Inicio España Casi la mitad de los niños españoles han tenido dificultades de aprendizaje...

Casi la mitad de los niños españoles han tenido dificultades de aprendizaje en el último año, según un estudio

0

Matemáticas es la asignatura que más dificultades ha creado a los estudiantes españoles, seguida por el Inglés

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Un 47% de los estudiantes españoles de 10 a 18 años afirma haber tenido dificultades de aprendizaje en el último año como consecuencia de la situación derivada de la pandemia. Así lo pone de manifiesto el primer Informe de la Educación, elaborado por GoStudent, en colaboración con Kantar, con el objetivo de reflejar las tendencias y el comportamiento de padres e hijos en cuanto a aprendizaje presencial y online, las clases particulares, y la adopción de las nuevas tecnologías en el proceso educativo.

En esta primera edición, cuyo tema central ha sido el aprendizaje en tiempos de pandemia, han participado 12.000 adultos y niños de Alemania, Austria, España, Francia, Italia, Países Bajos y Reino Unido. Las encuestas se realizaron en octubre de este año.

Con respecto a España, el 57% de los progenitores españoles afirma que sus hijos han sufrido carencias de aprendizaje, solamente por detrás de Países Bajos y Reino Unido. Sin embargo, sus hijos ven menos gravedad en este aspecto, ya que este dato desciende al 47% si la misma pregunta se hace a los niños. Dentro de la media europea, Matemáticas (25%) es la asignatura que más dificultades ha creado a los estudiantes españoles, seguida por el Inglés (15%).

Las lagunas de aprendizaje en los alumnos han sido provocadas por diferentes factores. Así, el 78% de los niños de España afirma haberse enfrentado a diferentes retos durante el último año, siendo la falta de interacción social (61%), la dificultad para concentrarse en entornos online (31%) o la falta de espacio en el hogar para estudiar (15%) los más destacables.

El estudio desvela también que los padres españoles son los más optimistas respecto a sus homólogos europeos acerca de este año escolar, y es que el 53% piensa que no habrá más lagunas de aprendizaje. Sin embargo, solo un 4% de los niños españoles considera que no tendrá este tipo de dificultades durante este año.

Otro dato que arroja el estudio es que los progenitores españoles han obtenido la mayor puntuación (79) en el índice de participación de padres y madres. Esto quiere decir que en España, los padres han estado más informados sobre el rendimiento de sus hijos (78%), han hablado más con sus hijos sobre los retos a los que se han enfrentado este año (76%) o han estado más involucrados en los deberes de sus hijos (74%), en comparación con los padres de otros países de Europa. Por su parte, los padres británicos (64) y austriacos (63) han sido los que han recibido menor puntuación en este parámetro.

En cuanto al grado de satisfacción en relación al rendimiento académico, los padres españoles declararon estar satisfechos con el rendimiento de sus hijos (con una puntuación media de 4,1 sobre 5). Además, mientras que los padres franceses son los más satisfechos de Europa (4,12, frente a una media europea de 4), los padres alemanes son los que menos satisfechos están (3,87).

CLASES PARTICULARES

Por otro lado, el estudio pone de relieve que en España, el 48% de los niños ha recibido clases particulares en algún momento, la tasa más alta de Europa. De hecho, el 67% de los alumnos españoles recibe clases particulares varias veces por semana con una duración media de una hora.

Los motivos para contratar clases particulares varían de un país a otro. En España, la principal razón por la que se accede a ellas es la dificultad de los niños con ciertas asignaturas (52%); como Matemáticas que, al igual que en el resto de Europa, supone el 65% de las clases particulares contratadas en España.

Destaca en este punto que la gran mayoría de estudiantes españoles (un 90%), encuentra valor en las clases de apoyo (74% en el caso de los padres, cifra más alta en Europa). Además, de media, los estudiantes españoles dedican 17 horas semanales para estudiar fuera del aula.

Con respecto al precio medio de las clases particulares, en España se sitúa en los 20 euros, igual que en Italia; y más económicas que en Alemania (28 euros), Austria (29 euros), Francia (31 euros) o Reino Unido (34 euros.

Sobre el formato de la clase online, el 14% de los niños españoles que han recibido clases particulares durante el último curso lo han hecho en formato digital (6 puntos por encima de la media europea). En este sentido, un 39% de los padres encuestados considera que las clases de apoyo online y las presenciales son iguales, y estos mencionan como beneficios de la modalidad online el ahorro de tiempo (39%), la rentabilidad (35%) o la flexibilidad (34%).

Finalmente, el estudio revela también que los padres españoles son los más abiertos a las nuevas tecnologías en clase, pues el 55% ve con buenos ojos que estas tecnologías tomen parte en la educación de sus hijos.