Inicio España La deuda externa de España como acreedor se redujo en 2020 un...

La deuda externa de España como acreedor se redujo en 2020 un 4,25%, hasta los 13.375 millones

0

Cuba, China, Túnez y Turquía, principales deudores del Estado español

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La deuda externa ostentada por España en calidad de acreedor experimentó una reducción interanual durante el año 2020 del 4,25%, situándose en 13.375,44 millones de euros, siendo Grecia, Cuba, China, Túnez y Turquía, por ese orden, los principales deudores, representando conjuntamente aproximadamente el 72% de la deuda total.

Así consta en el informe relativo a la situación de la deuda externa ostentada por el Estado español en calidad de acreedor remitido por el Gobierno al Congreso de los Diputados y al que ha tenido acceso Europa Press.

Según se expone en el mismo, no se produjeron variaciones significativas en el reparto de la deuda externa por categorías ni por áreas geográficas. No obstante, en ambos casos, el Gobierno explica que el desglose se encuentra condicionado por el elevado peso de la deuda ostentada frente a Grecia derivada de préstamos desembolsados a ese país en 2010 y 2011.

Del total de 13.377 millones, 3.696,17 millones corresponde a deuda procedente de créditos del Fondo para la Internacionalización de la Empresa (FIEM), mientras que 418,72 millones suponen deuda correspondiente a créditos otorgados con cargo a los recursos del FONPRODE.

Por su parte, unos 2.671,18 millones corresponden a deuda comercial, derivada de operaciones de seguro de crédito a la exportación por cuenta del Estado, gestionado por la Compañía Española de Seguro de Crédito a la Exportación (CESCE) y los 6.589,38 millones restantes responden a otros tipos de deuda, categoría en la que se recogen aquellas operaciones que generan derechos de cobro para el Estado español frente al exterior.

CRECEN LOS IMPAGOS EN 2020

Según el informe que elabora la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, el órgano competente en materia de gestión bilateral y multilateral de la deuda externa, el volumen acumulado de impagos a 31 de diciembre de 2020 se situó en 882,60 millones de euros, frente a los 831,40 millones de 2019.

Por su parte, los cobros registrados en 2020 alcanzaron los 562,76 millones de euros, frente a los 655,29 millones de euros de 2019, lo que supone una caída del 14,1% interanual.

España mantenía en vigor a 31 de diciembre de 2020 un total de 27 programas de conversión de deuda en inversiones, que representan un esfuerzo conjunto de condonación de 1.223,13 millones de euros, mientras que la deuda total asociada a operaciones de microcréditos se redujo hasta los 82,94 millones de euros.

GRECIA, PRIMER PAÍS DEUDOR

De acuerdo con el informe, Grecia, Cuba, China, Túnez y Turquía continúan siendo, por ese orden, los principales deudores del Estado español, representando conjuntamente aproximadamente el 72% de la deuda total.

En concreto, Grecia encabeza ese listado aglutinando casi el 50% del total de la deuda, con 6.572,12 millones de euros. Según se explica en el documento, en 2020 finalizó el periodo de gracia para el reembolso de principal de la deuda de Grecia.

En consecuencia, en 2020 se registraron las primeras amortizaciones de principal de este deudor y se incrementó el importe total cobrado con cargo a la citada deuda.

DIEZ NUEVOS ACUERDOS MULTILATERALES EN EL CLUB DE PARÍS

Además, en el documento se refleja que España suscribió en 2020 diez nuevos acuerdos multilaterales en el Club de París para el alivio de deuda externa.

En concreto, nueve de ellos corresponden a acuerdos suscritos en el marco de la iniciativa Debt Service Suspension Initiative (DSSI) del Club de París y el G20, en favor de países de renta baja para liberar recursos financieros y apoyar la lucha de estos países contra los efectos de la pandemia del Covid-19.

También se suscribió un acuerdo de reestructuración de deuda con Somalia al alcanzar dicho país el Punto de Decisión, primero de los dos hitos de la iniciativa para el alivio de deuda a países pobres altamente endeudados (HIPC por sus siglas en inglés).

En este sentido, la deuda ostentada frente a países beneficiarios de la iniciativa HIPC se redujo nuevamente, en este caso hasta los 337,33 millones de euros.