Inicio España HRW pide a Israel que proporcione la vacuna a los palestinos dadas...

HRW pide a Israel que proporcione la vacuna a los palestinos dadas sus obligaciones como potencia ocupante

0

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La ONG pro Derechos Humanos Human Rights Watch (HRW) ha pedido al Gobierno israelí que facilite el suministro de dosis de la vacuna contra la COVID-19 a los palestinos de Gaza y Cisjordania, en cumplimiento de sus obligaciones con las Convenciones de Ginebra y otros acuerdos internacionales como potencia ocupante.

“La obligación de Israel, en virtud del Cuarto Convenio de Ginebra, de garantizar los suministros médicos, incluida la lucha contra la propagación de pandemias, es más nítida que nunca después de más de 50 años de ocupación sin final a la vista”, hace saber la ONG.

Dicho convenio, recuerda HRW, obliga a Israel, como potencia ocupante, a garantizar los ” suministros médicos de la población [ocupada]”, incluida la “adopción y aplicación de las medidas profilácticas y preventivas necesarias para combatir la propagación de enfermedades contagiosas y epidemias” hasta “la máxima capacidad de los medios disponibles”.

Las autoridades israelíes afirman que la responsabilidad de vacunar a esta población, en virtud de los Acuerdos de Oslo, recae en la Autoridad Palestina. Sin embargo, HRW entiende que tanto las Convenciones de Ginebra como el Derecho Internacional consuetudinario imponen al Estado hebreo la necesidad de organizar ellos mismos la campaña de vacunación en territorio ocupado dadas las limitaciones a las que hace frente el Gobierno palestino.

De hecho, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que Israel ratificó en 1991 y al que Palestina se adhirió en calidad de estado en 2014, requiere que los estados tomen las medidas necesarias para la “prevención, tratamiento y control de enfermedades epidémicas, endémicas, ocupacionales y de otro tipo. ”

Además “el Gobierno israelí mantiene el control primario” de las zonas ocupadas y “no puede asignar de golpe tales responsabilidades de vacunación” a las autoridades palestinas. El Gobierno israelí, recuerda HRW, también mantiene un control exclusivo sobre el Área C de Cisjordania, que abarca más del 60 por ciento de su territorio, lo que no deja excusa para no vacunar a los palestinos que viven allí.

La situación es alarmante. Hasta el 14 de enero, la Autoridad Palestina ha informado de 5.817 casos activos en Cisjordania, excluyendo Jerusalén Este, y más de 100.000 casos y 1.000 muertes en estas áreas desde el comienzo de la pandemia. Las autoridades del movimiento islamista Hamás, al frente de Gaza, han informado por su parte de 7.000 casos activos en el enclave, y un total de más de 45.000 casos y 400 muertes.

“Nada puede justificar la realidad actual en algunas partes de Cisjordania, donde la gente de un lado de la calle recibe vacunas, mientras que la del otro lado no, según sean judíos o palestinos”, ha declarado el director para Israel y Palestina de HRW, Omar Shakir. “Todos en el mismo territorio deben tener acceso equitativo a la vacuna, independientemente de su origen étnico”, ha añadido.