Inicio Comunidad Valenciana Valencia CONTINÚA LA BÚSQUEDA DE RESTOS DE LAS ÉPOCAS VISIGODA Y ROMANA...

CONTINÚA LA BÚSQUEDA DE RESTOS DE LAS ÉPOCAS VISIGODA Y ROMANA EN SANT VICENT DE LA ROQUETA

0

Sandra Gómez advierte que “una de las prioridades es que este lugar sea accesible a todos los valencianos y las valencianas”.


La vicealcaldesa de València y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, acompañada por el diputado Vicent Sarriá, ha visitado esta mañana el monasterio de Sant Vicent de la Roqueta, en la calle San Vicente Mártir, donde se está llevando a cabo una intervención arqueológica gestionada por el servicio de Proyectos Urbanos del Ajuntament de València y que para Gómez “es una de las mayores joyas históricas que tenemos en nuestra ciudad”.“Es una alegría ver el trabajo que se está realizando en San Vicent de la Roqueta, que está demostrando con todo ese trabajo arqueológico que es una de las mayores joyas históricas que tenemos en nuestra ciudad”, ha manifestado la vicealcaldesa Sandra Gómez. “Habla de nuestro origen y evolución, de la identidad de los valencianos y las valencianas, y a que es un lugar que recoge toda la historia desde la época cristiana pasando por la islámica hasta nuestros días”, ha añadido Gómez.“Es un espacio que en la visita de hoy hemos hablado que nos van a hacer una propuesta de usos”, ha explicado la concejala de Desarrollo Urbano, quien ha adelantado que una de las prioridades es “que toda la historia que está revelando este lugar sea accesible a todos los valencianos y las valencianas”. En este sentido, Gómez ha señalado que “la planta baja podamos dejarla para explorar e interpretar nuestra historia y obviamente también, que es un tema que genera expectación, qué uso dinámico podemos darle a la ciudad porque la parte de arriba tiene centenares de metros de uso público que creemos que son muy interesantes para aprovechar y explotar”.

Esta intervención se adjudicó en julio de 2019 por 406.484,24€ (IVA incluido) y un plazo de ejecución de 8 meses. El objeto del proyecto de intervención arqueológica “está centrado en la excavación de aquellas zonas que, según la información obtenida en las intervenciones realizadas desde 1985, pudieran aportar nuevos datos para completar el conocimiento sobre la evolución histórica y arquitectónica del monasterio y de su entorno desde época romana a la actualidad”.

La excavación comenzó el día 14 de octubre de 2019. De las 21 catas proyectadas se han abierto y excavado hasta la fecha un total de 11, lo que supone el 50% de la superficie prevista inicialmente, “todas ellas con resultados especialmente significativos”. Hasta la fecha no se ha documentado ningún nivel de ocupación anterior a época islámica y se va a continuar la búsqueda de posibles restos de época visigoda y romana en el área en la que apareció, en 1985, el sarcófago de plomo datado en los siglos IV y V. Según los informes técnicos elaborados “no es factible, a la vista de los hallazgos, la recuperación de restos relacionados con Sant Vicent o con una basílica constantiniana”.

RESTOS DE UNA IGLESIA FORTIFICADA ANTERIORDe acuerdo con el informe acerca del “Estado actual del proyecto de intervención arqueológica en el monasterio de Sant Vicent de la Roqueta”, que esta mañana han visitado Sandra Gómez y Vicent Sarrià, anterior responsable municipal de Urbanismo, “los primeros restos conservados de arquitectura monumental pueden datarse en época del rey Jaume I y parecen corresponder a una iglesia fortificada anterior a la de la portada tardo románica con las escenas de Sant Vicent”.

Los informes técnicos apuntan igualmente que los restos del primer monasterio asociado a la iglesia con la portada de Sant Vicent están datados a finales del siglo XIII, y que “en el ámbito del claustro se han identificado cinco fases constructivas datadas entre los siglos XIII y XIX”. “La intervención arqueológica ha permitido identificar diversas estancias del antiguo monasterio y se han recuperado diversos objetos muebles de especial interés: elementos arquitectónicos, cerámicas de mesa, ladrillos, monedas, etc”.

Las catas pendientes permitirán excavar espacios situados junto a la iglesia, en la zona donde apareció el enterramiento de época romana y en el área ocupada por la capilla y torre campanario, así como en el ámbito del presbiterio demolido en 1837 donde se encontraba el Altar Mayor. El estudio e interpretación de los datos obtenidos, una vez finalizada esta intervención arqueológica, “serán de gran importancia para la interpretación de este singular Monasterio vinculado por la tradición con el martirio y el lugar donde recibió sepultura San Vicente Mártir”. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre