Inicio Comunidad Valenciana Una encuesta de la Generalitat muestra que la mayoría de la población...

Una encuesta de la Generalitat muestra que la mayoría de la población está satisfecha con su vivienda y puede afrontar con garantías el confinamiento

0

– La Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática evalúa el impacto del confinamiento en la vida doméstica – De las 2.500 personas encuestadas, solo el 13 % considera no estar satisfechas con sus viviendas La Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, a través de la Dirección General de Innovación Ecológica en la Construcción y el Instituto Valenciano de la Edificación (IVE), lanzaba el pasado 9 de abril una encuesta para el conjunto de la Comunitat Valenciana con el fin de evaluar el impacto que está teniendo el confinamiento en la vida doméstica. Una de las primeras conclusiones que pueden extraerse es que la vivienda, refugio en tiempos de la COVID-19, está en el centro de las preocupaciones de la población, como indica el elevado nivel de participación. En ese sentido, casi 2.500 personas han realizado voluntariamente esta encuesta en todo el territorio de la Comunitat, aunque con una significativa mayoría concentrada en las áreas urbanas más pobladas. En su conjunto, la vivienda tipo en la que se está pasando el confinamiento la mayoría de la población encuestada tiene por encima de 75 metros cuadrados, se construyó o reformó en los últimos 40 años y es de propiedad. A la vista de la encuesta, hay que destacar que el confinamiento no ha menguado la satisfacción con las viviendas. La directora del IVE, Begoña Serrano, ha señalado que «los primeros resultados apuntan a que una mayoría de personas están satisfechas con la forma en la que están pasando el confinamiento en sus viviendas». Apenas el 13 % de las personas encuestadas consideran que ha empeorado pese que, por ejemplo, la mayoría no tengan terraza, patio o jardín, elementos que dada la situación cabría esperar prioritarios. Son, en cambio, los balcones, prolongación del espacio doméstico del que disponen tres cuartas partes de las viviendas, quienes han suplido esta necesidad de espacio exterior. Confort y conectividad De hecho, se consideran más importantes a raíz del confinamiento cuestiones relativas al confort (buen aislamiento térmico y acústico, espacios al aire libre y buena orientación) y a la conectividad (disponer de conexión a internet) y, pese a que la población encuestada sea mayormente urbana, cuestiones como la domótica o la posibilidad de vivir fuera de la ciudad apenas han cosechado interés. No es de extrañar, por todo ello, que la demanda de reformas en la vivienda no alcance el 25 % de las personas encuestadas, aunque esto no es aplicable por igual entre todas: esta demanda es significativamente mayor en aquellas que viven en una vivienda de alquiler, señalando un reto del que la Generalitat ya se había hecho eco. Lo cierto es que las viviendas, por lo general, han sido capaces de adaptarse a esta nueva situación excepcional y transitoria. Hay tantas personas que han adaptado los espacios domésticos como las que no y, en general, pueden tomarse las medidas higiénicas de precaución en la mayoría de viviendas. La excepción se encontraría en el 25 % de viviendas que no disponen de un baño para uso exclusivo de la persona afectada por COVID-19. En definitiva, la población encuestada está mayormente satisfecha con su vivienda y puede afrontar con ciertas garantías el confinamiento, pese a ciertas deficiencias que serán objeto de estudio pormenorizado. En palabras de Nuria Matarredona, «los datos indican que el confinamiento incide especialmente en determinados colectivos» como las personas mayores o aquellas que habitan en viviendas que no reúnen las condiciones mínimas de habitabilidad o que incluso no disponen de vivienda donde confinarse. «La vivienda ha de ser el refugio de todas las personas y poder garantizarlo es nuestro mayor empeño en la Generalitat», ha añadido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre