Inicio España El Gobierno concederá ayudas a las operadores para desplegar redes 5G en...

El Gobierno concederá ayudas a las operadores para desplegar redes 5G en núcleos de población

0

El Gobierno reducirá temporalmente en 2021, 2022 y 2023 las tasas por reserva de espectro a cambio de compromisos de despliegue 5G

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El Gobierno pondrá en marcha un plan de convocatorias de ayudas anuales a los operadores de telecomunicaciones para el impulso de la instalación de redes de 5G en núcleos de población, aunque la intensidad de las mismas será mayor cuanto menos habitantes tenga la localidad con el objetivo de evitar que los despliegues se concentren en zonas urbanas.

Según recoge la Estrategia de impulso de la tecnología 5G aprobada este martes en Consejo de Ministros, las ayudas al sector consistirán en una bonificación asociada a la instalación de redes y estaciones base 5G, siempre y cuando no hayan recibido previamente otro tipo de ayudas públicas. Así, serían susceptibles de ser bonificados los costes de adquisición, instalación y actualización de los equipos.

A cambio, los operadores asumirán un compromiso de cobertura asociado al tanto por ciento de población cubierto y vinculado a la ayuda recibida, que deberá ir más allá de las eventuales obligaciones de cobertura que se hayan podido establecer en las licitaciones y acuerdos de concesión de frecuencias de operación.

El Gobierno explica que, con el propósito de que la extensión de redes no se concentre en entornos urbanos, la intensidad de la ayuda será gradual, siendo menor en grandes ciudades, y mayor cuanto menor sea el número de habitantes de la población a dar cobertura. Igualmente, se tomarán en cuenta aspectos relacionados con el adelanto temporal de los despliegues.

Con este mismo fin y para maximizar el rendimiento y aprovechamiento de las infraestructuras en servicio en el territorio, se considerará el uso de infraestructuras de telecomunicaciones existentes u otras tales como las infraestructuras de transporte eléctrico, lo que permitirá acelerar el establecimiento de redes y el despliegue de la tecnología 5G, principalmente en el ámbito rural y la España Vaciada.

Como continuación de la primera fase de esta medida, desde 2023, y de acuerdo el grado de desarrollo alcanzado de las redes 5G, se evaluará la oportunidad de diseñar y poner en marcha programas específicos que continúen con la extensión de la cobertura 5G en las zonas rurales, alineándolo con los despliegues de corredores secundarios.

DESPLIEGUE EN CORREDORES

Por otra parte, el Gobierno también lanzará convocatorias de ayudas anuales para el desarrollo de infraestructuras 5G en corredores primarios y secundarios, que combinarán así esfuerzos públicos y privados. En el entorno de los principales corredores ferroviarios y autopistas, se contará con el apoyo de los programas comunitarios.

En esta línea, se habilitará un instrumento de ayudas que incentive al despliegue de infraestructuras 5G en carreteras nacionales, provinciales y otras vías secundarias en el ámbito rural, favoreciendo una extensión y continuidad de la cobertura 5G más allá de las zonas pobladas.

Asimismo, se realizarán convocatorias de ayudas al sector para actualizar la conectividad de los emplazamientos, que, al igual que en el resto de convocatorias para el apoyo al despliegue de servicios de comunicaciones electrónicas de banda ancha, se atendrán al principio de neutralidad de tecnología y servicio, teniendo siempre en cuenta y valorando tanto tecnologías terrestres como satelitales.

OTRAS MEDIDAS

Por otro lado, el Gobierno creará un grupo de trabajo con el que coordinar y ejecutar en ciertas ciudades seleccionadas una serie de pruebas de despliegue experimental de ‘small cells’, las antenas de pequeño tamaño y alcance que será necesario desplegar de forma numerosa en núcleos urbanos para garantizar la cobertura de 5G.

Los objetivos de este grupo son establecer el alcance y características de las pruebas y proponer los acuerdos de colaboración para el desarrollo de las mismas, así como la dotación económica necesaria para su ejecución dentro de cada ciudad seleccionada.

Asimismo, se elaborará una Guía de Buenas Prácticas de despliegue donde se describa la regulación española y comunitaria aplicable y se detallen las mejores prácticas observadas con el fin de sortear el obstáculo que en ocasiones supone el desconocimiento o conocimiento parcial del marco legal en los municipios de menor tamaño.

En este contexto, el Gobierno también perseguirá simplificar los trámites administrativos existentes de modo que no sólo no actúen como una barrera al despliegue de infraestructuras, sino que se evite la ralentización y se contribuya a la agilización de puesta en marcha de los planes de operadores.

Para ello, se actuará en colaboración con los ayuntamientos y otras entidades locales para coordinar y agilizar actuaciones y despliegue y se promoverá que las Administraciones Públicas faciliten la utilización de sus infraestructuras (emplazamientos, canalizaciones, torres, espacios para facilidades de edge computing…) para el despliegue d redes 5G.

GESTIÓN DEL ESPECTRO

Por otro lado, se reducirá temporalmente en 2021, 2022 y 2023 de las tasas por reserva de espectro radioeléctrico asociada a compromisos de despliegue 5G, proporcional al grado de despliegue de red 5G realizado (a mayor compromiso de despliegue, mayor factor de reducción de la tasa a aplicar), con el fin de acelerar y favorecer el despliegue de red por los operadores, «transfiriendo al sector liquidez inmediata».

Respecto al espectro designado para el desarrollo del 5G, la Estrategia contempla que en el año 2021 se haya completado la asignación de frecuencias en la banda de 26 GHz, de modo que pueda iniciarse la prestación de servicios de muy alta capacidad tan pronto como los estándares, los equipos y los despliegues estén disponibles.

Para ello, el Gobierno efectuará una consulta pública cuyo objetivo es disponer de una visión actualizada de las aplicaciones demandantes, de los modelos de autorización de negocio, de los operadores de telecomunicaciones y otros eventuales agentes interesados, la disponibilidad de equipamiento y la cadena de valor asociada.

Asimismo, confirma que la licitación de la banda de frecuencias de 700 MHz, que estaba prevista para el segundo trimestre de 2020 pero tuvo que ser aplazada por las restricciones derivada de la pandemia del Covid-19 para concluir el denominado segundo dividendo digital, se realizará en el primer trimestre de 2021.

Por otro lado, el Gobierno también llevará a cabo una reordenación del uso de determinadas bandas y una la habilitación para 5G de aquellas armonizadas en Europa para servicios de comunicaciones electrónicas con el fin de conseguir una mayor disponibilidad del espectro para la tecnología y servicios 5G.

En este sentido, detalla que con carácter previo a la reordenación de la banda 3,5 GHz se licitará 20 MHz que actualmente están sin adjudicar en ella, un proceso que se iniciará en el cuarto trimestre de 2020 y finalizará en primer trimestre 2021. De este modo, se podrá proceder a la reordenación de la banda con las mayores garantías y aprovechamiento al no ser necesarias revisiones posteriores de la misma.