Inicio Comunidad Valenciana Valencia VALÈNCIA SE SUMARÁ A LA DECLARACIÓN DE EMERGENCIA CLIMÁTICA

VALÈNCIA SE SUMARÁ A LA DECLARACIÓN DE EMERGENCIA CLIMÁTICA

0

El Pleno municipal debatirá el jueves una moción para adherirse a la iniciativa de las organizaciones que integran la Alianza por la Emergencia Climática.

El concejal de Emergencia Climática y Transición Energética del Ayuntamiento de València, Alejandro Ramon, ha anunciado la presentación de una moción en el próximo Pleno municipal de septiembre, que se celebrará el próximo jueves, día 26, para que València se adhiera a la iniciativa presentada por las organizaciones que integran la Alianza por la Emergencia Climática, reconociendo el estado de emergencia climática en que se encuentra nuestro planeta, que amenaza particularmente a los territorios del norte y el sur de la cuenca mediterránea.

Entre los compromisos que se asumirán con la aprobación de esta moción se encuentra la reducción de gases de efecto invernadero para llegar al balance neto cero no más tarde de 2040, y preferentemente antes de 2035, así como detener la pérdida de la biodiversidad y restaurar los ecosistemas como única respuesta posible para evitar un colapso de todos los sistemas naturales, incluido el humano. También se promoverá el ahorro y la eficiencia energética, así como el uso de energía 100 % renovable de forma urgente y prioritaria, abandonando lo más rápido posible el uso de combustibles fósiles.

Por otro lado, se concreta el objetivo para trabajar en la reducción del consumo de agua global de la ciudad, así como en la reutilización del agua actualmente empleada, y para avanzar hacia la relocalización de los sistemas agroalimentarios próximos, como por ejemplo la huerta, la Albufera o el Mediterráneo desde la perspectiva de la soberanía alimentaria y la transición agroecológica. Esto supone a la vez la defensa de nuestros sistemas agropecuarios y pesqueros tradicionales como despensa de alimentos y como estrategia para mitigar y aumentar la resiliencia ante los efectos del cambio climático, con especial atención al papel del agrosistema de la Huerta como amortiguador del efecto de isla de calor urbano.

También se establece el compromiso de fomentar la adaptación de los barrios y la ciudadanía de València ante los riesgos y amenazas de la crisis climática y de los fenómenos meteorológicos que conlleva: incremento de la temperatura, recurrencia de olas de calor, reducción e irregularidad de precipitaciones y aumento del nivel del mar y otros fenómenos extremos.

Con esta moción se explicita el objetivo de seguir trabajando por una movilidad sostenible y baja en carbono mediante la ordenación del tráfico, la peatonalización de espacios y el aumento del uso de nuevas formas de movilidad no contaminantes, que a la vez implique la mejora de la calidad del aire que respiramos, y de promover particularmente la atención a los colectivos vulnerables.“València se pondrá a la vanguardia de la lucha contra el cambio climático con la aprobación de esta moción con la que lo que hacemos es garantizar nuestro compromiso para reducir todos los gases de efecto invernadero hasta llegar a un balance neto cero y, en este sentido, queremos promover el ahorro, la eficiencia energética y el uso de la energía cien por cien renovable y, por supuesto, abandonando lo más pronto posible el uso de combustibles fósiles”, ha explicado Ramon, quien ha puesto en valor “el compromiso firme que tenemos en el gobierno de Joan Ribó con nuestra ciudad y con todo el planeta”, que se demuestra, ha dicho, con mociones como esta “con que promovemos la resiliencia urbana frente al cambio climático y trabajamos hacia una transición energética hacia unos modelos más sostenibles y descarbonizados”.

El concejal ha contextualizado este nuevo paso dentro de las acciones encaminadas tanto a la mitigación de las emisiones de gases invernadero como la adaptación al cambio climático y ha recordado varias acciones ya realizadas desde el Ayuntamiento de València para impulsar la transición energética de la ciudad a través de varias herramientas e iniciativas, destacando en 2017 la redacción del Plan de Adaptación al Cambio Climático y, más recientemente, la aprobación por el pleno municipal de un nuevo instrumento de planificación, el Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible. Todo, con el objetivo de reducir las emisiones de dióxido de carbono en al menos un 40 % hasta 2030, de aumentar la eficiencia energética un 27 % hasta 2030 y de conseguir un uso de energía procedente de fuentes renovables del 27 % en 2030.

Por otro lado, la aprobación de esta moción supondrá también “avanzar por un camino coherente con toda una serie de acuerdos y recomendaciones de agencias internacionales”, como el último informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, 2018), los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU (Objetivo 13: Acción por el clima) o el propio Acuerdo de París, ratificado por la Unión Europea en 2016, en consonancia a la vez con la amplia movilización social internacional que genera la situación actual del planeta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre