Inicio Comunidad Valenciana Valencia EL AYUNTAMIENTO QUIERE QUE LA DESEMBOCADURA DEL TÚRIA SE INCLUYA EN EL...

EL AYUNTAMIENTO QUIERE QUE LA DESEMBOCADURA DEL TÚRIA SE INCLUYA EN EL NUEVO PLAN DEL PARQUE NATURAL COMO «ÁREA OBJETIVO DE CONSERVACIÓN»

0
IMAGEN_1_073654.jpg

El vicealcalde, Sergi Campillo, ha informado este viernes sobre las alegaciones que la ciudad ha planteado a la Generalitat de cara a la modificación del Plan del Parque Natural del Túria.


La Junta de Gobierno Local ha aprobado este viernes dos nuevas alegaciones a la modificación del PORN (Plan de Ordenación de los Recursos Naturales) del Parc del Túria que está elaborando la Generalitat. La voluntad del Gobierno municipal es que el último tramo del cauce nuevo del río, la desembocadura, forme parte del Parque Natural y quede incluida en el Plan. Así lo ha explicado el vicealcalde, Sergi Campillo, junto a la vicealcaldesa, Sandra Gómez, en la rueda de prensa convocada tras la Junta de Gobierno.

El proyecto de modificación del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) del Parque Natural del Túria se halla actualmente en fase de exposición pública, y el Ayuntamiento ya había realizado tres alegaciones. El vicealcalde ha informado de las dos nuevas propuestas aprobadas hoy: la inclusión del tramo del cauce nuevo ocupado por el mar como Área Objetivo de Conservación, y una segunda alegación dirigida a dar a conocer al equipo técnico redactor del PORN el estudio de posibilidades sobre la renaturalización del nuevo cauce, realizado por el Ayuntamiento.

Respecto a la desembocadura del río, la zona propuesta como Área Objetivo de Conservación tiene una superficie de 50,5 hectáreas, un perímetro 7.229 metros, una longitud de 3.195 metros en el margen izquierdo 3.472 en el margen derecho, y una anchura que varía entre los 135 y 170 metros. En su momento se rechazó que todo el cauce nuevo formara parte del Parc Natural del Túria dado que aún no es un espacio natural, «pero el último tramo sí es un espacio muy interesante –ha explicado Sergi Campillo- porque el mar entra dentro y se ha naturalizado de manera espontánea, con una concentración importante de aves marinas y acuáticas, y una comunidad de peces que vive en este punto porque está más resguardado; es decir, que de manera autónoma se ha generado una zona natural». Dado que todo el nuevo cauce no puede formar parte del Parc Natural «porque todavía hay que hacer el proyecto de renaturalización, sí queremos que, al menos este tramo, que está permanentemente inundado y en el que incluso mucha gente pesca, que sea Zona Objetivo de Conservación», ha afirmado el vicealcalde.

UNA CIUDAD CON DOS PARQUES NATURALESAdemás, de esta manera València «aparte de recuperar ese río que perdimos tras la riada del 57, incluiría en su término dos parques naturales, el del Túria y el de l’Albufera», ha explicado Campillo, ya que actualmente un 40% del término municipal es Parque Natural (l’Albufera), «lo que constituye un caso muy atípico en toda Europa al tratarse de una gran ciudad que tiene un porcentaje tan importante de Parque Natural en su término; y ahora podríamos continuar siendo una ciudad líder en conexión con la naturaleza si una parte se integra en el Parque Natural del Túria que actualmente acaba justamente en el límite de València con Mislata», ha explicado el vicealcalde y delegado de Ecología Urbana.

El borrador de proyecto de PORN del parque natural del Túria incluye una ampliación del ámbito territorial del parque natural dentro del término municipal de València. El Ayuntamiento propone que se incluyan también dentro del ámbito territorial del Plan el tramo superior del trazado natural del río Turia (el antiguo cauce) sito junto al Parque de Cabecera, y la actual huerta de Campanar. «Esta propuesta representa un paso adelante hacia la sostenibilidad y mejora la protección del patrimonio natural y la cultura tradicional, que ha sufrido un importante retroceso durante el pasado siglo, y que debe tratar de recuperarse en la medida que sea posible», ha argumentado Sergi Campillo. El vicealcalde ha concluido señalando la «deuda importantísima que tenemos con las poblaciones del Sur de la ciudad, como Castellar-Oliveral y otros municipios que también sufrieron la solución del Plan Sur, como Quart de Poblet, Mislata o Xirivella, que quedó partida por la mitad».

LA MURALLA ISLÁMICACampillo ha anunciado también que se ha licitado la ejecución de las obras de excavación, restauración y puesta en valor de la Muralla Islámica de València (tramo plaza del Ángel), que forman parte del Plan Especial de Apoyo a la Inversión Productiva en municipios de la Comunidad Valenciana. El proyecto tiene un presupuesto de 2,7 millones de euros, y la empresa licitadora es la UTE (Unión temporal de empresas) CIR Proyectos y Obras SL International Services of Construction Uramid SL.«Se trata del último paso que nos permitirá la recuperación definitiva del tramo de la muralla islámica y de la torre de la plaza del Ángel, una de las unidades del plan de la muralla del siglo XI de Carme, pendiente desde 2006, situada entre la calle de la Cruz y las plazas del Ángel y los Navarro», ha explicado el vicealcalde. «El proyecto es una propuesta de intervención interior y exterior, que dotará el barrio de una equipación cultural pública con continuidad en el futuro, a la vez que recupera y pone en valor uno de los elementos patrimoniales más reclamados durante décadas por la ciudadanía».

LA REMODELACIÓN DE LA PLAZA DE LA REINADurante su encuentro con los medios de comunicación, el vicealcalde ha anunciado también que el Ayuntamiento puede ya «iniciar las obras de remodelación de la plaza de la Reina, después de que el Tribunal de Recursos Contractuales, dependiente del Ministerio de Hacienda, haya desbloqueado el concurso de las obras, paralizado temporalmente por los recursos de algunas empresas aspirantes, y que finalmente han sido rechazados». Las obras se adjudicarán, previsiblemente, a la UTE Edifesa-Collosa por 10,7 millones de euros, como estaba previsto, al ser la que mayor puntuación ha obtenido en la licitación.

Campillo ha manifestado la satisfacción del Gobierno municipal por esta decisión judicial, que «permitirá recuperar un espacio público de gran valor patrimonial y sentimental, y un lugar emblemático de nuestra ciudad». Como es conocido, las obras se desarrollarán sobre una superficie total de 11.855 m² de plaza y 8.934 m² de aparcamiento». Tal como ha recordado el vicealcalde, el diseño de la nueva plaza «supone soterrar contenedores y generar lugares de juegos infantiles; también contará con un bosque urbano en la zona en la que actualmente se sitúa la entrada del aparcamiento, lo que permitirá llenar la plaza de zonas verdes y convertirla en un entorno más amable y saludable».

Finalmente, la Junta de Gobierno ha acordado también presentar una solicitud la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica para la convocatoria de ayudas a proyectos de lucha contra el cambio climático 2020. El proyecto que presenta el Ayuntamiento es la actuación de mejora de eficiencia energética de la instalación de alumbrado exterior de la Zona Norte de la ciudad, que se realizó el mandato pasado y por el que se sustituyeron las luminarias viales obsoletas por lámparas de halogenuros metálicos de quemador cerámico en luminarias de alto rendimiento. La actuación tuvo un coste de 1,5 millones de euros, y la instalación permite un ahorro anual de 176.000 eurosEn este sentido, cabe recordar que la delegada de Gestión de Recursos, Luisa Notario, informaba días atrás de la contratación de los trabajos de mejora de la eficiencia energética del alumbrado público de los distritos Russafa, Massarrojos y Ciutat Vella II, que ha sido aprobada hoy por la Junta, y cuyo presupuesto asciende a 899.966 euros. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre