Inicio España El presidente de Líbano se distancia de las críticas del ministro de...

El presidente de Líbano se distancia de las críticas del ministro de Exteriores a los países del Golfo

0

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El presidente de Líbano, Michel Aoun, ha subrayado este martes que los comentarios del ministro de Exteriores, Charbel Uehbé, críticos con los países del Golfo Pérsico por su presunto apoyo a Estado Islámico, no reflejan la postura oficial de Beirut, en un intento por evitar una nueva crisis diplomática.

La Presidencia libanesa ha indicado a través de su cuenta en la red social Twitter que las palabras de Uehbé a la cadena de televisión Al Hurra “son su opinión personal” y “no reflejan la posición del Estado o de Aoun”.

Asimismo, ha destacado que Beirut “afirma la profundidad de las relaciones fraternales entre Líbano y los hermanos estados del Golfo”, al tiempo que ha mostrado su “disposición” a la hora de “seguir fortaleciendo estas relaciones en todos los campos”.

Uehbé destacó que células del grupo yihadista Estado Islámico “fueron llevadas (a Líbano) por países amigos y hermanos”, en lo que fuentes citadas por los medios libaneses han interpretado como una acusación contra Arabia Saudí y otros países del Golfo, que no han reaccionado por el momento.

Las palabras del ministro, miembro de la comunidad cristiana y aliado del partido-milicia chií Hezbolá, han sido criticadas duramente por el primer ministro encargado, Saad Hariri, quien ha dicho que “sabotea las relaciones entre Líbano y los países árabes”.

Hariri ha dicho que las declaraciones de Uehbé “no están relacionadas con el trabajo diplomático” y ha cargado contra el Gobierno en funciones, del que ha dicho que “ha causado duras consecuencias para Líbano y los intereses de su pueblo en los países árabes”.

“Como si las crisis y el boicot que sufre el país, que se hunde, no fueran suficientes para indicar las políticas aleatorias adoptadas hacia los hermanos árabes”, ha lamentado Hariri, aliado cercano de Arabia Saudí, al tiempo que ha apostado por mejorar las relaciones con los países del Golfo Pérsico.

El Ejecutivo libanés está en funciones desde la dimisión en agosto de 2020 del primer ministro, Hasán Diab, a raíz de las protestas desencadenadas por las explosiones registradas en el puerto de Beirut, que dejaron más de 200 muertos y enormes daños materiales.

Las negociaciones para formar Gobierno, iniciadas por Hariri tras su nominación en octubre de 2020, no han tenido éxito, en el marco de sus tensiones con Aoun, sin que los esfuerzos de mediación hayan surtido efecto y ante el aumento de las protestas y el ahondamiento de la crisis.

El país afronta su peor crisis económica desde la guerra civil (1975-1990) y se halla con un Gobierno en funciones desde agosto a raíz de la dimisión de Hasán Diab días después de las explosiones del 4 de agosto en el puerto de Beirut, que dejaron más de 200 muertos y 7.000 heridos.