Inicio España La estabilidad continúa mañana pero el fin de semana bajan las temperaturas,...

La estabilidad continúa mañana pero el fin de semana bajan las temperaturas, que volverán a subir la próxima semana

0

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El ambiente anticiclónico y estable predominará este jueves y viernes en casi todo el país, con lluvias acotadas al extremo norte y a puntos de Cataluña, según el pronóstico del tiempo que ha adelantado a Europa Press el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo, que ha adelantado que para el fin de semana se producirá una bajada notable de las temperaturas, con lluvias y chubascos débiles en general en puntos del Cantábrico y del área mediterránea.

En cualquier caso, durante la próxima semana, se espera tiempo plenamente veraniego, con pocas lluvias y temperaturas cada vez más altas. Así, a mediados de la próxima semana, probablemente se superen los 35 grados centígrados (ºC) en amplias zonas de la Península y Baleares y se rondarán los 40ºC en el Valle del Guadalquivir, según ha anticipado.

Del Campo ha indicado que este jueves lo más destacado de la jornada será el predominio de los cielos poco nubosos en general, aunque aumentará la nubosidad en Galicia y comunidades cantábricas con lluvias débiles y dispersas. En el interior de Cataluña también puede haber algunos chaparrones, sin descartar que alguno de ellos alcance cierta intensidad.

Por otro lado, soplará el viento con rachas fuertes en el norte de Galicia y Asturias; y las temperaturas subirán en casi todo el país, salvo en Galicia y litoral de la Comunidad Valenciana, de manera que se alcanzarán 35ºC en el Valle del Ebro, buena parte del centro, también en el interior de las regiones mediterráneas, mitad sur peninsular y en el este de Mallorca. En el Valle del Guadalquivir y puntos del interior de la provincia de Málaga se pueden rondar los 40ºC de temperatura máxima.

En relación con la jornada del viernes, el portavoz de AEMET ha apuntado que continuará la situación anticiclónica y predominará el tiempo seco y estable en la mayor parte de España. Tan sólo habrá cielos nubosos en Galicia, Cantábrico, Pirineos y otras zonas de Cataluña, con precipitaciones en general débiles y dispersas.

En el resto del país brillará el sol y las temperaturas subirán en el interior oriental peninsular y extremo sur de Andalucía, aunque bajarán notablemente en el Cantábrico como consecuencia de la llegada hasta allí de vientos del norte. También bajarán ligeramente las temperaturas en la mitad occidental.

El viernes se alcanzarán o superarán los 35ºC en las mismas zonas más o menos que el día anterior, es decir, en el Valle del Ebro, en el centro y sur peninsular y también en puntos de Mallorca, de nuevo rozándose los 40ºC en el Guadalquivir e interior de Málaga.

CAMBIO DE TIEMPO EL SÁBADO

El sábado el paso de un frente por el norte peninsular dará lugar a un cambio de tiempo. En el norte aumentará la nubosidad y habrá lluvias en Galicia, comunidades cantábricas y Pirineos, sin descartar algún chubasco tormentoso en el entorno del Sistema Ibérico. En el resto del país, sobre todo en la zona centro y área mediterránea y mitad sur, predominarán los cielos poco nubosos.

Lo más destacado del sábado será que los vientos soplarán del oeste y esto provocará un acusado descenso de las temperaturas en la mayor parte de España. En las regiones mediterráneas en cambio, como este viento llega seco y recalentado, se producirá una subida de las temperaturas que puede llegar a ser notable, de modo que en el interior de la Comunidad Valenciana y de la Región de Murcia el sábado se podrían superar los 38ºC, incluso puntualmente los 40ºC. Se espera calor también en Baleares, sobre todo en Mallorca, donde en la parte oriental de la isla sí podrían superar los 35ºC.

En cambio, en puntos de Galicia ni siquiera se alcanzarán, en algunas zonas, los 20ºC de temperatura máxima. “Este contraste entre las distintas zonas de España queda reflejado en que en el noroeste peninsular el sábado las máximas estarán entre 5 y 10ºC por debajo de lo normal para la época, mientras que en el extremo sureste de la Península estarán entre 5 y 10ºC por encima de lo normal”, ha apostillado.

El domingo los vientos girarán y soplarán en general desde el este, lo que se traducirá en un efecto contrario al del sábado en las temperaturas, es decir, bajarán en el área mediterránea, descenso que en la Comunidad Valenciana puede llegar a ser incluso extraordinario. Las temperaturas máximas del domingo pueden ser 10ºC más bajas que las del sábado.

En el resto del país, en cambio, las temperaturas subirán, de forma más acusada en el noroeste. Aún así el domingo, en general, será una jornada fresca para la época y solo se superarán los 35ºC de máxima en el Valle del Guadalquivir.

Estos vientos del oeste antes mencionados llevarán nubosidad hasta las regiones bañadas por el Mediterráneo y el domingo podría haber algunos chubascos ocasionales en la Comunidad Valenciana. También habrá cielos nubosos y posibles precipitaciones débiles en puntos de Cataluña y en el extremo norte peninsular, con ambiente soleado en el resto.

EL VERANO SE MANIFESTARÁ PLENAMENTE LA PRÓXIMA SEMANA

La próxima semana comenzará con un lunes en el que predominarán los cielos poco nubosos, aunque con algunas nubes en el Cantábrico y en el entorno de la Comunidad Valenciana, de las que podrán caer algunas precipitaciones débiles y dispersas. A partir del martes, las precipitaciones quedarán restringidas al extremo norte peninsular y también serán débiles y ocasionales en todo caso.

Las temperaturas inician el lunes un ascenso que tendrá continuidad las jornadas siguientes. Será una subida general tanto de las máximas como de las mínimas, con calor en buena parte de España al menos hasta el jueves o viernes. Así, se superarán los 35ºC en buena parte del este, centro y sur de la Península, así como en puntos de la meseta norte y Baleares, y se alcanzarán o superarán los 40ºC en el valle del Guadalquivir.

Las noches también serán calurosas, ya que los termómetros no bajarán de 22ºC en muchos puntos del Mediterráneo, donde además se sumará la alta humedad relativa, lo que dará sensación de bochorno. Tampoco bajarán los termómetros de 22ºC en puntos del centro y sur de la Península.

“Podemos concluir que aunque arranque del mes de agosto ha sido fresco en muchas zonas de España, parece que la próxima semana el verano se manifestará plenamente”, ha declarado el portavoz de AEMET.

En cuanto a Canarias, predominará durante los próximos días el régimen de vientos alisios con nubes y lloviznas o lluvias débiles en el norte de las islas más montañosas y temperaturas en general sin cambios, aunque es posible que también comiencen a subir por el Archipiélago a finales de la próxima semana.

10 L/M2 EN MENOS DE 10 MINUTOS Y CASI 40ºC EN EL MEDITERRÁNEO

Del Campo también ha destacado fenómenos significativos de este miércoles 4 de agosto, que transcurrió con chubascos en el Cantábrico, Pirineos y Cataluña, algunos de los cuales llegaron a alcanzar intensidad torrencial, es decir, cayeron al menos 10 litros por metro cuadrado en menos de diez minutos. Esto ocurrió en puntos de las provincias de Barcelona, Girona y Vizcaya

En cuanto a las temperaturas, ha resaltado que las más elevadas se registraron en el área mediterránea, por ejemplo, en la localidad de Xátiva (Valencia) y Molina de Segura (Murcia) se alcanzaron 40ºC de temperatura máxima.