Inicio Deportes Fútbol El Gobierno vasco acusa a la UEFA de “chantajear a Bilbao” con...

El Gobierno vasco acusa a la UEFA de “chantajear a Bilbao” con la retirada de la Eurocopa

0

Asegura que las instituciones vascas han actuado “con seriedad y responsabilidad” y la UEFA ha roto “unilateralmente el contrato”

BILBAO, 22 (EUROPA PRESS)

El consejero de Cultura y Política Lingüística y portavoz del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, ha acusado este jueves a la UEFA y a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) de querer “chantajear a Bilbao, Bizkaia y Euskadi” con la retirada de la capital vizcaína como una de las sedes de la Eurocopa que se celebrará el próximo mes de junio.

“Querer imponer una presencia de público, al margen de la situación sanitaria, es un chantaje”, ha aseverado. La UEFA remitió este miércoles una comunicación oficial a la ‘Sede Bilbao’ de la Eurocopa 2020, en la que señalaba que había adoptado la decisión de retirar al estadio de San Mamés como la sede para la celebración de la competición de selecciones de fútbol europeas. En respuesta, las instituciones vascas anunciaron que pedirán compensaciones.

Zupiria ha realizado unas declaraciones sobre la Eurocopa tras el acto de inauguración de la CREADIS3 Final Conference “Towards more efficient cultural and creative policies based on Innovation and Diversity” en el Archivo Histórico de Bilbao.

Según ha apuntado, serán los servicios jurídicos del Gobierno Vasco, la Diputación vizcaína y el Ayuntamiento de Bilbao los que decidirán “lo que hay que hacer con esa ruptura unilateral del contrato” por la UEFA. “Consideramos que, tanto la UEFA como el Real Federación Española de Fútbol han querido chantajear a Bilbao, a Bizkaia y a Euskadi con esta retirada de la Eurocopa”, ha asegurado.

A su juicio, la Unión de Federaciones Europeas de Fútbol “ha planteado y ha impuesto una condición que no está recogida en los contratos que están en vigor y lo ha hecho a última hora como consecuencia de una pandemia y de la necesidad de incorporar público a las instalaciones deportivas”.

“Querer imponer una presencia de público, al margen de la situación sanitaria que podamos estar viviendo en junio, es un chantaje. Nosotros consideramos que hemos actuado como debíamos, con seriedad y responsabilidad”, ha precisado.

Bingen Zupiria ha afirmado que hoy no es posible saber, “y menos con los datos sanitarios” existentes, cuál será la situación epidemiológica de Euskadi a mediados de junio”. En este sentido, ha dicho que sería “muy difícil explicar, si esa situación sanitaria no es la esperada y deseada”, a los médicos y enfermeras que han trabajado todo este año en las UCI y en los hospitales, a los profesores del sistema educativo y a todos los profesionales que han trabajado en los servicios esenciales y básicos de Euskadi para “poder vivir en normalidad”, que se hace “una excepción con la UEFA”.

OCUPACIÓN DE LAS CALLES DE BILBAO

Por ello, cree que no se puede permitir, “en una situación sanitaria no adecuada, la llegada de miles de personas, que ocupen las calles de Bilbao y hagan vida en ellas como si no pasara nada”.

“La responsabilidad nos exigía establecer cuál es el marco en el que era posible la presencia de público en la Eurocopa de la UEFA y así lo hemos expresado. Nuestra voluntad siempre ha sido que Bilbao fuera sede de esta Eurocopa”, ha insistido.

Para ello, ha destacado que las instituciones vascas han hecho “todo lo posible durante cuatro años”. “Hemos establecido y cumplido todos los compromisos que existían en los contratos y la UEFA nos ha sorprendido con una exigencia que no figuraba en esos contratos y ha roto unilateralmente el contrato, pero nosotros nos debemos a la sociedad vasca y a esos profesionales sanitarios, educativos y de todo tipo de servicios vascos a los que durante todo un año hemos exigido una responsabilidad especial”, ha indicado.

Zupiria ha subrayado que, durante todo un año se ha pedido a la ciudadanía “que tuviera cuidado con la situación sanitaria, tomara medidas, cumpliera las medidas que estaban impuestas”, y por ello, no harán “una excepción con la UEFA”.

“Lo mismo podría decir del ámbito deportivo. Durante todo un año no hemos permitido la presencia de público en las instalaciones deportivas porque no se daban las condiciones sanitarias adecuadas. Hoy en día todavía no se dan. No sabemos cuál va a ser la situación sanitaria. Ojalá fuera otra, los datos nos lo dirán”, ha declarado.

En todo caso, ha vuelto a reiterar que no sería correcto “hacer una excepción” con la Eurocopa, “después de esta situación de dificultad que han atravesado en el ámbito deportivo los clubes de fútbol, de baloncesto, de balonmano, las empresas de pelota o los festivales de gimnasia”.