Inicio Comunidad Valenciana Mazón critica que la postura del Botànic frente al Tajo-Segura es “blanda,...

Mazón critica que la postura del Botànic frente al Tajo-Segura es “blanda, timorata y demagógica”

0

Si es presidente, aplicará su propuesta de reforma fiscal en el primer presupuesto

VALÈNCIA, 26 (EUROPA PRESS)

El presidente del PPCV, Carlos Mazón, ha criticado que la postura del Gobierno del Botànic frente al Trasvase Tajo-Segura es “blanda, tiorata y demagógica” y ha reprochado al president, Ximo Puig, su postura frente esta infraestructura.

“Como tiene los jefes de su partido en Madrid y no se puede rebelar contra ellos, los días pares dice que el trasvase habría que cuidarlo y los impares, se calla”, le ha afeado Mazón a Puig en una entrevista con Europa Press.

El líder de los ‘populares’ valencianos también ha reprimido a Compromís, que “hace tres o cuatro años no era trasvasista y ahora cualquiera pensaría que está razonando”. “Hay responsables de Compromís que antes no eran trasvasistas y en cambio ahora se lo están repensando”, ha apostillado.

También ha considerado “muy lamentable” que la vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, “para proteger el medio ambiente” esté “propugnando que nos quedemos sin 40 millones de árboles entre Alicante, Murcia y Almería”.

“Al final, en vez de tener la huerta de Europa acabaremos teniendo el primer desierto de Europa”, ha aseverado, y ha indicado que con esta postura, el Gobierno está “acelerando el detrimento ecológico en vez de favoreciendo la transición ecológica”.

En este sentido, Mazón ha indicado que el argumento medioambiental “acompaña” a sus reivindicaciones y ha defendido que la Diputación de Alicante –de la que es presidente– “está reclamando cada trimestre contra la arbitrariedad” del Ministerio. A su juicio, el Gobierno central “lleva dos años en los que trimestralmente va reduciendo la cantidad trasvasada” de manera “abritraria, política y en contra de lo que dicen los términos”.

REFORMA FISCAL

Respecto a su propuesta de reforma fiscal, ha asegurado que si es elegido presidente, la pondrá en marcha en el primer presupuesto que pueda elaborar. Además, ha defendido el aumento de la recaudación con su bajada de impuestos: “Cuál es la predisiposición económica que demuestra que bajando los impuestos se recauda menos”, se ha preguntado.

Para Mazón, esta idea parte de un “prejuicio del intervencionismo comunista de que con menos impuestos se recauda menos” y “esto no es así”. Así, ha indicado que su reforma “dirigida hacia la economía productiva y hacia el crecimiento” puede acabar generando “más de 70.000 puestos de trabajo” en menos de un año.

“Eso significa que 70.000 personas pasarán de no cotizar, es decir, de chupar de la caja común, de la contribución común, a aportar”, ha manifestado. También ha remarcado que su proyecto incentivará las transacciones comerciales.

En este sentido, ha considerado que con las previsiones actuales de crecimiento para la economía valenciana de hasta el seis por ciento del PIB, “sería imperdonable” no bajar la presión fiscal. “Hay rentas bajas que pagan mucho en la Comunitat Valenciana, más que en Madrid y en cualquier otra autonomía”, ha aseverado.

Mazón también ha insistido en su idea de la “solidaridad fiscal”, pero ha rechazado diferenciar “entre ricos y pobres”. “Eso es un axioma antiguo de la izquierda”, ha afirmado, y lo ha calificado de “segregacionismo”. “Yo lo que quiero es una revolución fiscal para todos”, ha aseverado.

“PAZ LINGÜÍSTICA”

Por otra parte, preguntado respecto a la lengua, Mazón ha defendido que busca la “paz lingüística”, y ha pedido al “tripartito nacionalista” que “deje de agitar y batallar con la lengua”. Así, se ha mostrado “harto de la guerra lingüística, del modelo catalán y de la falta de libertad de los padres que Compromís, Unides Podem y el PSPV quieren importar a la Comunitat Valenciana”.

También, sobre su reunión con la Real Academia de Cultura Valenciana (RACV) ha señalado que le encanta “reunirse con todo el mundo” y que no tiene “ningún tipo de prejuicio”. “Me encanta recibir a todo el mundo y creo en la libertad lingüística”, ha indicado.