Inicio España La hostelería, centros comerciales y gimnasios de Segovia y Ávila podrán reabrir...

La hostelería, centros comerciales y gimnasios de Segovia y Ávila podrán reabrir desde mañana

0

Se limita la entrada y salida del territorio comprendido en el perímetro conjunto de ambas provincias para proteger a su población

VALLADOLID, 26 (EUROPA PRESS)

La hostelería, los centros comerciales y los gimnasios de las provincias de Segovia y Ávila podrán abrir a partir de las 00.00 horas de este viernes, 27 de noviembre. No obstante, ambas provincias mantendrán el nivel 4 de alarma, con las medidas preventivas ordinarias propias del mismo. Se establece asimismo la limitación de la entrada y salida del territorio comprendido en el perímetro conjunto de ambas provincias, con el objetivo de proteger su salud y reducir el riesgo de contagios procedentes de otras áreas.

Así lo ha avanzado el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, donde ha anunciado que la incidencia de Covid en esas provincias favorecen la apertura que, en el caso de los bares, será con actividad en terrazas, con barras cerradas y aforos previos a la clausura, al igual que en centros comerciales y deportivos.

Esta eliminación de las medidas excepcionales se concreta en la vuelta a las actividades de restauración, tanto en interiores como en terrazas; la reapertura al público de los grandes establecimientos comerciales definidos en el artículo 15 del texto refundido de la Ley de Comercio de Castilla y León, así como comercios de más de 2.500 metros cuadrados; y la reapertura al público de instalaciones deportivas convencionales y centros deportivos para la realización de actividad física que no sean al aire libre, con asistencia de público en aquellos casos en los que está permitido.

No obstante, Ávila y Segovia permanece en nivel 4 de alerta pandémica. Por lo que seguirán en vigor las medidas ordinarias propias de ese nivel.

En el caso de la hostelería y restauración, se recuerda que el consumo dentro del local no se podrá efectuar en barra o de pie y deberá realizarse sentado en mesa o agrupaciones de mesas, no pudiendo superarse el 33 por ciento del aforo. Se limitará la ocupación máxima de mesas o agrupaciones de mesas a seis personas. En todo caso, la distancia mínima entre mesas o agrupaciones de mesas será de 1,5 metros en terrazas al aire libre, y de dos metros en el interior de los establecimientos. Las terrazas se podrán abrir con el 75 por ciento del aforo.

Las grandes establecimientos comerciales abrirán con un aforo máximo de 1/3, y se mantendrá el horario establecido por el estado de alarma (RD 926/2020).

Para el deporte en establecimientos cerrados es obligatoria la mascarilla (excepto para competiciones oficiales) y desarrollo de deporte sin contacto físico, excepto deportistas profesionales, de alto nivel o de alto rendimiento. El aforo máximo será del 33 por ciento.

Igea ha explicado que esta decisión se adopta después de ver una evolución «especialmente positiva» en Ávila y Segovia que ha llevado a la Junta a relajar las restricciones, pese a que el cierre perimetral de Castilla y León se mantiene.

El vicepresidente ha explicado que la desescalada en la Comunidad se hará por provincias y de acuerdo con los bloques e indicadores establecidos por el Gobierno y acordados en el Consejo Interterritorial de Salud, como excepción se abordará la zona de El Bierzo, en León, donde ante diferentes datos se podrán adoptar decisiones «separadas».

No obstante, no ha descartado la posibilidad de mantener las restricciones en algunos municipios concretos en el caso de que la incidencia sea muy elevada con respecto al resto de la provincia, aunque, en principio, la referencia será la unidad provincial

«Cuando una provincia esté niveles diferentes se perimetrará para evitar trasvases de incidencia de unas provincias a otras», ha señalado. Así, ha defendido que el control de la movilidad es esencial porque «el virus viaja con la gente» y «si hay movilidad entre zonas de incidencia diferente se transporta».

Del mismo modo, el vicepresidente ha informado además que ahora se irán levantado restricciones de forma semanal y de acuerdo con los niveles establecidos en el «semáforo» nacional y que marcan incidencias inferiores a 400 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días y de 200 en los últimos siete, con unos niveles de hospitalización que lo permitan.

«Cada semana se anunciarán medidas de acuerdo calendario para que todos los sectores sepan que va a suceder cada fin de semana», ha avanzado Igea, quien ha defendido que las medidas adoptadas en la Comunidad han tenido efecto, por lo que aboga por mantener el toque de queda a las 22.00 horas y el cierre perimetral de la Comunidad.

Por último, el vicepresidente ha asegurado que entiende la «desesperación» de los sectores más afectados y ha garantizado que se está trabajando para «paliar» ese sufrimiento y «preservar la salud».

CIERRE PERIMETRAL CONJUNTO

Junto a la relajación de las medidas en hostelería, centros comerciales y centros deportivos, el presidente de la Junta de Castilla y León ha aprobado un Acuerdo que establece la limitación de la entrada y salida del territorio comprendido en el perímetro conjunto de las provincias de Ávila y Segovia, con el objetivo de proteger a su población y reducir el riesgo de contagios procedentes de otras provincias.

Estas limitaciones de entrada y salida del perímetro conjunto de las provincias de Ávila y Segovia tendrán su excepción en aquellos desplazamientos debidamente justificados como son la asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales, institucionales o legales; asistencia a centros universitarios, docentes y educativos, incluidas las escuelas de educación infantil; retorno al lugar de residencia habitual o familiar; asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables, entre otros.

Sin embargo, no se produce ningún cambio en cuanto al cierre perimetral de la Comunidad de Castilla y León, por lo que se mantiene la situación actual.