Inicio España La caída de la actividad privada en enero augura una doble recesión...

La caída de la actividad privada en enero augura una doble recesión en la zona euro, según PMI

0

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El deterioro de la actividad del sector privado de la zona euro se acentuó en el arranque de 2021 como consecuencia de la inercia negativa por el impacto de la segunda ola de la pandemia y la reintroducción de restricciones para contenerla, lo que sugiere una recaída del PIB que condenaría a la eurozona a una doble recesión, según apunta la lectura preliminar del Índice Compuesto de Gerentes de Compras (PMI), elaborado por IHS Markit.

En el mes de enero, el dato preliminar de este indicador adelantado se situó en 47,5 puntos, frente a los 49,1 del mes de diciembre, lo que supone la peor lectura del PMI compuesto en los dos últimos meses, después de que el PMI del sector servicios cayera a 45 puntos desde los 46,4 del mes anterior, mientras que el índice del sector manufacturero frenó su expansión a 54,7 puntos, frente a los 55,2 de diciembre.

“Cada vez parece más inevitable que la economía de la zona euro sufra una recesión de doble caída”, comentó el economista jefe de IHS Markit, Chris Williamson, ante el continuado impacto adverso de las nuevas restricciones por la Covid-19 en la actividad de las empresas en el mes de enero, particularmente en el sector servicios.

No obstante, a pesar del deterioro observado como consecuencia de la segunda ola de Covid-19, en los tres últimos meses el nivel del índice PMI se ha mantenido por encima del registrado durante la primera ola de la pandemia, en la primavera de 2020, lo que sugiere que el impacto económico de la segunda ola de contagios ha sido hasta ahora “considerablemente menos acusado que el de la primera ola”.

De este modo, la lectura preliminar del PMI corrobora la tesis del Banco Central Europeo (BCE), cuya presidenta, Christine Lagarde, daba por hecho este jueves que el PIB de la eurozona se volvió a contraer en el último trimestre de 2020 y que la debilidad podría extenderse a los tres primeros meses de 2021, aunque la banquera central matizó que este escenario no excede las previsiones de la entidad, que no introdujo cambios en sus medidas de estímulo.

Los responsables de la encuesta PMI subrayaron el carácter generalizado del deterioro de la actividad en la eurozona, con una caída de la actividad en Alemania hasta mínimos desde el comienzo de la reactivación en julio de 2020, pero aún dentro de territorio expansivo, con 50,8 puntos, frente a los 52 de diciembre, mientras que en Francia y el resto de la zona euro el PMI ha retrocedido a 47 puntos desde los 49,5 de diciembre, dentro del terreno recesivo.

Entretanto, en el resto de la zona euro colectivamente se observó una tasa de contracción aún más pronunciada que en Francia, y la actividad total cayó por sexto mes consecutivo puesto que el índice respectivo cayó desde los 46,1 puntos a los 44,7.

Asimismo, en enero volvió a reducirse el nivel de empleo en la zona euro, ampliando a once meses consecutivos el ajuste laboral, aunque se observaron incrementos modestos de la contratación en Francia y Alemania, lo que ha ayudado a frenar la tasa de declive hasta su mínimo desde el comienzo de la pandemia, con recortes de empleo tanto en el sector servicios como en las manufacturas.

Por otro lado, las expectativas de las empresas respecto de la actividad en los próximos doce meses se han deteriorado en enero por la preocupación sobre la persistencia del impacto de la pandemia en la demanda.

“Es bastante alentador observar que la desaceleración es menos severa que la de la primavera del año pasado”, señaló Williamson, para quien los datos de la encuesta apuntan a un comienzo “deslucido” de 2021 en la eurozona, pero dejan abierta la puerta a que la economía recupere el ímpetu a medida que progrese la vacunación.