Inicio España La Liga Árabe pide al Consejo de Seguridad de la ONU que...

La Liga Árabe pide al Consejo de Seguridad de la ONU que medie sobre la presa del Nilo Azul

0

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Los ministros de Exteriores de los miembros de la Liga Árabe han anunciado este martes que presionarán para que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas medie sobre los planes de Etiopía de avanzar unilateralmente con el segundo llenado de la Gran Presa del Renacimiento a pesar de la falta de un acuerdo legalmente vinculante con Egipto y Sudán, dos países del Nilo Azul que temen un severo golpe a su economía una vez completado el proyecto.

El secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit, ha anunciado que los países miembros presionarán para que se lleve a cabo una reunión en urgencia en el organismo internacional después de las solicitudes emitidas este mes tanto por Egipto como por Sudán.

En un comunicado tras la reunión, recogido por el diario Al Ahram, los países árabes han pedido al Consejo de Seguridad de la ONU que tome las “medidas necesarias” para lanzar un “proceso de negociación activo”.

Asimismo, tanto Egipto como han advertido sobre las nefastas repercusiones para la paz y la estabilidad del Cuerno de África sin un acuerdo y han acusado a Etiopía de no ayudar a alcanzar un acuerdo “justo, equilibrado y jurídicamente vinculante” en conversaciones anteriores.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Etiopía, Demeke Mekonnen, pidió en abril a través de una carta a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU que insten a Egipto y a Sudán a retomar las negociaciones tripartitas sobre la presa del Nilo Azul y a respetar el proceso de diálogo liderado por la Unión Africana (UA).

Los gobiernos de Egipto, Etiopía y Sudán alcanzaron en enero de 2020 un principio de acuerdo sobre los principales puntos de disputa en torno a la construcción de la presa y se comprometieron a firmar el documento final a finales de febrero, si bien Adís Abeba abandonó las conversaciones antes de firmar el acuerdo, algo que sólo hizo El Cairo.

Etiopía, que está financiando en solitario el proyecto y espera convertirse en el mayor generador y exportador de electricidad del continente, rechaza estas acusaciones. Las obras están siendo llevadas a cabo en la región de Benishangul-Gumaz y, una vez finalizadas, la presa será la más grande del continente.