Inicio España Garamendi dice que Europa no pide una reforma laboral, “aunque algunos piensen...

Garamendi dice que Europa no pide una reforma laboral, “aunque algunos piensen lo contrario”

0

Álvarez (UGT) asegura que España irá mejorando los ratios de empleo en la medida que se produzca con más valor añadido

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha afirmado este lunes que la “condicionalidad” que pide Europa para entregar los fondos del plan de recuperación respecto al mercado laboral no es la reforma laboral, “aunque comprende que algunos piensen lo contrario”.

“Hablamos de pensiones, de formación o de eficiencia del gasto. De esos elementos, que son clave junto a las vacunas y más vacunas, porque si esto no lo arreglamos desde el punto de vista sanitario, realmente no avanza”, ha apuntado el presidente de la patronal durante su intervención en el foro ‘Wake up! Spain’ organizado por El Español-Invertia.

Además, cree que la renovación del país no funcionará sin “un efecto de inclusión total”, tanto territorial como social. “Nos va a tocar trabajar muchísimo en el diálogo social para ir avanzando en ese modelo de negocio que tiene que adaptarse a los avances que están haciendo las empresas. La responsabilidad es de todos”, según Garamendi.

El presidente de CEOE ha dejado claro que los fondos europeos son “una gran oportunidad” y que las empresas ya están trabajando con el Gobierno en el plan. “Creo que es muy importante valorar la tracción de las grandes empresas y especialmente para que capilaricen en las pymes”, según Garamendi.

Por su parte, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha asegurado que España debe encontrar una fórmula para que las pymes se puedan incorporar al proceso de internacionalización, de tal manera que “dentro de cinco o seis años España sea un país más equilibrado”.

“Desde el punto de vista del sindicato, hemos vivido la primera parte de transformación durante la pandemia”, ha apuntado, tras señalar que los agentes sociales no dudaron en aparcar todo lo que tenían y en dedicarse “en cuerpo y alma a la pandemia”.

Asimismo, cree que España va a ir mejorando los ratios de empleo en la medida en que se produzca con mayor valora añadido, con más elementos tecnológicos “y con toda seguridad el modelo se va a ir transformando”.

“Esta pandemia ha traído mucho más que muerte, más que los dramas que hemos vivido desde el punto de vista de salud, ya que nos ha puesto de manifiesto las grandes debilidades que tenemos y que hay que abordar. Nosotros queremos un nuevo contrato social y medioambiental que hable de todo, incluida las necesidades básicas que tienen que concurrir”, ha añadido.

Por otro lado, el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, ha pedido que haya un acuerdo de colaboración “espléndido” y ha apuntado que los fondos deben ser un “salto importantísimo en beneficio de los españoles y de su prosperidad”. “Es una oportunidad y no se puede fallar”, ha dicho.

También ha apuntado que la colaboración es muy importante y que requiere poner el foco en las empresas, que son “el motor de la economía y debe mirarse a través de las empresas”, porque “son el escudo social más importante”.

“Lo segundo es la colaboración entre las propias empresas y las propias personas. La colaboración público-privada es decisiva para llevar adelante este plan de recuperación, transformación y resiliencia”, ha dejado claro.

No obstante, ha afirmado que, desde su punto de vista, falta impulsar la internacionalización. “El salto a la internacionalización de las medianas empresas que se llevó a cabo en 2018 tiene que completarse, porque hay mucho recorrido en el orden de la internacionalización”, ha añadido.

“Las grandes empresas no me preocupan nada. Están haciendo ya los deberes y ahora lo importantes es que lo van a completar en proyectos tractores, que también son un ejercicio de colaboración. La clave está en las pymes. España es un país de pymes y hay que ayudarlas, pero no solo con medios materiales, sino ayudándolas en su propia reinvención”, ha dejado claro, tras apuntar que “ha cambiado todo y ahora toca “volver a pensar”.

Por último, ha subrayado que la internacionalización tiene que ser apoyada desde el Gobierno, “integrándose en Europa y abriéndose a la globalidad”. “Esto es absolutamente necesario al igual que ayudarles en todo lo que podamos en esa reinvención”, ha dicho.