Inicio España Internistas desarrollan un modelo que predice el riesgo de COVID-19 grave con...

Internistas desarrollan un modelo que predice el riesgo de COVID-19 grave con variables clínicas sencillas

0

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

Una nueva investigación basada en datos del Registro SEMI-COVID-19 de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ha permitido desarrollar y validar un modelo pronóstico denominado ‘PRIORITY’, útil para predecir el riesgo de COVID-19 grave en pacientes hospitalizados a partir de variables clínicas de fácil obtención en el momento del diagnóstico inicial de la infección por SARS-CoV-2.

Los resultados de este trabajo, cuyos 25 autores son médicos internistas e investigadores de la SEMI, acaban de ser publicados en la revista científica de alto impacto ‘Clinical Microbiology and Infection’, bajo el título ‘Predicting critical illness on initial diagnosis of COVID-19 based on easily-obtained clinical variables: development and validation of the ‘PRIORITY’ model’.

Para desarrollar el modelo predictivo se analizaron datos de 10.433 pacientes hospitalizados en 132 centros de España entre el 23 de marzo y el 21 de mayo de 2020. Para la cohorte de desarrollo se seleccionaron hospitales de referencia terciarios y se analizaron datos de 7.850 pacientes, con una edad media de 65,8 años y un 57,2 por ciento de varones. La cohorte de validación incluyó datos de 2.583 pacientes de hospitales con menor tamaño, cuya edad media fue 69,5 años y un 54,8 por ciento eran varones.

Dicho modelo incluyó información referente a edad, dependencia, enfermedad cardiovascular, enfermedad renal crónica, disnea, taquipnea, confusión, presión arterial sistólica y saturación igual a 93 por ciento basal o requerimiento de oxígeno suplementario previo a la evaluación.

De los pacientes incluidos en la cohorte de desarrollo, el 25,1 por ciento presentó COVID-19 grave (8,3 por ciento ingresaron en UCI y 20,4 por ciento fallecieron). Por su parte, un 27,0 por ciento de los pacientes de la cohorte de validación presentó enfermedad crítica (7,7 por ciento ingresaron en UCI y 23,0 por ciento fallecieron). El modelo ‘PRIORITY’ mostró una buena capacidad para identificar la enfermedad crítica por COVID-19 tanto en la cohorte de desarrollo como de validación, con áreas bajo la curva ROC de 0,823 y 0,794 respectivamente.

En la investigación se demostró que el modelo desarrollado y validado “estaba bien calibrado, tenía una buena discriminación y se comportó de manera sólida en una cohorte de validación externa”. Además, mostró un beneficio clínico potencial en una amplia variedad de escenarios epidemiológicos. Por último, se desarrolló una calculadora ‘on line’ que “podría facilitar su aplicación inmediata para los médicos de primera línea”.

Los investigadores resaltan que, a pesar de su simplicidad, “el modelo tuvo un rendimiento similar a las herramientas de pronóstico publicadas anteriormente que incluían pruebas de laboratorio y de imagen”.

‘PRIORITY’ podría aplicarse en el triaje, utilizando variables fácilmente medibles disponibles en entornos sin acceso a pruebas de laboratorio o radiológicas, así como en sistemas sanitarios de bajos recursos, identificando pacientes de alto riesgo para su derivación al hospital. Además, los resultados de este trabajo “podrían ser de utilidad para apoyar la toma de decisiones en sistemas de salud bajo alta presión asistencial”.

Los impulsores de este estudio y primeros autores firmantes del artículo son investigadores del Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria (IRYCIS) y desempeñan su labor en el Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, cuyo Jefe de Servicio y autor de correspondencia es el profesor Luis Manzano.