Inicio España El Papa denuncia los “nuevos fundamentalistas” en la Iglesia a los que...

El Papa denuncia los “nuevos fundamentalistas” en la Iglesia a los que les da “miedo” ir hacia adelante

0

ROMA, 27 (EUROPA PRESS)

El Papa ha denunciado a los “nuevos fundamentalistas” en la Iglesia a los que les da “miedo” ir hacia adelante y prefieren refugiarse en el pasado porque se “sienten más seguros” al tiempo que ha lamentado las actitudes de los sacerdotes que hacen “burocracia” para dar los sacramentos.

“Los nuevos fundamentalistas son aquellos a los que parece que el camino para ir hacia adelante les dé miedo y van hacia detrás porque se sienten más seguros: buscan la seguridad de Dios y no al Dios de la seguridad”, ha asegurado el Pontífice durante la audiencia general de este miércoles.

El Papa, que inauguró el pasado 9 de octubre el Sínodo de la sinodalidad, un largo proceso de escucha en la Iglesia cuyos resultados se condensarán en la reunión episcopal de Roma en 2023, ha señalado que la “Iglesia no es únicamente un elenco de mandatos y preceptos”. “Es la belleza de la fe en Jesucristo, nutrida de oración, lo que da la paz y la alegría. Sólo este Amor del Espíritu tiene el poder de atraer y cambiar el corazón del hombre”, ha asegurado.

Del mismo modo, ha lamentado que la “burocracia” se inmiscuya en los asuntos que tienen que ver con los sacramentos. “¿Cuántas veces, nosotros mismos sacerdotes u obispos hacemos tanta burocracia para dar un sacramento y la gente no ve en nosotros a la fuerza del Espíritu Santo?”, se ha preguntado.

USO EGOÍSTA DE LA SEXUALIDAD

Además, durante la catequesis ha arremetido contra lo que ha llamado “las obras de la carne” que hacen referencia a “un uso egoísta de la sexualidad, a las prácticas mágicas que son idolatría y a todo lo que mina las relaciones interpersonales como la discordia, los celos, las discordias, las divisiones, los bandos y las envidias”.

Francisco ha dejado claro que no hay “nada de malo” en la carne humana y ha explicado, a partir de los comentarios a la Carta a los Gálatas de san Pablo, que el apóstol “insiste en el realismo de la carne humana llevada por Cristo en la cruz”. “Carne es una palabra que indica al hombre en su única dimensión terrena, encerrado sobre sí mismo, en una vida horizontal, donde se siguen los instintos mundanos y se cierra la puerta al Espíritu, que nos levanta y nos abre a Dios y a los demás”, ha dicho Francisco. También ha añadido que la carne recuerda que todo lo material “pasa, se pudre” mientras que el Espíritu “da vida”.

Por el contrario, ha apuntado que las “obras de Espíritu” traen consigo frutos como “el amor, la alegría, la paz, la magnanimidad, la benevolencia, la bondad, la fidelidad, la mansedumbre y el autocontrol”. Por eso, ha invitado a los católicos a vivir según los presupuestos del Espíritu.