Inicio Comunidad Valenciana Valencia EL PLENO REIVINDICA UN ACUERDO CON EL GOBIERNO DE 5.000 MILLONES PARA...

EL PLENO REIVINDICA UN ACUERDO CON EL GOBIERNO DE 5.000 MILLONES PARA LAS CIUDADES Y UNA APORTACIÓN ESPECÍFICA AL TRANSPORTE PÚBLICO

0

Joan Ribó ha argumentado «el papel fundamental que han jugado los ayuntamientos en la gestión de la crisis sanitaria y económica».

 El Pleno del Ayuntamiento ha aprobado, a propuesta del equipo de gobierno, «trabajar con responsables municipales de cualquier color político para reivindicar conjuntamente las ayudas estatales y europeas que los ayuntamientos precisan de forma imperiosa y urgente para poder continuar prestando servicios y adoptar las medidas anti-Covid necesarias, además de colaborar desde el ámbito local en la imprescindible reactivación económica». El alcalde de València, Joan Ribó, ha defendido esta propuesta que aboga por el diálogo con el ministerio de Hacienda y reclama al gobierno central «el reparto de 5000 millones de euros con criterios poblacionales, así como la aportación de 1000 millones de euros en 2020 para el transporte urbano, y la eliminación de la denominada Ley Montoro del Partido Popular (PP)», tal como ha defendido el alcalde en el Pleno. El acuerdo ha recibido el apoyo de los dos grupos políticos que conforman el gobierno municipal, Compromís y Partido Socialista, así como de los representantes de Ciudadanos. Si bien, no ha sido avalado por el PP y Vox, que se han abstenido en la hora de votar lo que Ribó ha propuesto «para encontrar una solución y conseguir un Real Decreto Ley (RDL) sobre remanentes (ahorros que los ayuntamientos tienen congelados) satisfactorio».

Joan Ribó ha argumentado la necesidad de «reivindicar el papel fundamental que han jugado los ayuntamientos en la gestión de la crisis sanitaria y económica ocasionada por el coronavirus, sea el que fuere su color político o su situación económica-financiera». También ha hablado «del esfuerzo financiero de los ayuntamientos que, hasta la fecha prácticamente, están gestionando la crisis sin ayudas de ningún tipo, con recursos propios en unas circunstancias excepcionales de duración desconocida que suponen una reducción de los ingresos y un aumento del gasto de forma muy importante».

En este punto el alcalde se ha detenido en las ayudas que necesitan las empresas municipales de transporte, entre las cuales se encuentra la EMT de València que, «hasta el momento, no han recibido ayudas estatales para compensar las pérdidas ocasionadas por la pandemia, puesto que estas estaban recogidas en el RDL rechazado el pasado 10 de septiembre».

Según el acuerdo del gobierno municipal, el Ayuntamiento también pedirá «la apertura urgente de un proceso de diálogo entre el ministerio de Hacienda y las entidades locales que permitan recuperar el fondo de 5.000 millones propuesto, así como el resto de aportaciones estatales incluidas en el RDL rechazado». «Y esta nueva negociación tendrá que basarse, tal como ha aclarado Joan Ribó- en los acuerdos aprobados por unanimidad en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) el pasado dos de abril para reclamar en el Gobierno estatal que arbitre un sistema de ayudas en todos los ayuntamientos para hacer frente a las dificultades económicas derivadas de la crisis sanitaria del coronavirus, con especial atención al fondo aportado por el Estado de 5.000 millones y al de 1.000 millones que incluyen al transporte público, ayudas imprescindibles para poder continuar prestando los servicios públicos y ayudando a los que lo necesiten en la actual situación».«Pedimos un nuevo consenso que permita la elaboración urgente de un nuevo RDL que contemple, también la eliminación de la regla del gasto, del concepto de déficit y estabilidad y la ampliación del plazo de las inversiones financieramente sostenibles al menos para 2020 y 2021», ha concluido Joan Ribó.

El Pleno ha admitido estas propuestas que el alcalde ha presentado como alternativa a la moción subscrita por los 14 regidores y regidoras de PP y Ciudadanos para que «el Ayuntamiento de València apoye el comunicado subscrito el día 1 de septiembre de 2020, y ayer, 22 de octubre, por València y otros treinta municipios españoles en relación a los remanentes de los Ayuntamientos».

En el debate generado al respeto, la portavoz del Grupo Popular, María José Català, ha criticado «los cambios de opinión del alcalde», y ha reiterado el apoyo de su grupo «a todas las acciones encaminadas para que los ayuntamientos tengan libertad, incondicional, para utilizar sus remanentes».

Seguidamente, el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, que ha celebrado que «se libere la Regla de Gasto», ha explicado que «entiende que el gobierno local solicite más seguridad jurídica al respeto», y ha valorado «el espíritu reivindicativo y de consenso a la hora de defender los intereses de València»; mientras que el portavoz de Vox, José Gosálbez, también ha afirmado que «su grupo no quiere que el gobierno central diga en València cuándo se puede gastar y en qué».

Por último, y en nombre del equipo de gobierno ha hablado la vicealcaldesa y concejala socialista, Sandra Gómez, quien ha aclarado que «los grupos que conforman el ejecutivo local siembro buscan espacios comunes para trabajar por València». Por esta razón, se ha mostrado «dolida, por el hecho que los grupos de la oposición solo quieran hablar de sus discrepancias».

Sandra Gómez, que ha reclamado que la Oposición «piense aquello que es mejor para València», ha concluido que «ahora es el momento de luchar para no se pierda más tiempo ni dinero, 5.000 millones de euros imprescindibles para el Ayuntamiento».

Por otra parte, el Pleno del Ayuntamiento, que se ha reunido hoy de forma extraordinaria, ha decidido, con la abstención de los grupos de la oposición, «cumplir en los presupuestos del próximo ejercicio el acuerdo marco para la recuperación y la reconstrucción de la ciudad de València en el contexto del Post Covid-19 para establecer una política fiscal que conjugue mantener los ingresos municipales para hacer frente no solo a los gastos habituales de la corporación local sino a las necesidades suplementarias surgidas por las consecuencias económicas y sociales de la pandemia».

PRESUPUESTOS EN EL MARCO DEL PLAN DE RECONSTRUCCIÓN«En este sentido, tal como ha explicado el concejal de Hacienda, Borja Sanjuán, el Ayuntamiento mantendrá la progresividad y atenderá la capacidad de pago de los sectores más afectados, y tenderá, por lo tanto, a la congelación de tipos tributarios y establecer bonificaciones sin afectar la estabilidad presupuestaría». «Todo esto, sin olvidar la necesidad de recursos públicos suficientes para mantener los servicios públicos de calidad y desarrollar políticas de impulso que tiendan a reactivar la economía local y hacer frente a la emergencia social, con especial atención a las ayudas para impulsar la ocupación y para las personas más vulnerables», ha añadido el edil.

Según la propuesta acordada, el Ayuntamiento también «continuará impulsando y ampliará las ayudas a pymes y autónomos con la vinculación al mantenimiento de la actividad y el impulso de la ocupación, destinando un mínimo de 2,5 del presupuesto municipal para la reactivación económica como respuesta a la COVID-19». Y además, manifestará su voluntad de replicar el acuerdo y los apoyos salidos bien en el acuerdo marco para la recuperación y la reconstrucción de la ciudad de València en los próximos presupuestos municipales»Con estas palabras, el concejal de Hacienda Borja Sanjuán ha argumentado la propuesta que se ha aprobado como alternativa a la exhortación de los populares y de la formación naranja que ha comenzado el debate para que «el Ayuntamiento adopte las medidas necesarias para modificar las vigentes Ordenanzas Fiscales con el fin de establecer una batería de ayudas e incentivos fiscales, para el próximo ejercicio 2021, dirigidos especialmente a los sectores productivos más afectados por la crisis social y económica».

En el turno de intervenciones, la edil popular Paula Llobet ha asegurado que «la situación económica actual, sin precedentes, reclama cambios en la presión fiscal y que la Administración se sitúe, inmediatamente, junto a las familias y las empresas». Y el concejal de Ciudadanos, Rafael Pardo, ha lamentado «la falta de empatía de las administraciones públicas con la ciudadanía y el sector económico», y ha instado soluciones «como por ejemplo bonificaciones fiscales, por justicia social y por necesidad»; mientras que el concejal de Vox, Vicente Montañés, que ha hecho repaso «de unos datos que muestran la lamentable situación de la ciudad de València», ha cuestionado «donde están las medidas aprobadas por la recuperación de la ciudad», y ha clamado «que se priorizan acciones».  

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre