Inicio España Coronavirus.- Alemania suspende las compensaciones por pérdida de ingresos a los trabajadores...

Coronavirus.- Alemania suspende las compensaciones por pérdida de ingresos a los trabajadores no vacunados

0

Berlín dice que espera alcanzar la inmunidad de rebaño en el segundo trimestre de 2022

BERLÍN, 22 (DPA/EP)

Una mayoría de ministros de Salud de los estados federados de Alemania han acordado este miércoles que las personas no vacunadas que no asistan al trabajo debido a una cuarentena dejarán de recibir subvenciones salariales.

La resolución solo afecta a aquellas personas para las que existe una recomendación de vacunación y que pueden ser vacunadas, pero eligen no hacerlo, y entrará en vigor de manera general a partir del 1 de noviembre. La decisión se ha tomado en una reunión de los responsables de Salud de los estados en los que se ha consensuado una línea común a nivel nacional.

La medida unifica los criterios, ya que algunos estados ya habían retirado este beneficio a las personas no inmunizadas. La medida se adopta ya que la ley federal de protección ante el coronavirus así lo prevé, y como en la actualidad ya hay suficientes vacunas, se va a poner en práctica.

Los trabajadores que se ven obligados a quedarse en casa a causa de una cuarentena tienen derecho a que el Estado les pague la totalidad del salario durante las seis primeras semanas, y el 67 por ciento a partir de la séptima, algo que dejará de aplicarse a las personas no vacunadas, ya que, por norma general, las personas que han sido inoculadas no tienen que someterse a cuarentena.

INMUNIDAD DE REBAÑO

Según el Gobierno alemán, el país europeo alcanzará en el segundo trimestre de 2022 la inmunidad de rebaño frente al coronavirus y, de esta forma, podrá darse por “superada” la pandemia.

“Si no surge ninguna nueva variante del virus contra la que la vacunación no proteja, lo que es muy poco probable, entonces habremos superado la pandemia en la primavera y podremos volver a la normalidad”, ha dicho el ministro de Sanidad, Jens Spahn, en declaraciones al diario ‘Augsburger Allgemeine’.

Así, ha recalcado que “la inmunidad de rebaño siempre se consigue” y ha argüido que “la única cuestión es cómo, si mediante la vacunación o el contagio”. “La vacunación es, sin duda, la forma más segura de conseguirlo”, ha manifestado.

Spahn ha recordado además que el país europeo tuvo un respiro el año pasado en estas fechas para después sufrir un repunte. “Aún no ha terminado. En otoño e invierno, cuando todos volvemos a estar mucho más en casa y el sistema inmunitario es menos fuerte, el riesgo de contagio también aumenta”, ha advertido.

En este sentido, ha apuntado que aún es pronto para retirar las medidas de prevención y ha argüido que, de hacerlo, podrían colapsar las unidades de cuidados intensivos debido a que la tasa de vacunación, que se sitúa en el 63,4 por ciento, no es aún lo suficientemente alta.

El ministro de Sanidad alemán ha anunciado además más esfuerzos para investigar y tratar la COVID-19 persistente, es decir, los síntomas y efectos del virus durante muchas semanas, un tema sobre el que aún no existe un cuadro clínico uniforme ni un diagnóstico claro.

Por otra parte, las autoridades alemanas han indicado este mismo miércoles que los tests rápidos de coronavirus dejarán de ser gratuitos a partir del 11 de octubre, salvo para aquellas personas que no puedan vacunarse, como los menores de doce años.

El Instituto Robert Koch (RKI), el ente gubernamental encargado del control de enfermedades infecciosas, ha señalado este miércoles a través de su página web que durante las últimas 24 horas se han registrado 10.454 casos y 71 fallecidos, lo que sitúa los totales en 4.160.970 y 93.123, respectivamente.

Así, la tasa de incidencia acumulada durante los últimos siete días es de 65 casos por cada 100.000 habitantes, con cerca de 146.400 casos activos y alrededor de 3.921.500 recuperados de la COVID-19.