Inicio Comunidad Valenciana Oltra presenta un presupuesto que refuerza la red residencial y la atención...

Oltra presenta un presupuesto que refuerza la red residencial y la atención domiciliaria para luchar contra la COVID-19

0

– Las políticas de atención a personas mayores crecen un 22,5%, y un 26,5% las de promoción de la autonomía y atención a la dependencia – Las cuentas contemplan 41 millones de euros para construir y mejorar centros y un refuerzo de las plantillas de las residencias públicas La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha presentado en Les Corts los presupuestos de su departamento para 2021, que suponen un incremento de alrededor del 20% que permitirá, entre otras cuestiones, reforzar la red residencial e impulsar la atención domiciliaria como recetas para luchar contra la COVID-19. Oltra ha comparecido en la Comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda, donde ha informado de las cuentas de su Conselleria para 2021, que ascienden a 1.921,4 millones de euros, una cantidad que crecerá hasta los 1.942,4 millones en el primer trimestre del año tras el compromiso de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico de incrementar la cifra inicial. La vicepresidenta ha iniciado su comparecencia recordando a las 1.883 valencianas y valencianos que han fallecido como consecuencia de la COVID-19, en especial a aquellas personas que murieron en las residencias de la Comunitat, y ha defendido que, para poder superar esta pandemia, se requiere «más protección social y fortalecimiento de los servicios públicos». Entre las partidas que registran un mayor crecimiento este año próximo, se encuentran la destinada a la promoción de la autonomía personal y a la atención a las personas en situación de dependencia, que aumenta un 26,5 por ciento, y la que tiene como objetivo el desarrollo de políticas de atención a personas mayores y envejecimiento activo, y que se incrementa en un 22,5 por ciento. Avance en la desinstitucionalización Oltra ha recordado que, desde su llegada al Gobierno valenciano, la lucha por la desinstitucionalización y la promoción de la autonomía personal ha sido una prioridad, y así se ha referido a la puesta en marcha del programa ‘CuideM’, que busca profundizar en una atención domiciliaria «integral, multidisciplinar, comunitaria y moderna». Con este objetivo, el presupuesto destinado a este fin ha pasado de 6,4 millones de euros en 2015 a los 25,4 millones de euros que contemplan las cuentas de 2021, lo que supone haber multiplicado casi por cuatro la partida para la atención domiciliaria, algo que permitirá este año próximo «dar respuesta a las necesidades de la COVID-19», ha concluido. A esta cuantía hay que sumar los 4,7 millones de euros para los programas ‘Menjar a casa’ y ‘Major a casa’, y los 2 millones de euros que se destinan a la subvención de ayudas para la autonomía personal de personas mayores o con diversidad funcional, y que posibilitarán la adaptación de sus casas a sus necesidades. Aumento en la dependencia La vicepresidenta ha anunciado durante su intervención que, por primera vez en la historia, se han superado las 100.000 personas beneficiarias del sistema de dependencia en la Comunitat Valenciana, lo que ha supuesto multiplicar por 2,4 las personas que están dentro del sistema y dividir por tres la lista de espera. Con el objetivo de seguir avanzando en esta línea, el presupuesto de 2021 recoge un aumento del 6% de la partida para la atención de la dependencia, lo que supone «un doble esfuerzo, ya que el Gobierno de España no ha financiado hasta ahora el 50 por ciento que le correspondía», y ha añadido que seguirán reivindicando esta cuantía, porque el 22 por ciento prometido por el Ejecutivo central este año sigue siendo, en su opinión, insuficiente. Oltra ha señalado dentro de estas políticas de promoción de la desinstitucionalización, la apertura de nuevas plazas en los centros de día, de las que 1.091 serán en el ámbito de personas mayores, lo que representa un 48,4 por ciento más que el año pasado, y ha destacado la puesta en marcha de los primeros centros pilotos nocturnos. Los centros de Alojamiento Familiar Temporal de Estancias Reducidas tendrán como objetivo «facilitar la conciliación puntual y evitar la institucionalización permanente», y ha añadido que, para aquellas personas que necesiten o deseen ingresar en un centro residencial, la Conselleria seguirá trabajando en el desarrollo de una red «basada en la proximidad y la creación de espacios de convivencia». Se trata de «un modelo que se ha demostrado más efectivo en la lucha contra la COVID-19 y que, en el caso de las personas mayores, en 2021 incrementa un 6 por ciento las plazas sostenidas con fondos públicos, un 5 por ciento en el caso de la diversidad funcional, un 1,4 por ciento en el de la infancia y la adolescencia, y un 28,4 en el de atención a mujeres», ha afirmado. Plan de Infraestructuras En este sentido, ha resaltado que el presupuesto de este año cuenta con 41 millones de euros para iniciar el Plan Valenciano de Infraestructuras de Servicios Sociales, que ejecutará en colaboración con las diputaciones y los ayuntamientos, con el objetivo de lograr «la equidad territorial y la atención a las personas más vulnerables» Oltra ha anunciado que, en el marco de este plan, se arrancarán los proyectos de sendas residencias públicas para personas mayores en Castelló de la Plana y València, la reforma integral de los centros de Aldaia, Elda o Borriana o el inicio de una nueva infraestructura de atención a la salud mental en Dénia, que incluye un CEEM y un CRIS. Asimismo, se contempla una línea de 5 millones de euros «para mejorar, humanizar y adaptar a las necesidades de COVID-19 los espacios de los servicios sociales municipales» y la puesta en marcha de un acuerdo marco de suministro de material de prevención y protección que servirá para «estabilizar y mejorar los envíos periódicos a los centros». En este ámbito de lucha contra la pandemia, la vicepresidenta también ha anunciado que este año próximo se mejorarán las ratios de las residencias públicas de personas mayores, con la contratación de 109 profesionales técnicos en atención a personas en situación de dependencia, lo que implica «una subida del 20% de las plantillas de atención directa». Oltra ha recordado que en 2021 se realizará una equiparación salarial del personal sociosanitario de las residencias y centros públicos al personal de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública y ha añadido que también se homologarán las ratios profesionales de los centros del Instituto Valenciano de Atención Socio-Sanitario (IVASS). El IVASS aumenta un 43 por ciento su presupuesto, lo que permitirá la puesta en marcha de nuevos centros como la residencia de diversidad funcional y centro de día inclusivo de Paterna, un nuevo módulo para personas con problemas de salud mental en Bétera y sendos centros de día para personas mayores en Monòver y Betxí, entre otros. Potenciar políticas sociales La vicepresidenta ha manifestado que los Presupuestos de la Conselleria para 2021 están pensados para «garantizar la universalidad de las políticas sociales, potenciar una agenda ecofeminista basada en la economía de las tres ‘C’: criar, cuidar y curar, luchar contra las desigualdades y la pobreza, y el reconocimiento de la diversidad». En este sentido, se ha referido a los 255 millones de euros consignados para la renta valenciana de inclusión, que en la actualidad ya cuenta con 59.540 personas destinatarias, y que sitúa a la Comunitat Valenciana como la tercera de España con un importe de la prestación mensual más elevado, con una ayuda media de 630 euros mensuales frente a los 486 del Estado. La partida inicial «se ampliará tantas veces como sea necesario para hacer frente a la emergencia social y combatir las desigualdades mientras cambiamos el modelo socioeconómico actual», ha manifestado Oltra, quien también ha anunciado que el programa Jove Oportunitat del IVAJ para motivar y orientar a los y las jóvenes que han dejado sus estudios, incrementa un 50% su presupuesto. En el ámbito de la juventud, el IVAJ contará con un presupuesto de 28,5 millones de euros que se destinará, entre otras cuestiones, a la contratación de 303 profesionales para reforzar la que será «la red de profesionales de juventud más importante del Estado, y que, como novedad, incorpora la figura de coordinación de salud emocional, con 9 profesionales de psicología, para paliar las consecuencias comunitarias y sociales de la COVID-19». Por otra parte, para la población en general se prevé la creación de un servicio comunitario de atención a la diversidad funcional y a la salud mental en las poblaciones de más de 20.000 habitantes, en cumplimiento de la ley de Servicios Sociales Inclusivos, y que supone una inversión de 5,8 millones de euros que permitirán la contratación de 370 profesionales. Refuerzo de los servicios sociales municipales La vicepresidenta ha explicado que, entre la atención primaria básica y la específica, la Conselleria destinará 150,4 millones de euros a los ayuntamientos para la contratación de personal, lo que refleja la apuesta «por el municipalismo» a través de «una nueva fórmula como el contrato-programa, que permitirá dotar de mayor estabilidad y desburocratizar la contratación de más de 3.800 personas por parte de las entidades locales». Esta mejora de la financiación a los ayuntamientos ayudará a seguir reduciendo la ratio en la atención primaria, que era de un profesional por cada 12.743 habitantes en 2015, y al finalizar los 2021 será de un profesional por cada 1.561 habitantes, gracias a la inyección de 104,5 millones de euros prevista para este año próximo. Violencia machista El presupuesto para la lucha contra la violencia machista, asciende a 22,7 millones de euros, «casi el doble de los 12 millones de euros que se comprometieron con el movimiento feminista» cuando se puso en marcha el Pacte Valencià contra la Violència de Gènere i Masclista. En este ámbito la vicepresidenta ha resaltado los 100.000 euros se destinan a la puesta en marcha de una nueva modalidad de ayudas de emergencia para hacer frente a los gastos de sepelio y repatriación de las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, la deducción en el IRPF autonómico para el acceso a la vivienda que tienen estas mujeres y el incremento de la renta valenciana de inclusión en 300 euros para mujeres prostituidas, con el objetivo de facilitar su salida de esta situación. Asimismo, se ampliarán en 500.000 euros el concierto social para atender las necesidades específicas de las víctimas de trata o explotación sexual. Por otra parte, las oficinas Orienta de atención al colectivo LGTBI verán incrementado su presupuesto en un 25%, como también crece en un 31,4% el programa Kumpania para la inclusión educativa de la infancia y adolescencia gitana, que recibe 4 millones de euros para incrementar plazas y crear dos nuevas tipologías. En el ámbito de la infancia, el presupuesto de 2021 también permitirá abrir 72 nuevas plazas en dos centros de día para la Zona Norte de Alicante, y seguir ampliando la red de centros de atención temprana, que en 2021 podrán atender a 270 nuevos niños y niñas, y que contará con el primer centro de gestión pública, que se abrirá en la ciudad de València. La vicepresidenta ha concluido que con este presupuesto «se continúa la etapa comenzada en 2015 con la llegada del Botànic, centrado en rescatar personas, en transformar la sociedad para poner la vida en el centro», y ha añadido que asimismo «se adapta a los aprendizajes y circunstancias de esta crisis».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre