Inicio España El NRC alerta de que la economía de Afganistán “podría colapsar en...

El NRC alerta de que la economía de Afganistán “podría colapsar en cualquier momento”

0

Pide un acuerdo “multilateral” para “estabilizar” la economía y “financiar adecuadamente los servicios públicos”

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La organización no gubernamental Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) ha alertado este lunes de que la economía afgana “se está saliendo de control” y ha indicado que podría “colapsar en cualquier momento”, lo que podría tener un grave impacto sobre los servicios esenciales.

“El sistema bancario formal podría colapsar cualquier día por la falta de efectivo. He hablado con familias que me dicen que sobreviven con té y pequeñas rebanadas de pan”, ha dicho el secretario general del NRC, Jan Egeland, a través de un comunicado.

Así, ha explicado que “si la economía colapsa, incluso los servicios más básicos dejarían de funcionar y las necesidades humanitarias aumentarían aún más”. “Hacer frente a la crisis de liquidez es clave, ya que las organizaciones de ayuda intentan aumentar sus operaciones para responder a las urgentes necesidades humanitarias”, ha añadido.

“Estamos en una carrera contrarreloj para salvar vidas antes de que llegue el duro invierno y las temperaturas caigan a mínimos de 20 grados bajo cero. Cientos de miles de desplazados necesitan urgentemente cobijo, ropa de abrigo y comida durante las próximas semanas”, ha argüido Egeland.

En este sentido, ha hecho hincapié en que en la actualidad “uno de cada tres afganos no saben de dónde obtendrán su siguiente comida” y ha añadido que el personal del NRC está haciendo frente a problemas para obtener efectivo para comprar comida o acceder a sus ahorros en los bancos del país.

“No hemos podido pagar al personal su salario total porque ha sido imposible enviar dinero al país de forma segura. Imaginen esa situación multiplicada para cada empleador en el país”, ha dicho Egeland, quien ha pedido a la comunidad internacional un acuerdo “multilateral” para “estabilizar la economía, financiar de forma adecuada los servicios públicos y hacer frente a la crisis de liquidez”.

De esta forma, ha hecho hincapié en que este acuerdo implica “explorar mecanismos nuevos y existentes, ya sea canalizar la financiación internacional ante los fondos de Naciones Unidas o a través de organizaciones humanitarias como medida interina”. “De lo contrario, sus promesas de seguir apoyando al pueblo afgano serán vacías”, ha alertado.

“Los donantes deben centrarse en entregar soluciones rápidas y eficientes para entregar ayuda urgente a niños, mujeres y hombres que no pueden esperar más. El país está en una cuenta atrás al colapso económico. Debemos ayudar al pueblo afgano a toda costa”, ha zanjado Egeland, quien llegó el domingo al país para una visita que se extenderá hasta el martes.

Según los datos del NRC, más de 18 millones de personas dependen de la ayuda humanitaria para sobrevivir, mientras que 664.000 se vieron desplazadas desde enero a causa de la violencia, lo que eleva a 3,5 millones el total de desplazados internos en el país asiático.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) indica que uno de cada tres afganos están en inseguridad alimentaria grave, con el 93 por ciento de los hogares con un consumo insuficiente de comida durante la última semana, según un sondeo.

Los talibán, que se hicieron con el poder a mediados de agosto tras entrar en Kabul poco después de la huida del país del entonces presidente, Ashraf Ghani, han anunciado ya la formación de su Gobierno, marcado por la falta de mujeres y de representantes de otros grupos políticos de Afganistán.