Inicio España La Policía de Perú investiga la muerte de una persona en las...

La Policía de Perú investiga la muerte de una persona en las protestas contra ley agraria

0

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La Policía de Perú investiga la muerte de una persona en el departamento de La Libertad, en el noroeste del país, en el marco de las protestas contra la Ley de Promoción Agraria que se vienen dando desde el martes, algo que el presidente del país, Francisco Sagasti, ha lamentado tras considerar que el bloqueo de carreteras es «un delito que el Estado no puede aceptar».

Al paro agrario que iniciaron los trabajadores del sector agroexportador en la ciudad de Ica el martes, sur de Perú, se han sumado este jueves los trabajadores de la provincia de Virú, en la región de La Libertad, bloqueando un tramo de la carretera Panamericana Norte para reclamar mejores condiciones laborales y la derogación de la Ley de Promoción Agraria.

El jefe de la Región Policial La Libertad, el general Ángel Toledo Palomino, ha explicado en una entrevista con diario peruano ‘El Comercio’, que dos agentes han resultado heridos durante las manifestaciones.

Cuando los agentes fueron trasladados al centro de salud, se les informó a las autoridades de que había llegado también una persona que «presentaba una herida en el parietal izquierdo o derecho», por lo que las circunstancias en las que murió el manifestante «son materia de investigación».

«No puedo confirmar en este momento que haya sido en el momento en que el personal está despejando la vía, pero le puedo garantizar que nuestros efectivos solo están provistos con material del que el Estado les ha provisto para que hagan el trabajo de desbloqueo o de control de multitudes», ha indicado el general.

LOS BLOQUEOS SON «UN DELITO QUE EL ESTADO NO PUEDE ACEPTAR»

Mientras tanto, el presidente peruano, Francisco Sagasti, ha considerado este jueves, y tras varias jornadas consecutivas de manifestaciones y bloqueos de carreteras, que este método de protesta es «un delito que el Estado no puede aceptar».

Por esto ha dado indicaciones al recién nombrado ministro del Interior, Cluber Fernando Aliaga Lodtmann, quien asumió el miércoles la cartera, «para que se ponga al frente de las operaciones policiales» y garantizar así que se desarrollan «según las disposiciones constitucionales y legales para recuperar el orden interno y la paz sociales», ha escrito en Twitter.

Ha destacado, no obstante, que «protestar por la reivindicación de derechos es legítimo», aunque bloquear carreteras «no solo es inconstitucional e ilegítimo, porque afecta diversos derechos ciudadanos, también es un delito que el Estado no puede aceptar».

En este sentido, el mandatario ha señalado que lamenta «profundamente» la muerte del joven en Virú, y ha extendido sus condolencias a los familiares, asegurándoles que «se sancionará rigurosamente a los responsable», ya que «ejercer el derecho a la protesta no debe llevar a la muerte».

Por último, ha añadido que el Gobierno trabaja en «una propuesta que aborde todas las aristas del problema para mejorar los derechos de nuestros agricultores, a los que debemos tanto y nos han mantenido durante la pandemia», en referencia a las exigencias de los manifestantes.

«Esto implica mejoras laborales y una evaluación de todo del régimen agrario», ha incidido. Sagasti se ha mostrado dispuesto a modificar la ley agraria, aunque es contrario a su derogación.

Con la jornada de este jueves, ya son cuatro consecutivas en las que la huelga agraria por la demanda de mejores condiciones laborales provoca tensiones entre manifestantes y fuerzas de seguridad, especialmente en la región de Inca, la mayor productora de uva para la elaboración de pisco y vino, entre otros productos, y cuyos campesinos están atados a contratos con intermediarios que imponen las condiciones.

Hasta los lugares de protesta se han desplazado delegados del Gobierno para dialogar con los manifestantes, consiguiendo un principio de acuerdo para derogar algunos aspectos laborales de la Ley de Promoción Agraria que permitirán a los trabajadores pasar al régimen general de trabajo con los derechos y ventajas que ese cuerpo legal provee. No obstante, las protestas continúan.