Inicio España González Laya pide que las soluciones a la pandemia no reproduzcan “brechas...

González Laya pide que las soluciones a la pandemia no reproduzcan “brechas anteriores” contra las mujeres

0

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación de España, Arancha González Laya, ha pedido este lunes que las soluciones a la pandemia de COVID-19 no reproduzcan las “brechas anteriores y las que han aumentado” contra mujeres y niñas.

En un diálogo convocado por Fundación La Alameda, con sede en Chile, sobre la gestión de la pandemia y el rol de la mujer, la titular de Exteriores ha considerado que, para salir de la crisis derivada de la pandemia, es necesario “implantar políticas con una mirada muy específica en mujeres y niñas” y ha puesto el foco en que la mujer ha sido uno de los grupos sociales con los que la pandemia “se ha ensañado”.

González Laya ha recordado algunas “cifras muy serias” que la pandemia de COVID-19 ha arrojado respecto a la situación de las mujeres, como en el ámbito de la pobreza extrema. Así, por cada cien hombres que han caído en la pobreza extrema debido a la crisis, han hecho lo propio 122 mujeres.

“Sabemos que la pandemia ha creado angustia, desesperación y violencia”, ha reconocido González Laya, que ha insistido en que, sin embargo, “la violencia sobre las mujeres ha sido mucho más dura”, por ejemplo, en el ámbito doméstico, con las víctimas conviviendo con los victimarios en épocas de confinamientos.

No obstante, ha puesto de manifiesto el papel que las mujeres pueden jugar en cuanto a la solución de la pandemia y ha destacado que empresas dirigidas por mujeres o con mayor presencia directiva de mujeres han sido “más capaces” de generar “resiliencia” ante la pandemia, subrayando que cualidades femeninas, como la “empatía” o la “capacidad de comunicación”, han sido fundamentales.

“Hay manera de responder a la crisis con mirada femenina. Otra manera de gestionar la crisis que me parece que es notable”, ha asegurado González Laya.

Asimismo, la ministra española ha propuesto otros rasgos que tendrían que vertebrar las soluciones a la pandemia de COVID-19 y ha enumerado el multilateralismo y la cooperación. “La interdependencia es la descripción del siglo XXI y de lo que ha ocurrido durante la pandemia”, ha justificado, antes de recalcar que “lo que hagamos unos impacta en otras comunidades, más allá de nuestro espacio y nuestro país”.

En el evento también ha participado la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico de España, Teresa Ribera, que ha puesto en valor que el personal sanitario que ha luchado en primera línea contra la COVID-19 está “extraordinariamente feminizado” lo que, en última instancia, ha aumentado su “vulnerabilidad”.

No obstante, ha destacado que “han estado al pie del cañón” y han mantenido la “disciplina” y el “compromiso, muchas veces sabiendo que volvían a casa y convivían con personas vulnerables”.

En este sentido, ha detallado que, a su juicio, la manera en la que las mujeres gestionan las crisis “tiene que ver con la audacia” y con “adaptarse de manera más eficaz a contextos hostiles y complicados”. “Reaccionar frente a imprevistos muestra que la capacidad de visión de conjunto de las mujeres ha hecho responder”, ha reiterado.

Por ello, y centrada en el hallazgo de soluciones de la pandemia, Ribera ha afirmado que “es bueno recordar” que las mujeres quieren “participar al menos en el mismo porcentaje que el porcentaje que representamos en el conjunto de la sociedad”, además de indicar que la respuesta “no puede dejar a nadie atrás” y que la solidaridad es algo “crítico y determinante”.

LOS “MEJORES” EJEMPLOS, PAÍSES LIDERADOS POR MUJERES

Por su parte, la presidenta del PSOE y vicepresidenta del Senado, Cristina Narbona, ha reconocido la “responsabilidad política” de las mujeres que se encuentran al frente de los gobiernos de sus países, aunque ha lamentado que son “pocas” –una veintena de los casi 200 países del mundo–.

Así, ha subrayado que, “precisamente en ese porcentaje”, se encuentran “algunos de los mejores ejemplos de respuesta a la pandemia”. Narbona ha mencionado a la canciller de Alemania, Angela Merkel, o a la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern.

“Varios países en los que la respuesta a la pandemia ha sido especialmente eficaz”, ha aseverado, señalando entre la razones de la eficacia la capacidad de las mujeres para tener una visión “integrada” de los problemas, que suelen ser multisectoriales, o la “empatía” hacia los más vulnerables.

De forma paralela, la presidenta del PSOE ha reconocido la labor de las mujeres investigadoras y su rol en el desarrollo científico. “Así que más afectadas, más vulnerables, con mayor desigualdad social, pero también con una capacidad de respuesta y liderazgo que debemos dar a conocer a la ciudadanía”, ha remachado.

Respecto al futuro, Narbona ha pedido avanzar hacia una “globalización de los valores” y “de los derechos de los ciudadanos”, después de afear que la pandemia ha visibilizado que la interdependencia que rige el sistema global responde a un “paradigma muy economicista” que implica “concentración de la renta y la riqueza, control de los recursos y métodos productivos”.

A su juicio, este es el “momento idóneo” para impulsar los valores progresistas de la socialdemocracia y la justicia social. “Donde hemos llegado es a un mundo donde surge algo tan grave que se acentúan las desigualdades”, ha lamentado Narbona, que insistido en “un reparto más equitativo de la riqueza y el acceso a los recursos y bienes del sistema productivo”.

MUNDO “TREMENDAMENTE DESIGUAL”

Por último, la precandidata presidencial del Partido Socialista de Chile, Paula Narváez, ha recordado que “ningún país del mundo puede exhibir el logro de la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres”, aunque ha reconocido la existencia de “avances importantes desde el punto de vista de ir cerrando brechas”.

“En ese contexto nos golpea la pandemia, en un mundo tremendamente desigual”, ha dicho Narváez, que ha incidido en que, además, América Latina es la región “más desigual” del mundo en este campo.

“La pandemia aterriza ya en situaciones vulnerabilizadas para mujeres y niñas”, ha señalado, lo que, a su juicio, “demuestra por qué es tan necesario tener un enfoque de género en cada una de las políticas que se desarrollan en los Estados”.

Del mismo modo, ha mencionado la necesidad de mostrar el rol de las mujeres proporcionando cuidados, ya sea en el ámbito sanitario, doméstico, privado o comunitario y ha especificado que “el trabajo doméstico es trabajo”. Por ello, ha reclamado que el Estado se encargue de los cuidados “como un sector de la economía” que, en última instancia, posibilita la inserción de las mujeres en la vida social, política y económica.

Narváez, que también ha defendido la capacidad de las mujeres “para conducir el camino de un país”, ha sostenido la importancia del multilateralismo en el contexto actual y ha reclamado que los países “renueven” sus compromisos con el mismo.

Del caso chileno, Narváez ha resaltado que la pandemia ha demostrado que “un Estado presente resulta especialmente necesario” y ha concedido importancia al proceso constituyente de Chile en este sentido.

En octubre de 2020 se realizó un plebiscito nacional en el que los chilenos eligieron redactar una nueva Constitución a través de una Convención Constituyente con un 78 por ciento de los votos, dando inicio a un proceso que pondrá fin a la Carta Magna actual, que se remontaba a la época del dictador Augusto Pinochet.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre