Inicio España Nahia Zudaire roza el bronce en el cierre de la piscina en...

Nahia Zudaire roza el bronce en el cierre de la piscina en Tokio

0

TOKIO, 3 (del enviado especial de Europa Press, Ramón Chamorro)

La joven nadadora español Nahia Zudaire estuvo cerca de conseguir este viernes la primera medalla paralímpica de su carrera en los 100 mariposa S8 (discapacidad física) de los Juegos de Tokio, en la jornada que sirvió de cierre a la actividad en el Centro Acuático.

La natación española se marcha de la capital japonesa como una vez más el mejor vivero de metales en la cita, un total de 14, tres menos que hace cinco años en Río de Janeiro, con dos oro por los tres de 2016, pero también con nueve medallas de plata, prueba de la buena competitividad que ha mostrado en esta cita pese a la pandemia.

Sin embargo, no pudo mantener su racha de sumar al menos una medalla en cada día de competición y cerró su participación sin poder subir al podio, aunque Nahia Zudaire, una de las promesas de futuro, cerca estuvo de lograrlo.

La nadadora guipuzcoana, de 17 años, batalló contra las mejores del mundo en los 100 mariposa S8 y al paso por los primeros 50 metros iba tercera. La vasca intentó mantener la posición, pero no pudo contener el mejor final de la colombiana Laura Carolina González, de la que le separaron ocho centésimas.

“Al fijnal supongo que me han podido la tensión, los nervios y todo, pero es la competición y son cosas que pasan. Venía aquí un poco a aprender y disfrutar, nada de medallas y ni siquiera he mirado los rankings porque el objetivo era otro”, apuntó Zudaire.

La española dejó claro que no sentía que hubiese “fallado” ni que no hubiese hecho algo que “no estuviera dentro de los objetivos”. “Ganar la medalla hubiese sido una sorpresa y, sinceramente, no estoy enfadada. Venía a nadar el 400, no salió como quería, pero englobar unos Juegos en un cuarto puesto a ocho centésimas está mal y no considero que haya venido a esto, tengo más rabia por haber dejado que otros agentes me rompan la experiencia”, confesó.

Además, este viernes también nadó el balear Xavi Torres, que en su vuelta a unos Juegos Paralímpicos nueve años después logró meterse en dos finales, una con el relevo, y sumar dos diplomas. En esta ocasión, estuvo en la de los 50 metros espalda S4 (discapacidad física), donde fue séptimo, pero con el punto positivo de haber bajado por la mañana y por la tarde el récord de España y dejarlo en 46.93.

“Después de tantos años sin competir, siendo realista, mi ilusión era estar en alguna final y me voy con dos y hoy haciendo récord de España por la mañana y por la tarde. Es una marca bastante buena y bastante cercana a lo que hacía en mis años mozos. Me he sentido muy bien y además he podido mejorar un puesto respecto a la mañana, estoy reventado físicamente, pero moralmente muy arriba”, subrayó.

Además, el onunbense David Sánchez fue octavo en la final de los 100 espalda S6 (discapacidad física) con un tiempo de 1:19.92, récord de España y bajando cinco segundos de su mejor marca en esta prueba, mientras que el jiennense Miguel Ángel Martínez Tajuelo fue séptimo en los 200 estilos SM3 (discapacidad física) con 3:53.44. Finalmente, el relevo 4×100 estilos compuesto por Íñigo Llopis, Óscar Salguero, José Antonio Marí y Jacobo Garrido remontó un mal inicio y fue cuarto con 4:15.84.