Inicio España El Congreso debate otra vez sobre el voto rogado, con ERC pidiendo...

El Congreso debate otra vez sobre el voto rogado, con ERC pidiendo que pueda delegarse en alguien que viva en España

0

El próximo Pleno aprobará la creación de una subcomisión que estudiará cambios en la ley electoral, como rebajar la edad de voto

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El debate sobre el voto rogado regresará de nuevo la próxima semana el Pleno del Congreso de la mano de Esquerra Republicana (ERC), que propone los españoles residentes en el extranjero puedan delegar el sufragio en otra persona que pueda votar en urna en su lugar en la provincia que le corresponda.

Así lo incluyen los independentistas catalanes en el texto que someterán a votación del Pleno el jueves de la próxima semana con intención de que sustituya a la proposición de ley que presentaron el PSOE y Unidas Podemos para derogar el voto rogado y que fue tomada en consideración hace unas semanas.

ERC comparte la idea de acabar con ese requisito que se exige a los residentes en el extranjero, obligados desde 2011 a pedir el voto con antelación para poder ejercerlo, también llamado voto rogado, y añade algunos retoques para garantizar la gratuidad y celeridad del voto por correo y en urna en los consulados.

Pero incluye una tercera opción para los electores residentes en el extranjero, sea de forma permanente o temporal: delegar el voto en urna a otro elector de su elección y de su misma provincia, rellenado un formulario que se entregaría en mano en la embajada o consulado más próximo.

Un novedoso mecanismo que podría llegar a chocar con el principio de sufragio personal y con la prohibición de votar más de una vez que se contempla en la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG).

VOTAR HASTA CUATRO VECES

Según la propuesta de ERC, recogida por Europa Press, esa delegación de voto se plantea para un proceso electoral concreto, pero también se abre la puerta a dejar delegado el voto durante un plazo de tres años. Y el elector residente en España podrá ejercer el voto hasta cuatro veces, una en su propio nombre más un máximo de tres delegaciones de ciudadanos residentes en el extranjero.

En caso de que la propuesta de ERC no prospere, el Congreso seguirá con el trámite de la proposición de ley del PSOE y Unidas Podemos para poner fin al voto rogado con la presentación de las correspondientes enmiendas parciales.

OTRAS POSIBLES REFORMAS ELECTORALES

Precisamente, en la misma sesión del jueves, el Pleno de la Cámara Baja dará luz verde a la creación de una subcomisión en la Comisión Constitucional para estudiar posibles cambios en la legislación electoral más allá de la eliminación del voto rogado.

Esta subcomisión, impulsada también por el PSOE y Unidas Podemos, permitirá continuar el trabajo de análisis iniciado hace dos legislaturas y que fue interrumpido por la convocatoria de las elecciones de abril de 2019.

En concreto, este foro debatirá algunas reformas electorales que son perentorias, como la de regular la moción de censura en los ayuntamientos con el objetivo de garantizar la estabilidad municipal y evitar el fenómeno del transfuguismo.

Pero también otras para, entre otras cuestiones, regular los debates electorales, garantizar el ejercicio de sufragio sin menoscabar el derecho a la protección de la salud, instaurar las listas cremallera, mejorar la proporcionalidad del sistema electoral o abrir el debate sobre la posibilidad de otorgar el derecho de sufragio activo y pasivo a jóvenes de 16 y 17 años. Las tres últimas vienen recogidas expresamente en el acuerdo de Gobierno y, singularmente, la relativa a la rebaja de la edad de voto es una ‘vieja’ reivindicación de ERC.

De hecho, ésta fue la primera iniciativa que la formación independentista registró tanto en el Congreso como en el Senado al inicio de la presente legislatura. En el Senado, donde debatió el pasado octubre, la propuesta se rechazó con el voto, entre otros, del PSOE, que acusó a los independentistas catalanes de haber presentado esta propuesta a las puertas de las elecciones catalanas.