Inicio España (Previa) Un Dauphiné antesala del Tour con crono y colosos incluidos

(Previa) Un Dauphiné antesala del Tour con crono y colosos incluidos

0

Movistar, INEOS y Jumbo-Visma apuestan fuerte por el Critérium pensando en la ‘Grande Boucle’

BARCELONA, 29 (EUROPA PRESS)

Este domingo arranca el Critérium du Dauphiné, cuya 73ª edición se alargará hasta el 6 de junio como una gran antesala del siguiente Tour de Francia y con un recorrido marcado por una crono que pica hacia arriba y dos grandes etapas de montaña, en los últimos días, para dictaminar al ganador y sucesor de un ausente Daniel Felipe Martínez.

Martínez, vigente ganador, está escudando a Egan Bernal en el Giro. Pero el INEOS Grenadiers apuesta fuerte también por este Dauphiné con Geraint Thomas –ganador en 2018–, Richie Porte o Tao Geoghegan Hart. Y la cosa va de tríos, con Sepp Kuss, Jonas Vingegaard y Steven Kruisjwijk en el Jumbo-Visma y Enric Mas, Alejandro Valverde y Miguel Ángel López en el Movistar Team.

Estos tres equipos apuestan a lo grande por ganar esta histórica prueba, en un recorrido que permite grandes despliegues. Pero en la terna están también David Gaudu (Groupama-FDJ), Guillaume Martin (Cofidis), Wilco Kelderman (BORA-Hansgrohe) o Michael Woods (Israel Start-Up Nation), siempre con permiso de veteranos como su compañero en el equipo israelí Chris Froome, Nairo Quintana (Arkéa-Samsic) o el español Ion Izagirre (Astana).

Un recorrido de 1.205,3 kilómetros en ocho etapas da para mucho. Como para tener una contrarreloj con aires de ‘crono escalada’, sin serlo, de 16,4 kilómetros y para tener dos etapas llanas, tres de media montaña y, las dos últimas, de montaña con final en alto para decidir la contienda.

El Critérium empieza con una etapa llana de 182 kilómetros con salida y llegada en Issoire, con una de las pocas opciones para velocistas como Fabio Jakobsen (Deceuninck-Quick Step), Alexander Kristoff (UAE-Team Emirates) o Sonny Colbrelli (Bahrain-Victorious), siempre que pasen la multitud de pequeñas cotas.

La segunda etapa ya es engañosa, con salida en Brioude y llegada a Saugues tras 173 kilómetros y un final con dos cotas seguidas, una de 2ª categoría, donde poder diseñar una emboscada. Y, en la tercera jornada, otros 172,5 kilómetros con un final picando hacia arriba tras una etapa irregular con dos puertos en su primera parte.

En la cuarta etapa llega la contrarreloj individual de 16,4 kilómetros, que empezará a poner luz a la general. Una crono con final en ascensión y que tiende a tirar hacia arriba. Un recorrido que no es para especialistas puros y donde los escaladores se verán algo beneficiados.

Tras un ‘descanso’ en la quinta etapa, entre Saint-Chamond y Saint-Vallier, la sexta etapa vuelve a la media montaña en Le Sappey-en-Chartreuse, con otro final en alto y encadenando dos puertos de 2ª con los dos últimos de 3ª categoría.

Y llega lo bueno. La séptima y penúltima etapa parte de Saint-Martin-Le-Vinoux y llega a la estación de La Plagne, a una subida de 17,1 kilómetros hasta los 2.072 metros de altura con una pendiente media del 7,5 por ciento. Y antes se habrá subido, entre otros, un ‘HC’ como el Col du Pré.

Para terminar la carrera, 147 kilómetro de alta montaña entre La Léchère-Les-Bains y Les Gets, donde se coronará al campeón. Siete puertos con el histórico Col de la Colombière o el ‘HC’ Col de Joux Plane antes de la subida final, nada más descender a Morzine, a Les Gets.