivo impedir el ingreso en el Parlamento de grupúsculos minoritarios que puedan desestabilizar el país, como ocurrió en la República de Weimar, previa a la llegada del nazismo en 1933.