Inicio España Los enfrentamientos entre la Policía de Bolivia y un grupo de cocaleros...

Los enfrentamientos entre la Policía de Bolivia y un grupo de cocaleros se salda con 24 heridos y 15 detenidos

0

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Los enfrentamientos entre campesinos cocaleros y las fuerzas de seguridad bolivianas continúan en la ciudad de La Paz, donde 24 personas han resultado heridas y otras 15 han sido detenidas durante la última jornada de protestas.

En lo que supone ya el sexto día de protestas para reivindicar el control del mercado de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), el subcomandante departamental de la Policía Hernán romero ha informado de que los agentes han sido “asediados” durante más de cinco horas.

Así, ha explicado que un edificio ha sido incendiado y que se ha registrado la detonación de explosivos por parte de los cocaleros, que intentan retomar Adepcoca. Los cocaleros, convocados por el dirigente Pedro Poma del Comité de Autodefensa, han instalado además una vigilia en una de las calles aledaña al mercado de coca. “Vamos a seguir permanentemente con el objetivo de recuperar (Adepcoca), mañana vamos a seguir bajando”, ha recalcado.

Los agentes han hecho uso por su parte de gases lacrimógeno, mientras que los cocaleros han arrojado dinamita contra los uniformados en la zona de Villa Fátima, según informaciones del diario ‘La Razón’. Los vecinos han denunciado las molestias ocasionadas por la Policía y han alertado de que “armarán barricadas” si la situación se alarga.

Por su parte, Evelyn Cossío, representante legal de los cocaleros, ha manifestado que algunos han sido arrestados por error. El conflicto de cocaleros se ha originado por la disputa de la dirigencia de Adepcoca después de que el lunes se desalojase al sector de Los Yungas del mercado de la asociación, hasta ese momento bajo la gestión del dirigente Armin Lluta.

Un bloque de cocaleros afines al Gobierno respaldó entonces que el dirigente Arnold Alanes presidiese la asociación, que desde entonces ha estado protegida por la Policía en respuesta a las protestas convocadas por el sector afín a Lluta.