Inicio Deportes Fútbol LaLiga ingresa más de 5 000 millones de euros en la temporada...

LaLiga ingresa más de 5 000 millones de euros en la temporada 2019-20 pese a la COVID-19

0

Tebas: “Estamos en una situación envidiable dentro de lo malo que ha sido la pandemia”

El impacto del coronavirus será “más acusado” en 2020-21 y será “solo” de 1 721 millones gracias a la “responsabilidad” de clubs y jugadores

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

LaLiga ingresó más de 5 000 millones de euros (5 045), un 3,6 por ciento más respecto a 2018-19, en la temporada 2019-20 a pesar de la crisis sanitaria y económica de la COVID-19 y este crecimiento podría haber alcanzado los 5 321 millones, un 9,3 por ciento más, sin la pandemia, según el informe económico presentado este lunes por la patronal española de clubs.

“Lo más importante es la solvencia con la que hemos podido acometer esta temporada 20-21. Se ha garantizado el pago de salarios y los impuestos. No estamos arruinados como dicen por ahí. El problema no se resuelve con la creación de una supercompetición sino con buenos controles económicos. Eso nos hace estar en una situación envidiable dentro de lo malo que ha sido la COVID-19”, dijo el presidente de LaLiga, Javier Tebas, quien participó en la presentación junto al Director General Corporativo del organismo, José Guerra.

Los datos de este Informe Económico-Financiero del ejercicio 2019-20 revelan un nuevo récord histórico, a pesar de los efectos negativos dela pandemia de la COVID-19 y de que la competición se suspendió en marzo y se retomó en junio de 2020, y en donde se muestra, según LaLiga, la “robustez” y “solvencia económica” de los clubs de LaLiga Santander y LaLiga SmartBank.

Según José Guerra, la principal conclusión del informe es que que los clubs de LaLiga cuentan con unos ratios de endeudamiento y patrimoniales “muy buenos”, con la confianza de inversores que les permite financiarse en condiciones favorables y con colchones de liquidez suficientes, gracias a su labor de contención de los gastos. “Tenemos un patrimonio solvente que nos va a permitir pasar por esta crisis de una manera exitosa”, apuntó Guerra.

Además, el crecimiento medio a largo plazo acumulado encada una de las últimas 5 temporadas ha sido superior al 12 por ciento, un dato que “cobra más valor” si se compara con otros sectores como las empresas del IBEX35, que cayeron un -1,4 por ciento de media en el último lustro.

Destaca una mayor contribución de LaLiga SmartBank al conjunto, con el 9,3 por ciento de los ingresos totales, el máximo histórico, señal de una competición cada vez más equilibrada, y que los ingresos por derechos audiovisuales se situaron en el 35% deltotal.

LA ÚNICA ‘GRAN LIGA’ CON BENEFICIOS

En comparación con las otras grandes competiciones europeas, LaLiga es la única con beneficios, unos 77 millones de resultado neto, y sigue siendo la primera en ingresos si comparamos en igualdad demográfica y de nivel de precios (107 euros per cápita). La Premier perdió cerca de 1 000 millones e ingresó 7 224 millones (86 euros per cápita), y la Bundesliga, 213 e ingresó 4 527 millones (46 euros per cápita).

“Si tenemos estos números en la 2019-20 imaginemos lo que puede pasar en la 20-21. Tenemos que destacar el esfuerzo y responsabilidad de los clubs de LaLiga, y de los jugadores por matener la estabilidad de la competición”, subrayó el Director General Corporativo.

En cuanto a los gastos totales, el coste y amortización de la plantilla deportiva sigue representando el mayor desembolso de los clubs, habiendo subido hasta el 60 por ciento en la 2019-20, dos puntos más que en la temporada anterior, frente al coste de personalno deportivo, que se mantuvo estable en el 5 por ciento.

El fútbol profesional español presume de tener una rentabilidad resiliente y en niveles elevados, con una rentabilidad operativa en positivo pese al impacto de la COVID-19. El EBITDA después de traspasos superó los 1.000 millones (1.196 millobes sin COVID, según la consultoraPwC), gracias al “importante esfuerzo” de los clubs en la contención de gastos.

La Liga mantiene una gran capacidad de inversión y un nivel de endeudamiento sostenible, gracias a unos niveles de rentabilidad fuertes. En este sentido, la deuda financiera neta aumentó hasta en 745 millones como consecuencia de las inversiones netas por valor de 509 millones.

Del total invertido, el 84 por ciento fue destinado a jugadores y el 16 restante, a infraestructuras. La pandemia estalló cuando el grueso de las inversiones estaban ya realizadas o comprometidas para la temporada 19-20. En la 20-21 se percibirá una drástica reducción de las mismas y una bajada del ratio activos productivos netos (APN)/ingresos totales, actualmente en niveles extraordinarios.

MÁS DE 125 MILLONES EN AYUDAS A OTROS DEPORTES

En la temporada 2020-21 LaLiga aportará más de 125 millones de euros a otras entidades para el desarrollo del fútbol no profesional yotros deportes. De esta cantidad, la RFEF percibirá un 52 por ciento (65,6 millones de euros), el Consejo Superior de Deportes, un 39,5 por ciento (48,8 millones de euros) y los sindicatos de futbolistas, un 8,9 por ciento (11,3 millones de euros).

Estos datos suponen un incremento del 13 por ciento respecto a lo aportado en la temporada 19-20 y de un 202 por ciento en relación a 2014-15.

MAYOR IMPACTO EN 2020-21

El grueso del impacto del COVID se producirá en la temporada 20-21, con los estadios sin público hasta las dos últimas jornadas -y tan solo en algunos estadios con mejores datos en la pandemia- y un mercado de fichajes caracterizado por el ejercicio de “responsabilidad” de los clubs ante la situación generada por la COVID.

Gracias al control económico que se autoimpusieron los clubs de LaLiga y al esfuerzo de éstos en su gestión, la competición está “preparada” para recibir el impacto de la COVID en la temporada 2020-21, en la que los ingresos serán de 3 545 millones y el impacto negativo, de 1 721 millones.

En cambio, los clubs de LaLiga gozan de una “muy buena situación patrimonial”, con un patrimonio neto de 1.767 millones, y colchones de liquidez en niveles máximos históricos (789 millones frente a los 564 de la 2018-19), suficientes para absorber el impacto neto de la 20-21 estimado por PwC en 852 millones.