Inicio España Belarra asegura que España “no se merece” a una oposición petrificada” en...

Belarra asegura que España “no se merece” a una oposición petrificada” en la “foto en blanco y negro de Colón”

0

Critica su afán de extender “odio” y carga contra Casado, al que le será “imposible” tapar la corrupción del PP en una bandera

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La nueva secretaria general de Podemos, Ione Belarra, ha asegurado que “España no se merece una oposición” con unas “derechas” que vuelven a “petrificarse hoy de nuevo en una foto en blanco y negro en la plaza de Colón”.

Especialmente ha cargado contra el presidente del PP, Pablo Casado, a quien ha trasladado que le será “imposible” que tape “la corrupción” de su formación “por muy grande que sea la bandera” en la que se envuelva.

Así lo ha proclamado en su primera intervención tras ser nombrada como líder de la formación morada en la cuarta Asamblea Ciudadana estatal del partido, y en referencia a la asistencia de los líderes de PP, Cs y Vox a la concentración en rechazo a los posibles indultos a los líderes del ‘procés’ en Colón.

Belarra ha contrapuesto la “alegría” de Podemos para pelear por un país mejor frente a la actitud de una oposición, al que el “odio y el enfrentamiento, la corrupción y la defensa de sus privilegios es la única forma de hacer política que conocen”.

De forma específica ha aludido a Casado para insistir en que España no se merece a este jefe de la oposición, que dirige un partido político que ha actuado como una “organización criminal” y ahora busca “extender el odio” entre los pueblos del país.

De esta forma, ha enfatizado que “la gente no es tonta” y que nadie “olvida” que lidera el PP gracias a los votos que le brindó la exsecretaria general de la formación María Dolores de Cospedal, imputada en el caso ‘Kitchen’.

Además, ha considerado que en esa “foto de Colón” vuelva a estar “la extrema derecha”, en alusión a Vox, que se dedica a “torpedear” los cimientos de la democracia.

Y es que ha lamentado que Podemos le toque afrontar, con su presencia en el Ejecutivo, los retos de país en un “contexto de normalización” de la extrema derecha, cuyo auge es “la respuesta de los poderes más profundos de este país al avance democrático que lleva 10 años en marcha”.