Inicio España HRW alerta del aumento de asesinatos por “venganza” de los talibán en...

HRW alerta del aumento de asesinatos por “venganza” de los talibán en Afganistán

0

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

La organización Human Rights Watch (HRW) ha alertado del aumento de asesinatos por “venganza” por parte de las fuerzas talibán de Afganistán, que apuntan ahora a críticos a pesar de que han ordenado a sus combatientes que actúen con moderación.

En la ciudad de Kandahar los talibán han llevado a cabo la detención y la ejecución de presuntos miembros del Gobierno provincial y de las Fuerzas de Seguridad y, en algunos casos, incluso de sus familiares, ha informado HRW.

Entre los casos más recientes, la organización ha resaltado la ejecución del cómico Nazar Mohamed, conocido como Khasha Zwan, quien en su día publicó canciones y vídeos cómicos en la red social Tik Tok.

A mediados de julio los combatientes talibán lo secuestraron en su vivienda, en el sur de la ciudad, y, tras golpearlo, le dispararon en repetidas ocasiones. Tras difundirse en redes sociales un vídeo en el que dos hombres aparecían golpeando al cómico, los talibán han reconocido que eran dos de sus combatientes quienes acabaron con la vida de Mohamed.

“Al parecer, las fuerzas de los talibán ejecutaron a Khasha Zwan porque se burlaba de los líderes talibán”, ha expresado la directora asociada para Asia de HRW, Patricia Gossman. “Su asesinato y otros abusos recientes demuestran la voluntad de los comandantes talibán de aplastar violentamente incluso las críticas u objeciones más dóciles”, ha dicho.

Además, activistas de la ciudad han denunciado que en las aldeas aledañas se ha llevado a cabo la detención de personas asociadas con el Gobierno o la Policía, y los familiares de estos dicen que no tienen noticias de ellos desde entonces.

De acuerdo con el derecho humanitario internacional están prohibidas las ejecuciones, las desapariciones forzadas y otros malos tratos a cualquier persona detenida, y que son considerados como crímenes de guerra. En esta línea, han apuntado que es ilegal detener a civiles a no ser que sea “absolutamente necesario” por razones de seguridad.

Los ataques de represalia son una forma de castigo colectivo y también están prohibidos. La Corte Penal Internacional está investigando las denuncias de crímenes de guerra y graves abusos contra los Derechos Humanos cometidos por todas las partes del conflicto afgano.

“Las fuerzas talibán que avanzan no tienen un cheque en blanco para atacar brutalmente a sus críticos (…) Los líderes talibán generalmente niegan los abusos, pero son sus combatientes los que llevan a cabo estos ataques y su responsabilidad de detener los asesinatos”, ha zanjado Gossam.