Inicio España La Policía de Nigeria libera a 22 personas secuestradas en el estado...

La Policía de Nigeria libera a 22 personas secuestradas en el estado de Edo

0

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

La Policía del estado nigeriano de Edo, situado en el suroeste del país, ha informado este martes de la liberación de 22 personas que se hallaban secuestradas en las últimas semanas.

El portavoz de la Policía de Edo, Kontongs Bello, ha indicado que las fuerzas de seguridad se encontraron este lunes con presuntos secuestradores en una carretera y se produjo un intenso tiroteo que dejó a tres de los secuestradores muertos.

En este suceso, la Policía ha podido rescatar a siete personas que se suman a 13 rescatadas este sábado. Asimismo, la Policía de Edo ha indicado que el pasado 28 de abril se enfrentó a otro grupo armado y liberaron a dos personas más, según recoge ‘Premium Times’.

Por otro lado, este lunes ha sido secuestrado por hombres armados un pastor y ex funcionario en el estado de Ondo, según recoge ‘Vanguard’.

Un portavoz de la Policía, Tee Leo Ikoro, ha confirmado el secuestro de la víctima, cuyo nombre es Otamayomi Ogedengbe, así como que se ha ordenado la búsqueda y liberación del clérigo. “Espero que al final del día de hoy tengamos una buena historia que contarles cuando la víctima haya sido rescatada ilesa”, ha dicho.

Los sucesos han tenido lugar a la vez que el secuestro de cerca de 40 personas en el estado nigeriano de Katsina. Asimismo, hace unos días un grupo de estudiantes de la Universidad Estatal de Abia Uturu fuera secuestrado por hombres armados cuando viajaban en un autobús.

Este tipo de incidentes han ido al alza en los últimos meses y han llevado a las autoridades de varios estados del país a cerrar las escuelas para intentar garantizar la seguridad de alumnos y profesores mientras evalúan la situación sobre el terreno.

El presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, ha sido objeto de críticas crecientes por el empeoramiento de la situación de seguridad en el país ante el aumento de los ataques por parte de grupos yihadistas –Boko Haram y Estado Islámico en África Occidental (ISWA)– y bandas armadas, así como por el incremento de los enfrentamientos intercomunitarios.