Inicio España La UE reclama el cese “urgente” de la escalada de violencia en...

La UE reclama el cese “urgente” de la escalada de violencia en Afganistán

0

BRUSELAS, 5 (EUROPA PRESS)

La Unión Europea ha condenado este jueves la “significativa” escalada de violencia registrada durante las últimas fechas en Afganistán y ha reclamado un alto el fuego “urgente, amplio y permanente” que permita “dar una oportunidad a la paz” en el país, al tiempo que ha recalcado la necesidad de investigar algunos actos cometidos por los talibán que podrían ser considerados crímenes de guerra.

En un comunicado conjunto, el Alto Representante de Política Exterior y Seguridad Común de la UE, Josep Borrell, y el comisario de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, han subrayado que la “violencia innecesaria está infligiendo un sufrimiento inmenso en los ciudadanos afganos y está aumentando el número de personas desplazadas dentro del país en busca de seguridad y refugio”.

Además, han denunciado que la ofensiva perpetrada por los talibán “está en directa contradicción con el compromiso de alcanzar un acuerdo negociado del conflicto y con el proceso de paz de Doha”.

En este sentido, Borrell y Lenarcic han destacado que las violaciones de los principios de Derecho Internacional Humanitario y de Derechos Humanos “siguen golpeando el país”, especialmente en zonas controladas por los talibán a través de ejecuciones de civiles, latigazos a mujeres en público y destrucción de infraestructuras.

“Algunos de estos actos podrían constituir crímenes de guerra y tendrán que ser investigados”, han apuntado el jefe de la diplomacia europea y el responsable de Gestión de Crisis de la Comisión Europea, para quienes los talibán responsables “deben rendir cuentas de sus actos”.

Esta reacción de la UE ha llegado tras el ataque de este martes contra la vivienda del ministro de Defensa afgano, Bismilá Mohamadi, en el que murieron al menos ocho personas y más de 20 resultaron heridas.

Este ataque se produjo después de una semana de intensos combates, especialmente en las provincias de Herat y Helmand, entre las fuerzas de seguridad afganas y los talibán, que han recrudecido sus ataques tras el anuncio de Estados Unidos y la coalición internacional de abandonar Afganistán.

Los avances de los talibán, que se han hecho con zonas fronterizas con Pakistán, Tayikistán e Irán, han provocado el temor de que puedan aprovechar esta posición de fuerza en el proceso de paz, lanzado a raíz del acuerdo de paz firmado en febrero de 2020 entre los insurgentes y Estados Unidos, cuya cada vez menor presencia en suelo afgano ha animado al grupo insurgente a aumentar sus ataques.