Inicio Comunidad Valenciana Puig garantiza a Cs que no habrá subida de impuestos para las...

Puig garantiza a Cs que no habrá subida de impuestos para las clases medias y bajas en la C.Valenciana

0

Cs celebra los acuerdos en presupuestos y exige una rebaja fiscal para que los trabajadores tengan 217 euros más al año

VALENCIA, 26 (EUROPA PRESS)

El presidente valenciano, Ximo Puig, ha garantizado este jueves al líder de Cs, Toni Cantó, que los presupuestos de la Generalitat para 2021 no incluirán una subida de impuestos para las clases medias y bajas, sino medidas fiscales para que los más ricos paguen más y deducciones para afectados por ERTE, donaciones relacionadas con la pandemia, nuevas cooperativas, víctimas de violencia machista o familias monoparentales.

Así lo ha defendido el también líder socialista en la sesión de control en Les Corts, a unas horas de que acabe el plazo para presentar enmiendas a las cuentas y a una semana de que se debatan en comisión las ya registradas para la ley de medidas fiscales o acompañamiento a los presupuestos.

El paquete que ha destacado está incluido en un acuerdo de los grupos del tripartito del Botànic (PSPV, Compromís y Unides Podem) para avanzar en la reforma fiscal iniciada en 2017 «gracias a la que más de 1,5 millones de valencianos pagan menos impuestos».

Puig ha prometido que las medidas de 2021 irán en la misma dirección y ha replicado a Cantó que «este Consell no ha cambiado de opinión». «El compromiso sigue siendo el mismo: progresividad fiscal, sostenibilidad e igualdad de oportunidades», ha afirmado ante la pregunta de «quién dicta la política fiscal en la Generalitat».

Aunque ha reconocido que hay diferencias como en cualquier gobierno, ha rechazado las críticas del síndic ‘naranja’ de que haya «triunfado la tesis de Compromís y Unides Podem» y de que la Generalitat cambie su política fiscal cuando «dijeron que no iban a subir impuestos y Vicent Soler –conseller socialista de Hacienda– apelaba al rigor para retrasar la reforma fiscal».

Lo que está claro, ha reivindicado Puig, es que la reforma fiscal «debe ser un acuerdo no solo del gobierno, sino casi generalizado». «Siempre que hemos dialogado el apoyo de Cs a los presupuestos he dicho que no se debían subir los impuestos a las clases medias y trabajadoras, y eso no va a pasar», ha insistido sobre sus negociaciones con Cantó.

En todo caso, ha vuelto a agradecer las propuestas de Ciudadanos porque en el Consell están «abiertos a todas las aportaciones colectivas». «Este es un gobierno con mayoría absoluta que es capaz de dialogar, en otros sitios es más complicado», ha aseverado comprometiéndose a mejorar los presupuestos todo lo posible.

Según sus cálculos, el impacto conjunto de las medidas fiscales de 2021 alcanzaría los 44 millones, el 0,17% del presupuesto, y afectaría a «un porcentaje muy marginal de contribuyentes». Por ejemplo, pagarían más el tramo del IRPF alrededor de «5.000, solo el 0,2%», y «poco más de cien personas» en el aumento del impuesto de patrimonio para los que tienen una base liquidable superior a 10,7 millones.

En cambio, Cantó ha replicado que las cifras que maneja Cs son otras, una recaudación estimada en 23 millones con la que «no se consigue que la crisis la paguen los poderosos como dicen de forma infantil sus socios». «Solo han defendido esa reforma fiscal para apartar a Ciudadanos, es una traición al espíritu del pacto de reconstrucción», ha atacado a Compromís y UP.

Ha vuelto a exigir que la ley de acompañamiento incluya una bajada de los impuestos para las clases medias, en los tramos por debajo de 50.000 euros, para que «cada valenciano vea aliviada su carga fiscal en 217 euros anuales» como en Andalucía o Madrid donde gobierna Cs con el PP.

CANTÓ, ORGULLOSO CON LAS MEDIDAS PACTADAS CON EL BOTÀNIC

El síndic ‘naranja’ sí se ha mostrado «muy orgulloso» de las medidas acordadas con el Botànic para el presupuesto, como la contratación de 500 enfermeras y 250 médicos o la creación de 2.000 plazas en las residencias de mayores, junto a la incorporación de mil auxiliares.

También ha destacado la puesta en marcha de laboratorios móviles para realizar test con la colaboración del Gobierno, un millón para mejorar la FP dual y otro millón en un bono para las academias de inglés, la reactivación del programa ‘Bono Viatge CV’ con dos millones, ocho millones eb ayudas para la hostelería o el ocio nocturno e infantil, 3,5 millones en un bono de comercio o un fondo Covid de alrededor de 80 millones para autónomos y sectores afectados.

Otras medidas pactadas que ha celebrado son que «los puertos se podrán quedar con el 40% de la riqueza que generan» para invertirlos en sus infraestructuras, que la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) tendrá el doble de presupuesto hasta 50 millones o que «por primera vez, la AIReF realizará una auditoría de la Generalitat para localizar el gasto ineficiente de la administración».

Y dirigiéndose al PP, Toni Cantó se ha mostrado convencido de que los presupuestos serían mejores si los hubieran apoyado en lugar de presentar una enmienda a la totalidad como Vox.

«AQUÍ NO HAY UNA FÁBRICA DE HACER DINERO»

Por otro lado, en su réplica a Vox y a su crítica de «por qué gobiernan en contra de los intereses de los valencianos», Ximo Puig ha recalcado que «esa no es la opinión ni de los valencianos ni de este gobierno». Ha rechazado que presenten un escenario «apocalíptico» y más lejos de la realidad de lo que pensaba que estaban.

«Afortunadamente, en la Comunitat tenemos un tejido económico y empresarial resiliente», ha rebatido frente a las quejas de falta de ayudas, y ha puesto como ejemplo que las exportaciones valencianas solo se hayan reducido un 5% en 2020, «muy por debajo de la media nacional».

El ‘president’ se ha preguntado así si es una broma que Vox exija una bajada de impuestos y «dar ayudas a todo el mundo», poniendo como ejemplo el aumento de 94 millones en la Renta Valenciana de Inclusión que «va a continuar para que nadie se quede al margen». «Aquí no tenemos una fábrica de hacer dinero», ha remachado.