Inicio España Birmania, al borde de la catástrofe humanitaria debido al aumento de contagios...

Birmania, al borde de la catástrofe humanitaria debido al aumento de contagios en plena crisis política

0

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

Varias ONG han denunciado este lunes que Birmania se encuentra al borde de la “catástrofe humanitaria” ante el aumento de los contagios de coronavirus en plena crisis política a raíz del golpe de Estado del pasado 1 de febrero.

Seis meses después de la asonada militar, organizaciones como ActionAid, el Consejo Noruego para los Refugiados, el Consejo Danés para los Refugiados, HelpAge International, Helvetas, Mercy Corps, Save the Children, el Consejo Finlandés para los Refugiados y World Vision, entre otras, han alertado del detrimento de la situación en el país a medida que avance el virus.

En un comunicado conjunto, las ONG han señalado que más del 60 por ciento de las muertes por COVID-19 registradas en el país asiático han tenido lugar durante el último mes, mientras que las cifras se han duplicado en los últimos dos meses.

A medida que el país hace frente al régimen militar que gobierna el país, comunidades en estados como Kayah o la región de Bago, que han registrado un gran incremento de los desplazamientos, tienen que hacer frente a cientos de casos diarios.

Las instalaciones sanitarias desde Kachin hasta Rangún, pasando por Mandalay, siguen cerradas debido a las amenazas a las que se enfrentan los trabajadores. Más de 400 médicos y 180 enfermeros han sido detenidos desde que la junta militar llegó al poder.

“Las comunidades con las que trabajamos están desesperadas y se están muriendo. La tercera ola del coronavirus está golpeando Birmania, provocando un nuevo trauma para su población, que necesita acceso humanitario y atención sanitaria inmediata”, ha dicho Laura Marshall, directora del Consejo Noruego para los Refugiados en el país.

Las medidas de restricción y los impedimentos burocráticos han obstaculizado la entrega de ayuda humanitaria. Además, tal y como señalan las ONG, los trabajadores humanitarios y sus familias han enfermado gravemente a medida que las agencias se ven forzadas a operar con capacidad reducida.

Así, han advertido de que el fracaso a la hra de detener el avance del coronavirus pone a millones de personas en peligro, entre ellas mujeres embarazadas y grupos vulnerables, que son privados del acceso a los servicios más básicos.

En este sentido, han recalcado la necesidad de sacar adelante cuanto antes una campaña de vacunación, si bien se espera que el mecanismo COVAX entregue unos 3,6 millones de dosis, mientras que el país cuenta con una población de unos 54,4 millones de habitantes.

Las organizaciones han llamado así a los líderes políticos a hacer “todo lo posible” para ayudar al pueblo birmano “a la hora de la verdad”. Sus acciones, han trasladado, deben incluir la implementación inmediata de los puntos acordados por la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), que fueron estipulados en abril.

Además, han pedido el fin inmediato de los ataques contra trabajadores sanitarios y han instado a todas las partes a comprometerse con el diálogo y tomar medidas urgentes para asistir a aquellos que más lo necesiten.