Inicio Comunidad Valenciana Valencia EL AYUNTAMIENTO REVISARÁ EL PRESUPUESTO 2020 PARA ADECUARLO AL PLAN DE...

EL AYUNTAMIENTO REVISARÁ EL PRESUPUESTO 2020 PARA ADECUARLO AL PLAN DE RECONSTRUCCIÓN DE LA CIUDAD

0

El Pleno ha respaldado la reclamación al Estado de un Fondo para la prestación del Ingreso Mínimo Vital.

El Ayuntamiento Pleno se ha comprometido a revisar el Presupuesto Municipal 2020, que fue aprobado en su momento ye está actualmente en vigor, para adaptarlo a las necesidades y directrices derivadas del Plan de Reconstrucción de la ciudad por los efectos de la pandemia de COVID-19 y la crisis sanitaria, social y económica que ha ocasionado. El Plenario ha aprobado esta mañana la propuesta planteada por el Gobierno municipal, y que ha sido debatida durante la sesión.

La moción prevé que se pondrán replantear todos aquellos créditos presupuestarios no comprometidos mediante convenio, contratos o concesiones, así como los vinculados al mantenimiento de la actual plantilla de trabajadores municipales. Se elaborará un nuevo presupuesto “justificando la eliminación, creación y variación cuantitativa de las aplicaciones presupuestarias propuestas, en función de las competencias y objetivos de atención a los gastos generados por la crisis social y económica causada por la pandemia del COVID 19, así como de los planes de actuación y reconstrucción de la Corporación. En los términos y cuantías de 2020”.

Por lo tanto, se identificaran tanto objetivos como las unidades de decisión y ejecución; y las partidas obsoletas o prescindibles. Y además, se deberá prestar especial atención “al análisis y propuestas de incrementos de créditos financiadores de los principales servicios municipales, prestados mediante contratos y en proceso de renovación”. Finalmente, el acuerdo del Pleno establece que en el apartado de inversiones, “se tendrá especial atención a su sostenibilidad financiera mediante el estudio de su impacto sobre los capítulos 1 y 2”.

El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, ha defendido esta propuesta, como alternativa a la inicial de Ciudadanos, que planteaba literalmente “elaborar el presupuesto del 2021 con base 0 para así poder atener a la nueva realidad de los ciudadanos de Valencia tras la crisis del COVID-19 ya que el actual presupuesto está basado en experiencias pasadas y no contempla las necesidades futuras”. Tal como ha explicado Vilar, el Ayuntamiento “cuenta con la eficaz herramienta de la Contabilidad Analítica, que permite identificar con mayor certeza los centros de gastos”. El edil ha subrayado que los Presupuestos de Base 0 son “un concepto presupuestario, y es imposible realizarlo como tal en un ayuntamiento, dado que más del 80% del Presupuesto Municipal son gastos comprometidos”. “Parece algo muy atractivo pero choca con la realidad de su aplicación en la administración pública”.

El proponente, Fernando Giner ha aceptado la alternativa del delegado de Hacienda, con un matiz de exposición, y ha subrayado la importancia de “elaborar presupuestos de cara al medio y largo plazo, no a corto”. Ha añadido que “en estos momentos de crisis es necesario replantear la situación, hacer borrón y cuenta nueva, justificar y poner objetivos, que se apliquen las conclusiones de la Comisión de Reconstrucción”.

Por el contrario, ni PP ni Vox han respaldado la propuesta, y se han abstenido en la votación. Al término del debate ha tomado la palabra el interventor municipal, de manera extraordinaria, para recordar a la Corporación que la legislación determina que todo Presupuesto Municipal, en su elaboración, contenido y ejecución ha de adaptarse a los preceptos de la Ley de Haciendas Locales.

ALIANZA EUROPEA PARA LA RECUPERACIÓN VERDEDurante el debate plenario, se ha aprobado también la adhesión del Ayuntamiento de València al Manifiesto por una Alianza Europea para la Recuperación Verde (Green Recovery Alliance) después de la COVID-19; y el apoyo de la Corporación al Pacto Verde Europeo impulsado por la Comisión Europea, así como el mecanismo por una transición justa, y el reconocimiento de su necesidad como hoja de ruta para superar la crisis de la COVID-19. La moción señala también considerar este manifiesto en los planteamientos de gobierno del Ayuntamiento de València para la reconstrucción puesto COVID-19 de la Ciudad y para la Estrategia 2030 que está elaborando en estos momentos el equipo de gobierno.

El vicealcalde y delegado de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha calificado que estamos ante “un problema global y acuciante para la humanidad” y que “la pandemia nos ha dejado un nuevo paradigma que hace necesario reconfigurar nuestro modelo de desarrollo”. Tanto PP como Ciudadanos han respaldado esta moción, desde el convencimiento de que “es una oportunidad de crecimiento basado en la tecnología y la innovación y de que la sostenibilidad tiene que ver con el equilibrio ecológico pero también con la atención social y el desarrollo del empleo”, en palabras del portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner; y del “respaldo a la Alianza Europea para la recuperación verde, un momento excepcional que exige tomar decisiones acertadas porque van a condicionar la vida del futuro, y porque queda mucho por hacer”, según la concejala del PP Julia Climent. Únicamente Vox ha votado de nuevo en contra, y su concejal Vicente Montáñez, ha calificado la propuesta de “rollito progre-verde”.

LA GESTIÓN DEL INGRESO MÍNIMO VITALPreviamente, l Pleno Municipal ha aprobado una batería de propuestas, planteadas por el concejal de Hacienda, Ramón Vilar, sobre la gestión de los recursos propios transferidos de otras administraciones, y sobre la prestación de servicios de carácter social. El Pleno ha respaldado la moción con el apoyo del Gobierno Municipal y Ciudadanos, mientras que PP y Vox han votado en contra.

Las propuestas aprobadas son, entre otras: Solicitar al Gobierno de España con carácter urgente que apruebe un decreto de aplicación de del 80% restante de remanentes de superávit de 2019 al Presupuesto de 2020, flexibilizando la aplicación de esta a materias directamente relacionadas con gastos de choque contra la pandemia o ajustes a sectores económicos directamente afectados por la ella; que los plazos para las inversiones financieramente sostenibles financiadas con cargo al superávit de 2019 puedan declararse automáticamente como bianuales, pudiéndose ejecutar también en 2021; que se avance en la liquidación definitiva de la participación en los ingresos del estado del IVA de diciembre de 2017 incorporado a 2018 que el Ayuntamiento de València ha dejado de ingresar; y que los mayores gastos producidos por gastos directos para combatir la pandemia no computen en la elaboración del techo de gasto y por tanto, flexibilizar la regla de gasto.

También se plantea crear un nuevo fondo para aquellas entidades locales que se adhieran voluntariamente a los posibles convenios que se establezcan por el Ministerio de Seguridad Social para desarrollar parte de la prestación del Ingreso Mínimo Vital, de manera, que por parte del Estado se transfieran los fondos suficientes para compensar los sobrecostes producidos por dicha gestión.

Tal como ha explicado el concejal de Hacienda, “pedimos una dotación al Gobierno porque cada Ayuntamiento que quiera adherirse al convenio para gestionar parte de ese Ingreso Mínimo Vital tiene derecho contar con los medios y recursos de personal y software, espacios…”. El edil ha puesto en valor que “se trata de una prestación que ha sido aprobada en el Congreso de los Diputados sin ningún voto en contra”.

La portavoz del Partido Popular, María José Català, ha calificado la moción de “rodillo, que mezcla muchos temas y solo dedica cinco líneas al Ingreso Mínimo Vital”, y ha lamentado que el Gobierno municipal “no respalde una moción razonable solo porque la presenta el PP”. Por su parte, José Gosálbez (Vox) ha defendido que este tipo de ayudas “han de ser puntuales, con una coyuntura y tiempo concretos”, y que “ni un solo céntimo ha de salir de los presupuestos de las administraciones locales, sino del Estado”. El concejal Javier Copoví, de Ciudadanos, ha reforzado la idea de que “el Ingreso Mínimo Vital no ha de repercutir en los presupuestos municipales” y que por ello “hay que pedir recursos al Estado para que no afecte a nuestro sistema y los recursos municipales disminuyan”.

NECESIDADES BÁSICAS DE LAS PERSONAS VULNERABLESAsimismo, el Pleno ha ratificado con los votos favorables del equipo de gobierno y Ciudadanos, y las abstenciones del Partido Popular y Vox, “continuar desarrollando desde el Ayuntamiento de València las acciones sociales necesarias para garantizar la cobertura de las necesidades básicas de las personas en situación de vulnerabilidad de la ciudad de València”. Se trata, como ha recordado la concejala de Bienestar Social, Isabel Lozano, de las prestaciones económicas individualizadas, la Renta valenciana de Inclusión o el Ingreso Mínimo Vital, entre otras, ya que “dan autonomía y dignidad a las personas para que puedan gestionar sus propios recursos y decidan comprar como quieran, y no hacer las colas del hambre en el Banco de Alimentos”.

La propuesta se ha planteado como alternativa a la del Grupo Municipal Vox en la que el concejal Gosálbez reclamaba la concesión de una subvención al Banco de Alimentos a causa del “incremento de la demanda a causa de la COVID-19”. Gosálbez ha remarcado que “los valencianos están pidiendo auxilio y el gobierno municipal ha de resolver los problemas de los ciudadanos, cuidándolos y protegiéndolos”. Por su parte, Javier Copoví (Ciudadanos) ha reivindicado que “las actuaciones de emergencia han de ser reforzadas en la medida posible por las instituciones públicas con la implantación de medidas”; y Marta Torrado (Partido Popular) ha indicado que “hemos visto estos meses que los centros municipales de servicios sociales están desbordados y la atención ha dejado mucho que desear, necesitan ayuda, y el Banco de Alimentos podría dársela”.

Durante la sesión, se ha rechazado otra moción suscrita por José Gosálbez, portavoz del Grupo Vox, en la que demandaba el “cese y limpieza de todos los órganos políticos municipales de forma inmediata” por la vulneración de la Ley de Protección de Datos, en referencia a la Encuesta Fallera de 2017. El Gobierno ha rechazado la iniciativa, que sí había recibido el respaldo de Vox y Ciudadanos y la abstención del Partido Popular.   

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre