Inicio Comunidad Valenciana Valencia LA OPOSICIÓN MUNICIPAL CRITICA EL ESTADO DE LA CIUDAD DE VALÈNCIA Y...

LA OPOSICIÓN MUNICIPAL CRITICA EL ESTADO DE LA CIUDAD DE VALÈNCIA Y LA GESTIÓN DEL EJECUTIVO MUNICIPAL, DEFENDIDA POR LOS GRUPOS DEL GOBIERNO

0
IMAGEN_1_073990.jpg

El Hemiciclo acoge la confrontación de ideas de los concejales y concejalas de la Corporación.


 Buena parte de la sesión de debate sobre el estado de la ciudad celebrada hoy ha correspondido a las intervenciones de los portavoces de los cinco grupos políticos municipales representados en el Hemiciclo: los tres grupos de oposición, PP, Ciudadanos y Vox, y los que forman el Gobierno municipal, Compromís y PSPV-PSOE. Los tres primeros han criticado duramente la situación actual de la ciudad y la gestión del ejecutivo local, mientras que los portavoces de los grupos gobernantes han defendido “las políticas aplicadas y el consenso como motor para impulsar nuevas iniciativas”.

El debate ha seguido un orden ascendente de representación, por lo que el primero en intervenir ha sido el portavoz de Vox, José Gosálbez, quien ha realizado un detallado repaso a todas las áreas de gestión y ha afirmado que «el resumen de la situación en la ciudad en los últimos cinco años es que el alcalde y su gobierno han abandonado a València y a los valencianos».

Gosálbez ha exigido las dimisiones de los concejales Pere Fuset, Carlos Galianay Giuseppe Grezzi, y ha denunciado los «sonoros enfrentamientos entre los socios de Gobierno y dentro del grupo Compromís». Asimismo, ha asegurado que València «sufre a un Gobierno con muy poca capacidad de trabajo» que, además, «apuesta por hincar sus colmillos fiscales directamente en la yugular de los valencianos hasta dejarnos secos». El portavoz de Vox ha acusado al gobierno municipal de no buscar «nunca la unión, la conciliación ni el perdón», sino que «tienen, como buenos comunistas y socialistas, verdadera obsesión y vocación al rencor, el odio, la división y el enfrentamiento».

Uno de los aspectos que ha centrado su discurso ha sido la ejecución del presupuesto, sobre la que ha afirmado que «precisamente el actual ejercicio debería haber sido un año para llevar a cabo un alto porcentaje de ejecución presupuestaria, como ayuda y aportación para reactivar la economía, dadas las circunstancias actuales, pero ha sido todo lo contrario».

El portavoz de Vox ha tratado otros aspectos cuya gestión ha criticado también con dureza, como la seguridad ciudadana, la política tributaria o las ayudas a las pymes; y ha concluido asegurando que «aunque la verdad este en minoría, sigue siendo la verdad»CUATRO PLANES PARA LA REACTIVACIÓNEl portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, ha tomado la palabra a continuación, y ha propuesto a la Corporación la puesta en marcha de cuatro planes concretos para poder desarrollar las directrices del Plan de Reconstrucción en la ciudad. Los cuatro planes hacen referencia respectivamente, a «la reactivación del centro urbano, un plan de choque verde, un plan de barrios, y un plan de oportunidades para la creación de empleo con ayudas a las empresas que contraten y aguanten el empleo; y el cheque escolar universal para las familias», en palabras de Giner, quien ha exigido que «todo esto se lleve a cabo sin subir impuestos a la ciudadanía, y bonificando algunos impuestos, además, por supuesto, de la colaboración público-privada».

El portavoz de Ciudadanos ha afirmado ante el Pleno del Ayuntamiento que «desde el comercio, desde la hostelería y desde la ciudadanía, se nos da una orden: salvar la Navidad», y ha añadido que si el Ayuntamiento no reacciona «abocaremos a los cines y teatros al cierre». Por ello, ha instado a «recuperar el centro de la ciudad de València con limpieza, con un plan de poda, y con más iluminación»; y ha propuesto que se habiliten 10 millones de euros para la rehabilitación energética. Asimismo, se ha referido a las políticas ambientales y de sanidad, y ha afirmado que «es necesario cuidar la huerta y adaptar la movilidad a la crisis del coronavirus».

También Giner ha criticado la política tributaria del Ayuntamiento, y se ha referido especialmente a los fondos europeos para la reconstrucción post-covid, alentando al ejecutivo local a «estar ahí, porque ésta es una oportunidad histórica para modernizar e impulsar la ciudad». El concejal ha propuesto que los próximos presupuestos municipales se elaboren en línea con el Pacto de Reconstrucción de la Ciudad, aprobado por 31 de los 33 concejales del Pleno, aunque ha expresado su incredulidad ante los anuncios que el alcalde ha realizado durante su intervención en el debate, «ya que es incapaz de cumplir los compromisos ya adoptados».

REINVENTAR LA PROXIMIDADLa vicealcaldesa y portavoz del Grupo Municipal Socialista, Sandra Gómez, ha pedido “acuerdos de consenso para que València supere la frágil situación que vivimos”. Gómez ha anunciado que el gobierno municipal recuperará el espacio público alrededor de 29 colegios para generar entornos escolares seguros. “Marcaremos las vías principales de los barrios como ejes peatonales, y naturalizaremos calles con zonas verdes, huertos urbanos y parques infantiles”. Gómez ha explicado que “las ciudades no son un simple conjunto de calles y coches”. “Queremos reinventar la proximidad”, ha dicho. La vicealcaldesa afirma que el proceso de reordenación completa de barrios empezará en Natzaret y seguirá en Campanar, Castellar, Orriols, Torrefiel y la Ciutat Fallera.

Sandra Gómez también ha evocado “la especial atención ofrecida a nuestros mayores, que en esta crisis de la covid-19 han estado entre los colectivos más vulnerables”. “Fuimos un ayuntamiento pionero en poner en marcha un teléfono que ha garantizado que todos tengan una alimentación sana y equilibrada en sus hogares, evitando desplazamientos”. La vicealcaldesa ha destacado que se han movilizado 15 millones € para estimular la economía de la ciudad. Y para facilitar la instalación de grandes empresas, Gómez ha avanzado que el gobierno municipal dará “un peso muy importante del espacio terciario a la nueva economía verde y digital”.

Ha reivindicado “el derecho al balcón” para las viviendas VPO, y ha anunciado que los próximos presupuestos dedicarán un 2,5% a políticas de reactivación económica. “Lo haremos gracias a las medidas anunciadas por el Gobierno de España, que nos permiten movilizar nuestros ahorros y nos inyectan recursos y también recurriendo al endeudamiento, gracias a la buena gestión de los años anteriores”. Finalmente, ha avanzado Gómez, el Grupo Municipal Socialista solicitará que se dedique una calle a Balbina Medrano, la primera concejala que tuvo València, así como a Largo Caballero y a Indalecio Prieto. Según Gómez, València “es una ciudad vital, respetuosa e inclusiva, donde no caben los discursos de odio ni ningún símbolo o posición fascista”.

DISTANCIA ENTRE REALIDAD Y DISCURSOLa portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá, ha centrado su intervención en «la evidente distancia entre la realidad social de la calle y el discurso del alcalde, Joan Ribó», y ha lamentado que, según sus palabras, en el debate «no se haya hablado del repunte de contagios, del toque de queda, de empleo, de salud, de medidas de prevención y apoyo económico, ni de medidas fiscales, pese al momento crítico que vivimos». Además, ha descalificado la postura reivindicativa del gobierno municipal ante la financiación estatal del transporte público «porque 5 años después estamos igual: años que no han servido para nada, porque otra vez hemos recibido 10 millones, en contraste con lo que se ha aportado a otras ciudades». La concejala ha pedido de nuevo al Consistorio «una rebaja de impuestos porque los valencianos necesitamos un respiro»Catalá ha estructurado su discurso en los mismos tres ejes que vertebran el Pacto de Reconstrucción de la ciudad: economía, sanidad y servicios sociales. En el primer ámbito, ha criticado la política tributaria del Ayuntamiento, y se ha centrado en los porcentajes de ejecución del presupuesto municipal. En este contexto también se ha referido al «annus horribilis de la EMT, y ha criticado asimismo la política fiscal y tributaria «que nos ha permitido recaudar más de 265 millones de euros en plena pandemia, mientras 40 personas se van al paro cada día», ha afirmado.

La gestión de la salud y social ha recibido la calificación de «vergonzosa» por parte de la portavoz popular. Ha lamentado las cifras de listas de espera en los servicios sociales «e incluso las listas de espera para conseguir una cita previa en la seguridad social», por lo que ha pedido a los partidos en el Gobierno que «insten a la Conselleria de Sanidad a mejorar la atención primaria en la ciudad». Asimismo, ha propuesto un «plan de choque que permita agilizar las contrataciones por parte de las empresas.

Finalmente, la portavoz popular ha echado en cara al gobierno local que, según ha asegurado, «el 70% del Pacto de Reconstrucción de la ciudad no se ha cumplido», y ha instado a la elaboración y aprobación de un acuerdo conjunto entre todos los grupos municipales por el empleo.

VALÈNCIA ES INCLUSIVA, FEMINISTA, PROGRESISTA Y ECOLOGISTAEl portavoz de Compromís, el concejal Carlos Galiana, ha defendido en su intervención que, «a pesar de las diferencias de los dos grupos políticos que conforman el equipo de gobierno, han conseguido juntos grandes cosas. Porque, pese a que no pensamos igual, conseguimos llegar a puntos de acuerdo importantes para València”.

Carlos Galiana ha levantado la voz para recordar, “con orgullo” las acciones de gobierno que se han hecho “para mejorar la vida de las personas” y conseguir una València “inclusiva, feminista, progresista, valencianista, ecologista, demócrata”. Y se ha detenido en todos y cada cual de los responsables municipales. En materia de Bienestar Social, ha destacado “la gestión de la renta valenciana de inclusión, de los convenios para el pago de ayudas de deudas de agua, o de deudas de luz, y el protocolo de actuaciones en materia de desahucios”.

Al hablar de Cultura, Galiana ha evocado “el esfuerzo logístico, económico y de coordinación para no parar la programación del Palau de la Música, llevar la cultura a los pueblos y a los barrios, y recuperar la Mostra de València”. Por otro lado, el edil ha agradecido la gestión que ha permitido “hacer de València un referente internacional como administración local mejor digitalizada del Estado, por delante de ciudades como Madrid o Barcelona”.

Como portavoz de Compromís también ha destacado “las peatonalizaciones, que han conseguido una ciudad amable, sostenible y saludable para las personas”, “las soluciones rápidas a problemas complejos, como el de las terrazas durante la pandemia”, y las acciones “para posicionar la ciudad de València como una ciudad de derechos”. Por último, Galiana ha valorado positivamente, entre otros servicios municipales, el de la limpieza y la recogida de residuos, así como “la gestión eficiente y con responsabilidad de los recursos públicos”.

UNA CIUDAD BASADA EN EL DIÁLOGO Y LA PARTICIPACIÓN CIUDADANATras las intervenciones de todos los grupos políticos, ha tomado la palabra el alcalde para responder a las cuestiones planteadas. Ribó que, ante las críticas de la oposición, ha recordado el Barómetro Municipal del mes de Octubre ha otorgado un 5,2 tanto al Ayuntamiento como a la Generalitat en la gestión de la pandemia, y que ha reflejado que la mayoría de la población valora «bien o muy bien» al gobierno municipal de Compromís y PSPV, ha comenzado su intervención refiriéndose a la ejecución de los presupuestos que, ha subrayado, «tiene que observarse siempre al final de cada ejercicio». Para ello, ha comparado los últimos ejercicios «que demuestran que el actual gobierno municipal cumple con las inversiones, y de manera mucho más solvente y responsable que los anteriores gobiernos del PP: en 2012 se ejecutaron 60 millones de euros; en 2013, 35 millones; y en 2014, 52 millones; mientras que en el periodo 2015-19, las cifras son mayores: 89 millones de inversiones en los barrios ejecutadas en 2016; 79 millones en 2017, y 79 millones en 2018, «es decir, un 52% más que los gobiernos de derecha». Y, por lo que respecta a 2020, hasta el 16 de octubre se ha invertido un total de 48.725.815 euros, de los que las inversiones territorializadas por barrios que ascienden a casi 32 millones.

Ribó ha querido hacer también una reflexión sobre las denuncias de la oposición al gobierno municipal, y ha descalificado el «modus operandi» del PP «que solo busca los titulares del momento, aunque las denuncias sean luego archivadas». De hecho, el alcalde se ha referido a la denuncia efectuada el pasado agosto sobre contratos del servicio de Bomberos, que ha sido archivada por el Tribunal de Cuentas.

Tras su turno de réplica, el alcalde ha agradecido las aportaciones de todos los grupos y de todas las entidades ciudadanas que han participado en el Debate sobre el estado de la ciudad, «un debate que forma parte de la normalidad democrática a que tenemos que aspirar», ha afirmado, y les ha agradecido «sus propuestas y, en la mayoría de los casos, el tono empleado». «Dialogar, razonar, intentar llegar a acuerdos y tratar de encontrar consensos es la voluntad que tendríamos que tener de partida, e incluso si hablamos desde polos opuestos, el solo hecho de contrastar ideas ya lo considero del todo positivo», ha subrayado. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre