Inicio España La red D-wise expone ante europarlamentarios el valor de la economía social...

La red D-wise expone ante europarlamentarios el valor de la economía social para el empleo de personas con discapacidad

0

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

La red D-Wise, que lidera la Fundación ONCE, ha participado en las jornadas ‘¿Cuál es el futuro de las empresas inclusivas?’, en donde han expuesto ante los parlamentarios europeos el valor de la economía social como palanca generadora de empleo para las personas con discapacidad.

En este acto, se exploró la conexión entre la economía social y las autodenominadas empresas inclusivas, según ha explicado D-Wise. En este sentido, indica, se han expuesto los distintos tipos de empresas que dan empleo a personas con discapacidad, con un particular énfasis en las conocidas como “de economía social” e “inclusivas”.

Según la red, los participantes en las jornadas estuvieron de acuerdo en la necesidad de garantizar un estándar estricto de calidad del empleo para personas con discapacidad, incluidas aquellas personas que trabajan en centros de empleo protegido, el formato que en España se denomina Centro Especial de Empleo (CEE).

Así, los panelistas mostraron un “consenso claro”, según D-Wise, en cuanto a que las disposiciones del Artículo 27 de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (sobre trabajo y empleo) no son negociables y, en que los estándares de calidad, en este aspecto, deben respetarse en todo momento.

Además, se hizo hincapié en que, al contrario que en otro tipo de iniciativas empresariales, las compañías de la economía social están bien definidas tanto por las políticas como por la práctica en todos los Estados Miembros.

PROMOCIÓN DEL MODELO

Aunque han reconocido que existen algunas variaciones en cada país, explican que las empresas de economía social se guían por los mismos valores y características fundamentales. En concreto, predominan objetivos sociales sobre los beneficios económicos de la empresa, una gestión democrática y la reinversión de las ganancias generadas en los trabajadores y la sociedad mediante iniciativas sociales como principios fundacionales clave para las empresas de economía social.

En esta misma línea, Víctor Meseguer, director de Social Economy Europe, y Pepa Torres, directora de FEACEM, reafirmaron a los europarlamentarios presentes en el evento los criterios que tiene que cumplir una empresa para ser considerada como una empresa de la economía social, exponiendo que las definiciones básicas están recogidas en diferentes políticas.

Según han señalado, el próximo Plan de Acción de Economía social tendrá que promover este modelo que ha demostrado que tiene excelentes resultados empleando y dando oportunidades de emprender a las personas con discapacidad.

Interviniendo en nombre de la red D-Wise, Sabina Lobato, directora de Formación y Empleo, Operaciones y Transformación de la Fundación ONCE y Directora General de Inserta, presentó el concepto que cruza la economía social y la habilidad de dar empleo a las personas con discapacidad.

Estos prismas dobles son aún más importantes en la actualidad, si cabe, ya que la tasa de empleo de las personas con discapacidad se ha visto gravemente afectada por la pandemia del Covid-19 y la crisis derivada, ha explicado.

Lobato también ha insistido en el apoyo, que hasta ahora, han dado las instituciones europeas a los modelos de inclusión de la economía social y pidió al Parlamento y la Comisión que renovasen ese apoyo en el próximo plan.

Del mismo modo, los intervinientes convinieron en la inadecuación del uso de conceptos ambiguos, como es el de “empresa inclusiva”, que, sin tener encaje legal en los contextos político-legislativos nacionales o europeos, puede llevar a difuminar y confundir los marcos en los que se encuadran y regulan las características y los criterios legislativos que se aplican a las empresas de la economía social.