Inicio España Farmaindustria, FENIN y Fundación IDIS abogan por un nuevo sistema sanitario basado...

Farmaindustria, FENIN y Fundación IDIS abogan por un nuevo sistema sanitario basado en la colaboración e innovación

0

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

La presidenta de Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN), Mª Luz López-Carrasco, el presidente de Farmaindustria, Juan López-Belmonte y el presidente de la Fundación IDIS, Juan Abarca, han coincidido en que es necesario crear un nuevo sistema sanitario centrado en el paciente y basado en la colaboración público-prívada y en la innovación tecnológica, sanitaria y farmacéutica.

En estos términos se han referido en la apertura de la Jornada de Innovación ‘Claves del nuevo sistema sanitario’. López-Carrasco ha afirmado que es “urgente” la creación de un nuevo modelo donde la tecnología sanitaria sea relevante, que construya un sistema socio sanitario basado en la personas, dando valor al “concepto de sanidad participativa”, donde las necesidades del pacientes estén en el centro. Asimismo, un sistema basado en las necesidades de los profesionales de salud, marco laboral favorable y formación de cara a la innovación.

Hablando de innovación, apuesta por un sistema capaz de incorporar la innovación de forma ágil, “capaz de aportar valor y dar respuesta los grandes retos del sistema sanitario”. Donde se apueste por la medicina predictiva y participativa, que busque la prevención, diagnostico precoz, atención domiciliaria, etc. Y, dentro de la innovación, destaca la tecnología sanitaria, “pieza clave del sistema sanitario” y “tejido empresarial humanizador”.

Por otro lado, las sinergias publicas y privadas, “un modelo colaborativo”, donde todos los sectores puedan trabajar pueden trabajar “conjuntamente en la búsqueda de la excelencia de la innovación biomédica”. La presidente de Fenin apuesta por un “único sistema sanitario”, donde se trabaje de manera combinada el modelo de sanidad público y privado, “centrándose en mejores resultados de los pacientes”.

Por su parte, López-Belmonte ha destacado en un intervención el papel de la innovación en la industria farmacéutica. En este sentido, de cara a un “nuevo modelo sanitario fuerte”, considera que será fundamental la investigación sanitaria, la investigación clínica, el desarrollo de nuevos medicamentos y la formación de los profesionales sanitarios.

Ha destacado también el pape de la colaboración público y privada en el desarrollo de ensayos clínicos. “Tenemos una gran oportunidad de convertirnos en un gran polo de atracción de inversión internacional en investigación biomédica”, ha afirmado, y, para ello, considera que “necesitamos una estrategia de país que nos permita aprovechar esta oportunidad, en un momento histórico del desarrollo de medicamento de la mano de la medicina de presión”. Asimismo, considera que es “imprescindible que garantizamos el acceso de los pacientes españoles a la innovación”.

“Tenemos que trabajar, administración sanitaria e industria farmacéutica, para asegurar el mejor acceso posible a los medicamentos en términos similares a los que se produce en los grandes países europeos. Es la mejor forma de mejorar nuestro sistema sanitarios y la salud de los españoles”, ha afirmado.

Finalmente, el presidente de la Fundación Idis ha defendido un sistema sanitario “único, colaborativo e innovador” en el que se cuenten con todos los recursos disponibles para mantener el sistema sanitario. Apuesta por un sistema que tenga capacidad reformista e innovadora, lamentando que el nivel de inversión en España sea muy inferior a la media de los países de nuestro entorno.

“Un país moderno no es un país que innova si no en el cual la innovación es el motor de crecimiento”, ha afirmado. El problema no es la innovación, ya que considera que sistema sanitario desde el punto de vista tecnológico y farmacéutico es uno de los sectores más innovadores en España, el “reto” es el acceso a dicha innovación y, en particular, a su financiación; que en España “tiende a ser insuficiente frente a las necesidades de gasto”.

“El reto es claro: transformar el impacto de estas innovaciones en mejoras significativas para las organizaciones que contribuyan a financiar el elevado coste de la innovación y a mejorar claramente los resultados sanitarios, tanto en eficacia como en eficiencia”, ha afirmado.

Así, ha señalado que sería necesario continuar los esfuerzos para dotarnos de los instrumentos necesarios; aprender a medir el valor de la innovación para con las organizacion sanitario; reducir las resistencias estructurales (burocracia) de las organizaciones; invertir en cultura de la innovación y consolidar un objetivo de inversión en innovación.