Inicio España La ONU pide a Egipto que libere a los responsables de una...

La ONU pide a Egipto que libere a los responsables de una ONG detenidos tras denunciar abusos en el país

0

GINEBRA, 27 (EUROPA PRESS)

Los expertos de Naciones Unidas han condenado este viernes las «detenciones arbitrarias» de tres destacados activistas de la ONG Iniciativa Egipcia para los Derechos de la Persona por denunciar la situación de los Derechos Humanos en el país ante varios embajadores.

«Esta represalia, efectuada contra los responsables de una de las últimas ONG humanitarias que quedan en el país, nos parece absolutamente aberrante», según el panel de expertos de la ONU. «Simplemente ejercieron su derecho a la libertad de expresión para discutir la situación de los Derechos Humanos en Egipto», lamentaron.

Los detenidos son el director ejecutivo de la organización, Gasser Abdel Razek; el director de la sección de Justicia Penal, Karim Enara, y el gestor administrativo, Mohamad Bashir, quienes se enfrentan a cargos de «terrorismo» y «atentado contra la seguridad del Estado» después de transmitir sus preocupaciones sobre el estado de los Derechos Humanos en el país a un grupo de 13 diplomáticos durante una reunión efectuada el pasado 3 de noviembre.

Según los expertos, «estos arrestos ponen de manifiesto los riesgos tan graves a los que se exponen los defensores de los Derechos Humanos en Egipto mientras intentan desempeñar su legítima labor», en lo que describieron como «las últimas medidas de una campaña cada vez más intensa contra la EIPR, y parte de un esfuerzo más amplio para limitar el espacio cívico y los que operan dentro de él».

Los tres responsables, junto a otro integrante de la ONG, el investigador sobre género Patrick Zaki, detenido en febrero de este año, se encuentran en la prisión de Tora, en el sur de El Cairo, y al menos uno de ellos se encontraría bajo un confinamiento en solutario.

Los expertos, por último, han pedido a las autoridades egipcias la liberación «inmediata e incondicional» de los detenidos. «Lamentamos profundamente que, a pesar de las numerosas peticiones de la comunidad internacional y de Naciones Unidas, Egipto sigue empleando su legislación antiterrorista para perseguir a la sociedad civil», concluyen.