Inicio España Activistas y testigos denuncian decenas de muertos por la represión de las...

Activistas y testigos denuncian decenas de muertos por la represión de las fuerzas birmanas en Bago

0

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

La operación de represión protagonizada este pasado viernes por las fuerzas birmanas contra los manifestantes en la ciudad de Bago ha dejado decenas de muertos, según activistas — cerca de 60, según algunas fuentes — en lo que se trataría de uno de los eventos más sangrientos desde el inicio de las protestas contra el golpe de estado militar del 1 de febrero.

Un cabecilla de las manifestaciones ha informado de que el Ejército ha ocultado a los fallecidos en el interior de una pagoda para alejarles de las cámaras, según el portal de noticias Myanmar Now.

Algunos monjes fueron al complejo de la pagoda y pidieron a los soldados que les permitieran llevar a las personas heridas para recibir tratamiento médico, pero su solicitud fue denegada, dijo un residente de Bago.

La represión comenzó a primera hora de este viernes con la apertura de fuego real contra los manifestantes en esta ciudad que se encuentra a unos 60 kilómetros al noreste de Rangún. Los soldados utilizaron armamento pesado durante el ataque, que comenzó a las 05.00 horas, y rodearon el área desde todas las direcciones, según los testigos.

Fuentes de Radio Free Asia han elevado los muertos a 60 (las de Myanmar Now creen que son 57), aunque la verificación es imposible por el silencio de las autoridades y la ausencia casi total de medios.

“Es como un genocidio. Están disparando hasta a las sombras. Esta situación es como los incidentes (contra la minoría étnica rohingya) de Rajine. Simpatizamos con la situación en las áreas étnicas. Siento que están cometiendo genocidio contra su propia gente”, ha declarado Ye Htut, uno de los organizadores de las protestas.

Las protestas contra el golpe han seguido este sábado en Rangún, Mandalay, Bagan, Sagaing, Myeik y otras ciudades del país, donde más de 600 personas han muerto por la represión de las fuerzas de seguridad desde el inicio de las protestas contra el golpe.